Perú-Ecuador: Los muros están de moda

DALTO COMENTA

Otra vez los medios de comunicación son quienes llevan la mayor responsabilidad sobre los hechos que ocurren en nuestra región; y aunque el tema de la construcción de un “muro” en la frontera de Perú y Ecuador, es polémica, creo que vale observarla de diferentes aristas; con mayor razón ahora que el presidente norteamericano Donald Trump, puso de moda los muros en nuestro continente.
A primera vista, sí trae preocupación la construcción de un muro en los límites de dos países sudamericanos, Perú y Ecuador, en las ciudades fronterizas llamadas Zarumilla (Perú) y Huaquillas (Ecuador), pues parecería que Ecuador, quien es el que construye la mencionada estructura, quisiera defenderse o cerrarle el paso a su vecino, pues la relación Muro-Frontera nos trae irremediablemente esa figura, y nos agita, como no, las banderas de soberanía y nacionalismo.
Ecuador dice que el muro busca mejorar la calidad de vida de los dos lados de la frontera, el Gobierno ecuatoriano dice aboga por una solución “integral” a la preocupación que el muro de Huaquillas ha generado en el Perú y ratificó su disposición al diálogo, con el fin de alcanzar acuerdos técnicos y políticos, tras una reunión bilateral en la que el Perú pidió la paralización de la obra.
En un comunicado, tras la reunión bilateral que representantes de los Ministerios de Exteriores de ambos países celebraron en el Centro Binacional de Atención en Fronteras (CEBAF), en esa localidad, Ecuador reiteró que la construcción del muro “tiene como objetivo establecer una intervención integral para la regeneración urbana y ordenamiento territorial del entorno fronterizo”; todo ello con el fin de mejorar la calidad de vida de las poblaciones de los dos lados del Canal de Zarumilla.
La Cancillería Peruana informó que la reunión fue solicitada para tratar las discrepancias sobre esta construcción que se edifica en la margen derecha del Canal y “reafirmó su rechazo a la construcción del muro, reiterando lo señalado en los pronunciamientos y notas diplomáticas remitidas por la Cancillería peruana”.
Por su parte el Gobierno Ecuatoriano defendió la construcción de un muro en la frontera con Perú, y aseguró que cumple con el acuerdo de paz suscrito en el año 1998. La titular del Ministerio de Desarrollo Urbano de dicho país, aseguró están dispuestos a dialogar, e informó que en los próximos días viajará a la zona donde se está construyendo este muro. Asimismo, aseguró que la obra también sirve para el control de las inundaciones e indicó que para garantizar el libre tránsito de personas, se construirá un puente peatonal.
Entre otros puntos, el Perú destacó que el muro tendrá consecuencias negativas en las acciones de limpieza y mantenimiento del canal, con el consiguiente impacto socio ambiental; señaló que la edificación de este muro no se condice con el espíritu de integración y fraternidad que se generó a partir de los acuerdos de 1998. Los Cancilleres del Perú y Ecuador tratarán este asunto en Cancún (México) cuando se realice la Asamblea General de la OEA que se llevará a cabo en esa ciudad del 19 al 21 de Junio, o sea ya.
De todos modos, y como dijimos al comenzar la nota, se debe informar bien; al parecer el mencionado muro es en verdad un muro de contención, parte de un parque que se construye en territorio ecuatoriano, o sea exigencia estructural y constructiva hay, y aunque su ubicación y la trascendencia que puede generar un muro mortifica a muchos; creo que se debe explicar sin apasionamientos su real impacto, y no dejarnos llevar por noticias tremendistas que buscan deteriorar las relaciones peruano-ecuatorianas, que hace casi 20 años son impecables; y decididamente no caer en el juego de politizar la situación, dado que los enemigos de Correa siempre van a querer soltarle alguna perlita al ex presidente; y ojo que quien escribe esto es peruano. ¿Porqué tanto ruido si el suelo está parejo?
Daniel Torreblanca
dalto1961@yahoo.es
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor