PIENSE BIEN ANTES DE VOTAR: La política en el trabajo no es todo lo que parece

Si aún no le ha sucedido, es probable que su jefe trate de persuadir su voto para el candidato que no le convenga a usted. Aunque puede sentir cómo su empleador está excediendo un límite, es completamente legal, a pesar de que es una presión injusta de alguien que está en una posición de poder sobre usted.

Recientemente, Connecticut Business and Industry Association (CBIA), el grupo de presión empresarial más grande del Estado, que ha anunciado un gasto de $415,000 para ayudar a colocar una mayoría Republicana en la Cámara y el Senado estatal, instó a los empresarios a persuadir a los empleados a votar por candidatos que ponen las ganancias sobre las personas.

El presidente del CBIA, John Brennan, dijo: “No estamos sugiriendo que los empleadores le digan a sus empleados cómo votar, sino que les informen acerca de qué tipo de decisiones de política pueden ayudar a que sus empresas prosperen y mantenga puestos de trabajo en Connecticut, y cuáles tendría el efecto contrario”.

Usted no tiene que leer entre las líneas para saber que este intento no ayuda a los trabajadores. Es pura política, diseñada para evitar que los trabajadores tengan salarios más altos y beneficios para la salud.

La propuesta del CBIA para hacer crecer la economía consiste de una suspensión de leyes nuevas que benefician a los trabajadores como la ley de ausencia familiar pagada y se basa principalmente en recortes de impuestos a las corporaciones grandes. Desde luego, el CBIA y los Republicanos que la respaldan no cuentan con los intereses de trabajadores. Ellos se han opuesto a aumentos del salario mínimo y las políticas que protegen a los trabajadores, como le ley de pago de días de enfermedad o el proyecto de ausencia familiar pagada. Estas políticas protegen a los trabajadores para que no tenga que elegir entre su salud y un cheque de pago.

En esta elección, hay mucho en juego para trabajadores. Cuando decide su voto, usted debe tener en cuenta, quiénes son los candidatos que quieren políticas que solo benefician a las empresas y unos pocos ricos, y cuáles son los que benefician a los trabajadores.
Políticas que invierten en la fuerza laboral son buenas para la economía. El aumento del salario mínimo estimulará el crecimiento de la economía local. Cuando los trabajadores tienen más dinero para gastar, lo gastan en los negocios locales, manteniendo que el dinero circule en las comunidades locales.

El CBIA afirma que un mejor clima de negocios significa un futuro más brillante para todos. En realidad, están haciendo que sea más fácil para las corporaciones grandes, reducir su responsabilidad fiscal al Estado, trasladando la carga de sostener nuestra economía a las pequeñas empresas y los trabajadores.

La fuerza laboral de Connecticut es una de los mejores en los EE.UU. y eso es debido, en gran parte, a la inversión del Estado en la fuerza laboral por la aprobación de la Ley de pago de días de enfermedad y el reciente aumento del salario mínimo.
Este Noviembre 8, la decisión está muy clara. Hay candidatos que quieren arreglar la economía sólo para unos pocos ricos y bien conectados y otros que quieren arreglarla para todos.
Ana Maria Rivera-Forestieri
cmoreno@workingfamilies.org
www.identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor