Perspectivas de crecimiento moderado para la economía de EE.UU., según NABE

Nueva York, 22 nov (EFE).- Las perspectivas de crecimiento de la economía de Estados Unidos para 2011 son "moderadas", debido a factores como el alto nivel de la deuda federal, del desempleo y del aumento del precio de las materias primas, entre otros, según indicó hoy la Encuesta de Profesionales de Pronósticos Económicos (NABE, por su sigla en inglés).
Los economistas de ese grupo esperan que 2010 se cierre en EE.UU. con un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 2,7%, una décima por encima del previsto anteriormente, que se situaba en el 2,6%, el mismo porcentaje que se pronostica para 2011.
"La proyección del 2,6% de crecimiento del PIB para 2011 no se ha modificado", indicaron los expertos, que subrayaron que "es típico que en un proceso de recuperación después de una severa crisis financiera haya una ausencia de repuntes más pronunciados".
"Esta encuesta refleja que la economía tendrá que luchar contra vientos financieros en contra", señala la encuesta que se elaboró entre 51 economistas de la asociación profesional entre el 21 de octubre y el 4 de noviembre.
Asimismo, indica que el 40% de los encuestados considera que el proceso de recuperación se caracteriza "por severas pérdidas de bienestar y unos niveles onerosos de deuda que inhiben el gasto y los préstamos".
El 28% considera que "la economía superará esta situación adversa y se comportará dentro de las líneas tradicionales de ciclos expansivos: se crecerá a un ritmo por encima del potencial y los hogares y las empresas irán aumentando el gasto".
En esa encuesta también se señala como "relativamente bajas" las posibilidades de que se produzca una situación de estancamiento económico con altos niveles de desempleo e inflación (stagflation) o de que se recaiga en una recesión.
Respecto a la situación del mercado laboral, los economistas de NABE indican que "mejorará lentamente", aunque la tasa de desempleo seguirá "alta, en torno al 9,5% o más durante el primer trimestre de 2011, para ir bajando y situarse entorno al 9,2% a finales de ese año".
"Ello marcará el nivel más bajo de la recuperación en el periodo de post-recesión", agrega la encuesta, que también avanza que el nivel de consumo será modesto, aunque se irá recuperando a medida que vaya creciendo el empleo y en consecuencia mejore la situación de los hogares estadounidenses.
Asimismo, señala que las ventas previstas para este periodo vacacional, que tradicionalmente comienza el próximo viernes, siguen siendo débiles "y sólo aumentarán el 2,5% respecto al año anterior".

Acerca del Autor