Pedro Espinoza, personalidad de la comunidad peruana en Connecticut: “Cuando triunfa un peruano, triunfamos todos”

En todas las comunidades inmigrantes del país, hay personas que se distinguen por su trayectoria y liderazgo, es el caso del peruano Pedro A. Espinoza, nacido en Lima, Perú, casado con Blanca y padre de tres hijos, Carlos, Yvonne y Janet. Hizo estudios de periodismo, contabilidad e ingeniería tanto en su país como en el estado de Connecticut. En 1963 se instaló en Hartford luego de recorrer varias ciudades como Miami, Washington, New Jersey y New York, en las cuales no encontró el atractivo que soñó para su futuro de él y su familia. A lo largo de carrera profesional y comunitaria ha sabido ganarse el respeto no sólo de peruanos sino de la sociedad toda. El 20 de Mayo último fue reconocido en el Capitolio de Hartford por su valioso aporte a la ciudad.



Hacer una entrevista a un colega y amigo no solo resulta muy natural sino es una expriencia enriquecedora. Hablamos con Pedro Espinoza, quien con su incasable espíritu de artista y comunicador, transita Hartford y otras localidades con la segruidad que ya son parte de su vida. “cuando llegué a Hartford, me impresionó el verde del Parque Bushnell y la imagen imponente del Capitolio, al costado el Hilton Hotel, no había gran movimiento de personas, esa calma me gustó muchísimo y desde 1963 en que vine, me quedé”. Así nos definió su no fácil elección luego de haber llegado a los Estados Unidos. Antes había realizado sus estudios en la ciudad de Ica y su Lima natal. Estando trabajando en Aerolíneas Peruanas tuvo la suerte de visitar Miami y por la inquietud juvenil decidió la gran aventura de emigrar. “A los cuatro meses vino mi esposa junto a mi primer hijo” lo cual le dio la tranquilidad para desarrollarse en estos lados.

Como la mayoria de los inmigrantes, Pedro también tuvo que combinar los estudios con el trabajo. En sus recuerdos está ese primer trabajo en “Anderwood” una fábrica de máquinas de escribir, “lamentablemente sólo fueron 6 meses porque la empresa cerró”. Su paso por el Hartford High School para aprender el inglés le dio la posibilidad de trabajar de social worker (trabajador social). Otro momento de su vida fue el ingreso a la compañía Textron, que producía partes aeroespaciales y eso también le modificó su vocación, ya que a sus estudios de periodismo en Perú, tuvo que agregarle la parte técnica y estudiar ingeniería. Apareció la empresa “Injerson Rant” que compra a la Textron y se queda con algunos empleados, dentro de ellos, Pedro Espinoza que se especializa en ensamblaje y diseño de partes. Trabajó en New Britain para luego irse a Torrington donde se mudó la compañía. “fui uno de los pocos hispanos que trabajó ahí y me mantuve hasta mi retiro hace 4 años”. Nos cuenta a manera de síntesis de su actuación laboral a lo largo de 4 décadas.

En la vida de Pedro Espinoza su afecto por las comunicaciones y la música lo han conectado a su comunidad peruana, latina y también americana. “El tocar la guitarra me ayudó mucho a sobrellevar la rutina diaria de la vida. Con ella también se combate la soledad que por momentos nos invade a los inmigrantes”. Nos cuenta que cuando llegó a Hartford no había mas de 20 familias de peruanos y él siempre trató de conectarse con ellos.

Pedro Espinoza que siempre ha compartido las tradiciones de los países recuerda un hecho trascendente para la relación de los hispanos “hay que darle un valor especial a la Colt Park, ese ha sido el eje de iniciación de interrelaciones comunitarias, ya sea por el fútbol, por la música e incluso por nuestras comidas”.

El sabe mucho de instituciones peruanas como que ha participado de la fundación de las décanas de Hartford “fui uno de los fundadores e integré directivas del Club Perú (1966) y también participé en la fundación de la Hermandad del Señor de los Milagros del Perú en Hartford -HESMIPERU- (1968), fui presidente y también ocupé otros cargos. También fuí miembro fundador de la Organización de Hermandades Católicas Peruanas en los Estados Unidos y Canadá (OHCAPERUSA)”. Para completar su visión acerca de las organzaciones nos deja un mensaje “la cuestión no es mirar sólamente sino participar en forma activa. Ydebemos sentirnos orgullosos de los que van superándose, cuando un peruano triunfa, triunfamos todos los peruanos”.

Pedro es una persona de hablar suave y pausado, sus años de experiencia lo muestran como aquel contador de cuentos que cautiva con sus relatos. El hablar de su labor social y comunitaria lo llevan a recordar su afecto hacia los puertorriqueños “estuve de cerca en el desarrollo de la colectividad puertorriqueña en la ciudad, trabajé de cerca con la gente de la Casa de Puerto Rico y otras. Hay que darle el crédito a ellos ya que han conseguido, a traves de los años, reconcimientos de derechos humanos y muchos otros”.

La parte periodística es otra rama que siempore cautivó a Pedro, él nos dice “En 1971 participé de la fundación del primer periódico hispano en Connecticut, ‘La Prensa Gráfica’ y fue dirigido por un gran amigo, Juan Fuentes Vizcarrondo, ahí promovimos a los primeros líderes políticos, como María Sánchez”. Siguiendo con los medios nos contó que hizo el programa “Qué pasa radial” en el Trinity College por 7 años “En 1977 se fundó el periódico ‘Qué Pasa’ yo entré a los dos meses que se inauguró en el Hartford Neiborghood Center. También fue director de la revista Chaski, a nivel nacional y del ‘Chaski Review’ que circuló localmente”. También recuerda que participó de la revista Machupicchu y que por ese tiempo hizo estudios de fotografía, otro oficio que lleva con gran pasión y cariño.

Hace cuatro meses dejó el cargo de Editor Asociado del periódico “Los Andes” en el que ha trabajado los últimos años. Ha realizado muestras de fotografías, especialmente con el tema del inmigrante. Precisamente sobre esa experiencia está escribiendo un libro que lleva ya 100 páginas y que promete ser un retrato de las vivencias suyas y de su largo recorrido a través de la vida.

Jorge Alatrista

Jorge Alatrista
identidadlatina@aol.com

Avatar
Acerca del Autor