POLITIK: Despidos por falta de dinero en Hartford y en el Estado

Los presupuestos siguen estando de moda. Siguen dando de qué hablar. Estimado lector, si usted sigue esta columna de opinión, se dará cuenta que he escrito mucho al respecto porque considero que es muy importante, por el efecto que tienen los presupuestos generales de la Ciudad de Hartford y del Estado de Connecticut en nuestra vida diaria. Como las elecciones, contrario a la creencia común que son más importantes las presidenciales que las locales, los presupuestos que afectan la recolección de basura, las escuelas de vecindario, los policías y bomberos que mantienen la seguridad pública, son los que deberíamos de considerar vitales y, por lo tanto, darles un seguimiento constante y hacer las preguntas necesarias para ver lo que nos depara el futuro inmediato.
En la primera semana de mayo, fui testigo de cómo gente trabajadora y con mucha experiencia, fue escoltada fuera de sus lugares de trabajo en el edificio de la Alcaldía. Trabajadores todos, algunos padres y madres con necesidades económicas como muchos, fueron obligados a dejar sus escritorios y sus tarjetas de identificación sin más explicación que: “No hay dinero para pagarte”.
Casi todo el mundo sabía que su trabajo estaba en peligro y todos los Departamentos fueron afectados por la falta de plata. Gente que prefirió retirarse con menos tiempo del que esperaban con tal de quedarse con algo, gente que dejó de trabajar cuando la administración cambió y gente que no lo esperaba, todos ellos ahora están en su casa imaginando como será su futuro inmediato.
Lo malo es que Hartford no tiene plata. Y subir los impuestos no es una buena idea porque es la ciudad más cara de Connecticut en cuanto a pago de impuestos se refiere. Con una tasa de 74.29 por millar, cualquier intento de aumentar los ingresos de esa manera puede tener un efecto negativo sobre negocios y propiedades. Con el hecho que la mitad de las propiedades en la ciudad están exentas de impuestos, Hartford se ve en la necesidad de confiar en que el Estado pague lo que debería en un 100% y es allí donde se descompone la cosa.
El Estado de Connecticut también tiene sus problemas propios. Pero probablemente puede hacer más que la ciudad al exigirle a las corporaciones internacionales que paguen su parte que les corresponde. No más, no menos, solo lo que les corresponde. Sin embargo, el Gobernador Malloy prefiere eliminar miles de plazas afectando a miles de familias (que cobrarán beneficios de desempleo de todos modos, costándole plata al Estado) que pedirle a los presidentes de las compañías que ganan millones que paguen la parte que justamente les corresponde.
El presupuesto estatal que acaba de ser propuesto, afecta a las ciudades y a los servicios sociales en todas sus agencias, pero no a las grandes corporaciones. Presidentes de Juntas Directivas y de compañías que ganan millones al año, debido a los créditos fiscales y a grietas jurídicas en ciertas leyes estatales y federales, se benefician directamente al quedarse con plata en sus bolsillos en lugar de tributar como el resto de nosotros. Los que menos necesidad tienen son los que menos pagan.
Creo que Dannel Malloy fue reelecto como Demócrata porque la población de Connecticut creyó en él para resolver los problemas de todos, no solo de un grupo de millonarios en particular. Incluso, aumentó ya los impuestos una vez porque esa era una opción viable para salir del problema fiscal en el que nos encontrábamos en su momento. A nadie le gusta pagar impuestos, a nadie. Pero si no le aumentamos a la clase media y baja y solo le pedimos a la clase alta que pague su parte, todos estaremos mejor.
Estamos en una situación que amerita que los privilegios cesen completamente. Que nadie pague más de lo que debe pagar, pero que todos paguemos nuestra parte, creo que es una opción viable para salir adelante. ¡Hasta la próxima! 
Fernando Marroquin
fernando@identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor

La agenda “transparente” del Presidente Trump

Kris Kobach, anti-inmigrante y todavía con poder en los EEUU

INMIGRACIÓN: Ley de Confianza de Illinois, modelo para política pro inmigrante en EEUU

El ‘delito’ de hablar Español en un país de inmigrantes

Tribunal de EE.UU. mantiene bloqueo al veto migratorio

La SB4 es inconcebible, antiestadounidense y, lo más probable, anticonstitucional.

INMIGRACIÓN: La SB4 es inconcebible, antiestadounidense y, lo más probable, anticonstitucional

INMIGRACIÓN: Fiscal Nacional dice no deportarán jóvenes indocumentados

INMIGRACIÓN: Detenciones por ICE y sus costos

Padres e hijos separados por estatus migratorio

Clima

Julio 20, 2017, 10:36 pm
Parcialmente Nuboso
Parcialmente Nuboso
26°C
sensación térmica: 30°C
presión: 1010 mb
humedad: 71%
viento: 0 m/s N
Ráfagas: 0 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 5:34 am
puesta de sol: 8:21 pm