Política: Candidatos: Entre las promesas y la realidad

Hablemos de Política - Candidatos: Entre las promesas y la realidad

El jueves 8 de Octubre y organizado por la Connecticut Association of Broadcasters, los candidatos a Gobernador de Connecticut se enfrentaron en un debate para demostrar cuál de ellos es el más calificado para liderar nuestro Estado, y llevar adelante las futuras leyes de Connecticut. El Demócrata, Ned Lamont, el Republicano, Bob Stefanosky y el Independiente, Oz Gabriel participaron de este nuevo encuentro que fue moderado por John Dankosky de CT Public Radio con la participación de reporteros de diversos medios locales como panelistas. El debate se realizó en el Infinity Hall& Bistro de Hartford.

Durante todas las intervenciones no se escucharon de los candidatos referirse al tema de la inclusión de las comunidades minoritarias, y sobre todo la Latina en las decisiones del Estado. Estas comunidades, mayormente concentradas en Hartford, New Haven, y Bridgeport, sufren diversos tipos de discriminación, ya sea por el número creciente de los inmigrantes y la barrera del lenguaje, tienen también una baja calidad de educación en las escuelas públicas. A esto se les suman los pocos programas que se enfoquen en determinados grupos que ofrezcan servicios específicos para estas culturas, por ejemplo no se habló de la violencia sexual en comunidades latinas y cómo se las atiende.

Los candidatos a la máxima embestidura de Connecticut se centraron en temas de su campaña política, usando argumentos que han anunciado en lo que se advierte más como guerra mediática, usada para distraer a la gente de los verdaderos problemas que afectan nuestras comunidades. Sin duda, Connecticut necesita urgentemente un cambio que nos saque del problema económico que nos ha llevado casi a la bancarrota. Urge un plan de emergencia en la calidad educativa en ciudades pobres como las ya mencionadas, otro problema es el empleo, que aunque las estadísticas muestren que el Estado se ofrecen variadas oportunidades, los trabajos no son estables, y muchos de ellos no ofrecen beneficios a sus trabajadores. Si a esto le sumamos lo que se llama un “At Will”, un contrato que al empleador le da la facultad de despedir al empleado sin excusas, cuando él considere que ya no lo necesita. Otro punto crítico que debe ser revisado urgente es el sueldo mínimo de $10.00, una vergüenza para un Estado tan caro como en el que vivimos.

Por otro lado, escuchamos en todos los debates que los candidatos se atribuyen a que ellos son la mejor opción, pero les cuesta explica concretamente su plan de trabajo, y cómo van a establecer una relación con las diversas comunidades para mejorar los sistemas que afectan a las familias. Sin embargo, usan gran parte de su tiempo en cuidar su imagen y no priorizan los verdaderos problemas que deben solucionar.

Es importante, que faltando pocos días para estas elecciones de medio término, los Latinos en Connecticut definan su voto, y lo tienen que hacer investigando a los candidatos, sabiendo quiénes los financian, cuáles son sus propuestas reales, y conocer más sobre su historial como dirigentes y si han hecho un cambio positivo para la gente en los trabajos realizados.
Maricarmen Cajahuaringa
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor