Politik: Seguiremos esperando la Reforma Migratoria

En las últimas semanas se ha nombrado al sucesor de John Boehner como el presidente del Congreso de los Estados Unidos, llamado en inglés “Speaker of the House”. Esta posición poderosa y privilegiada es de suma importancia, ya que es la tercera en importancia del gobierno central. Hay que tener en cuenta que si algo le pasa al Presidente, el Vice-presidente asume el cargo. Si algo le pasa al Presidente y al Vice-presidente, la persona que ocupa esta posición de “Speaker of the House” se convierte en el Presidente.

En este momento, el Congresista Paul Ryan, un Republicano de Wisconsin que fue el candidato Vice-Presidencial de Mitt Romney en el 2012, es quien ha aceptado la responsabilidad de dicho cargo. Una posición poderosa pero que realmente nadie la quería y que llegó a sus manos bajo una mezcla de suerte con la necesidad del Partido Republicano de llenar ese vacío con una figura con cierto liderazgo dentro de la institución. Se preguntarán, estimados lectores, qué tiene que ver Paul Ryan con la Reforma Migratoria? Mucho.

El anterior Presidente del Congreso se encargó de engavetar la legislación que promovía los tan necesarios cambios al sistema migratorio estadounidense. Desesperado y con presión nacional de diferentes frentes, el presidente Barack Obama emitió una orden ejecutiva para jugarle la vuelta al Congreso con mayoría Republicana y eso produjo muchas críticas e incluso demandas civiles en contra de su decisión (escribí ya hace varias semanas acerca de esa demanda en una corte de Texas, la cual todavía está en litigio).

Cuando el Congresista Boehner renunció a su puesto, mucha gente se preguntó cuál sería la posición del nuevo presidente respecto a tan importante tema. Paul Ryan, en su primera conferencia de prensa como “Speaker of the House” dijo más o menos que “el Presidente ha demostrado que no podemos confiar en él cuándo de hablar de reformas migratorias se trata”. También dijo más o menos que “hay muchas cosas en las que no nos vamos a poner de acuerdo, pero hay otras como la creación de carreteras, el presupuesto, una reforma fiscal e impuestos en las que si podemos llegar a consensos. Estas cosas van a mejorar nuestra economía y a nuestra nación en general”. Así que, como diría mi padre “Al entendido, por señas”. Creo que Ryan le está diciendo al Presidente Obama que hablen solo de las cosas que si pueden aprobar rápido, que las otras nos van a quitar tiempo y esfuerzo y no vamos a llegar a ningún lado.

Los Latinos salimos perdiendo, porque siempre hemos sido la cara que representa la inmigración indocumentada, a pesar que no somos el único grupo étnico que está acá con ese estatus. Lamentablemente, las naciones en desarrollo son las que más indocumentados y refugiados envían a las naciones desarrolladas, y este fenómeno se ve también con personas de origen asiático y africano en Estados Unidos y Europa. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? se preguntará usted; pues sencillo: Si le agregamos a la crisis migratoria estadounidense la crisis de refugiados en el medio oriente, específicamente Siria, mas otras naciones africanas, los representantes Republicanos que se han caracterizado por discursos y acciones racistas en contra de grupos minoritarios, van a utilizar como ejemplo los últimos atentados en Paris como bandera para hacer que no exista reforma migratoria por miedo a “aceptar terroristas”.

Se ven complicadas las cosas en un futuro cercano y la política exterior de este país tomará un abordaje distinto, y lamentablemente no pareciera que el resultado vaya a ser bueno para los inmigrantes. Como siempre, espero sus comentarios a través del twitter @Columna_Politik y en la página web de IDENTIDAD LATINA. ¡Hasta la próxima!
Fernando Marroquín
fernando@identidadlatina.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor