POLITICA LOCAL: Malloy nombró Comisionado a Andrés Ayala: ¿Se ganó o se perdió?

POLITIK

El 2015 en el estado de Connecticut es un año de elecciones locales en un buen número de ciudades con presencia Latina, y quiero empezar este ciclo de columnas 2015 con la intención de fomentar la participación de nuestra población en cada una de las elecciones, en las que puedan hacerse presentes. Los espacios disponibles para líderes comunitarios Latinos deben aprovecharse al máximo para poder lograr una buena representación por personas idóneas que comparten nuestros ideales y principios morales y espirituales y que además, tengan la sola intención de mejorar la calidad de vida, educación y oportunidades de trabajo para los que vivimos en estos centros urbanos.
Es importante saber que, según encuestas nacionales y estatales a pie de urna, realizadas por Pew Hispanic Research y NBC News, la cantidad de Latinos que asistió a votar en la elección del año pasado No aumentó, a pesar que el número de estos que sí podían hacerlo, aumentó en una buena cantidad. Esto puede significar, entre otras muchas opciones, que la nueva generación de votantes aptos para ejercer su derecho no lo está haciendo, o que aquellos que dejaron de votar fueron reemplazados por el mismo número de votantes, lo malo de estas hipótesis es que ninguna habla bien de nuestra “capacidad de votar” y que ninguna de las dos evidencia un aumento en la participación Latina en los procesos eleccionarios.
Y es que los números y la participación son importantes y van directamente relacionados con los espacios que como grupo étnico podemos lograr. He criticado a la administración del Gobernador Malloy por no hacer nombramientos de hispanos y de minorías en un número relativamente similar al de la población en el Estado, pero al ver los resultados preliminares de la participación latina en las votaciones, entiendo por qué no nos ponen la atención que queremos: porque el Latino No vota como debería hacerlo. Y creo que por eso es que nos cuesta obtener espacios, porque no tenemos la fuerza política del voto masivo que otros grupos tienen (52% de Latinos en Connecticut son elegibles para votar, en comparación con 78% de blancos). Y cuando logramos obtener dichos espacios, nos cuesta mantenerlos. Es bueno saber que ningún Latino que tenía un espacio en la legislatura perdió su posición, lo malo es que tampoco ganamos espacios nuevos importantes. 
Teníamos un solo Senador Estatal Latino -Andrés Ayala- y lo perdimos, ya que ahora ha sido nombrado por el Gobernador para ser el Comisionado del Departamento de Vehículos; en mi opinión, un nombramiento político a todas luces. Y no mal entienda esta opinión por favor, querido lector, es un gran avance para nuestra comunidad y para el Senador Ayala que ha demostrado capacidad y liderazgo como representante estatal y como Senador y lo felicito por tan importante nombramiento, pero simplemente no puedo creer que era el único Latino disponible, entre tanta gente a la que el Gobernador tiene acceso, para ser nombrado en esta posición. En otras palabras, obtuvimos un Comisionado Latino, pero perdimos al único Senador Estatal Latino. Me pregunto: ¿qué es mejor?
Nadie puede asegurar que el espacio dejado por el Senador Ayala vaya a ser ocupado por otro Latino o Latina, ya que una elección especial debe realizarse para saber quién será el nuevo Senador y cualquier persona puede participar; incluso, nadie puede asegurar que será el candidato Demócrata quien volverá a ganar dicho espacio. Por lo tanto, no estoy seguro a qué le apuesta el Gobernador y el Partido Demócrata al hacer este nombramiento, pero espero de todo corazón que no sea para reducir los espacios ganados a fuerza de trabajo y esfuerzo por la comunidad Latina. Creo que si queremos mantener una presencia en el Gobierno, como individuos primero y como comunidad después, debemos de salir de los espacios usualmente reservados para los grupos apáticos y ponernos al frente de la clase profesional y trabajadora. 
Parte de esa decisión es demostrar nuestra capacidad profesional para hacer cualquier trabajo, a cualquier nivel ejecutivo y perder el miedo de dejárselo saber a cualquiera que esté a nuestro alrededor, incluso al Gobernador. La otra parte importante es demostrar nuestro liderazgo comunitario al participar activamente en los procesos de elección popular, y la forma más sencilla de hacerlo es a través del voto. En las elecciones locales se puede decidir por un solo voto de diferencia, quién será un funcionario electo, y ese voto puede ser el suyo. No pierda la oportunidad de poder decidir el futuro inmediato de su comunidad dejando de asistir a votar. Demostremos que, a pesar de lo que mucha gente dice, los Latinos podemos hacer más que botar la basura.
Espero sus comentarios a través del blog ColumnaPolitica.blogspot.com o en la cuenta de twitter @Columna_Politik

¡Hasta la próxima!
Fernando Marroquin
fernando@identidadlatina.com

Avatar
Acerca del Autor