Presupuesto escolar es aprobado en Tercer Referendo

APUNTES DE WILLIMANTIC

El presupuesto escolar de Windham de 42.7 millones de dólares fue aprobado el pasado 27 de septiembre por tan solo 44 votos. La votación fue de 927 a favor y 883 votos en contra. Solo un 13% de los votantes se dio cita a las urnas de votación.
En los dos pasados referendos el presupuesto fue rechazado por los votantes. Luego de la primera ronda en mayo, la Junta de Finanzas cortó $400,000 del presupuesto. Luego, el presupuesto fue rechazado en junio, lo que llevó a Steven Adamowski a reducir otros $300,000. Las dos veces anteriores el presupuesto fue rechazado en su mayoría por los residentes de Windham, aun cuando los residentes tienen la mayoría de los electores. Willimantic siempre ha votado a favor, pero los votantes que se acercan a las urnas son muy bajos. Por general, la población de la ciudad son en su mayoría hispanos. Esta vez, Willimantic salió a votar proporcionalmente mayor y esos votos eran los suficientes para que pasara el presupuesto.
Las escuelas de Windham son uno de tres distritos escolares en el Estado que están bajo observación y en probatoria por el Departamento de Educación de Connecticut. Adamowski fue nombrado por el Comisionado de Educación el pasado mes de Julio. El trabajo de Adamowski será el de implementar mejoras en el currículo y diagnosticar las fallas educativas del personal, para así crear un mejor plan educacional. La meta final es que los estudiantes logren mejores puntuaciones y disminuir el porcentaje de estudiantes que dejan la escuela antes de graduación. Windham está entre los tres distritos escolares mas altos en el Estado de estudiantes que no terminan la escuela superior. El porcentaje de estudiantes Latinos es de mas del 50 %.
Recientemente, la Junta de Educación nombró la primera hispana como Superintendente de Escuelas, Ana Ortiz, quien lleva apenas poco mas de un año en su trabajo, pero ahora le corresponde llevar las riendas de un distrito que ha sido la crítica de muchos padres de estudiantes. La calidad educativa parece haber disminuido, al mismo tiempo que la demográfica de los estudiantes va cambiando según algunos. Otra de las dificultades del sistema escolar es la reciente renuncia de dos miembros de la Junta Escolar, incluyendo su presidente, Kenneth Folan, quien fuese instrumental en diversificar las diferentes posiciones administrativas de Windham. “Ken fue una persona muy apasionada y dedicada a la educación de Windham. Le extrañaremos mucho”, dijo Juan Montalvo, recién retirado de maestro de la Windham High School.
La aprobación del presupuesto pone fin a uno de los obstáculos mayores para poder comenzar los cambios propuestos. Líderes hispanos esperan que ahora se deje de acusar a los hispanos por los fracasos de una administración y algunos maestros. “Aquí el problema es que no quieren pagar por la educación de los nuestros. Las caras de ahora no son las de antes”, dijo José L. González, mientras caminaba con su hija a la vieja escuela Natchaug Elementary School.

Acerca del Autor