Periodico Identidad Latina

PORTUGAL CARNAVAL: Correr tras las mozas solteras

Guarda (Portugal), 22 feb (EFE).- Una de las ciudades con mayor arraigo carnavalesco en Portugal es Brangança, en la frontera con Ourense y Zamora, donde cada año se revive la tradición de los “caretos”, hombres disfrazados que se dedican a correr tras las mozas solteras y que saldrán a la calle el próximo sábado.
Los “caretos” son disfraces, a modo de espantapájaros, que llevan los hombres con numerosos cencerros para armar la mayor algarabía posible por la céntrica plaza Cavaleiro de Ferreira.
Durante todo la jornada del sábado, día 25, alrededor de un millar de “caretos” correrán las calles, acompañados de una quincena de grupos de gaiteros y dulzaineros llegados de diferentes puntos de Portugal, Galicia y Castilla y León, informó hoy a EFE el Ayuntamiento de Bragança.
Tras las carreras, los propios “caretos” se encargarán de cumplir con la tradición centenaria de la quema del diablo.
Se trata de un muñeco de cuatro metros de altura confeccionado con paja, telas viejas y madera, que arderá junto al Teatro de Bragança ante miles de espectadores.
La programación del Carnaval en Bragança también incluye gastronomía típica de estos días en el “Festival del butelo y las casulas”, en el que participarán 26 restaurantes, entre el viernes y el domingo.
Las “casulas” es un plato típico de esta provincia lusa, que se elabora con judías y patatas cocidas, junto con patas y rabo de cerdo, y el “butelo” es la versión portuguesa del botillo de la provincia de León.
El programa de eventos para estos días de carnaval se completa con la celebración del décimo aniversario del Museo Ibérico de la Máscara y del Traje, donde se exhiben a lo largo del año todo tipo de disfraces y trajes típicos del carnaval de España y Portugal.
Con motivo de la efeméride, el Ayuntamiento de Bragança presentará un catálogo sobre la “Máscara Ibérica” e inaugurará una exposición titulada “Caretas”.
La ciudad de Bragança es uno de las más relevantes del norte de Portugal, situada en la frontera del sur de Galicia, junto a Zamora, y tiene 24.000 habitantes.