Paraguay, libre de malaria

Asunción, 27 jun (EFE).- Paraguay celebró hoy su declaración como país libre de malaria con el anuncio de que obtendrá en julio el certificado de libre de transmisión de chagas, una enfermedad transmitida por los insectos de gran incidencia en Sudamérica.
El Ministro de Salud, Carlos Morínigo, hizo el anuncio a los medios tras el acto oficial de entrega a las autoridades paraguayas del certificado de país libre de malaria emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 11 de junio.
En su discurso, el ministro puso a Paraguay como ejemplo para otras naciones y recordó el "arduo trabajo" realizado y los esfuerzos del Gobierno "para ir dotando a las distintas dependencias involucradas (en la lucha contra la malaria) de una mayor infraestructura física y de recursos humanos cualificados".
Por su parte, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Luis Roberto Escoto, aseguró que el "equipo de evaluación (del certificado) quedó altamente impresionado".
Y felicitó al país por "el trabajo excelente" llevado a cabo y por implementar "las estrategias y las capacidades necesarias para prevenir la introducción de la malaria en el país".
Felicitación que compartió la directora de la OPS, Carissa Etienne, a través de un mensaje grabado y emitido en la conferencia.
Por su parte, el representante del Fondo Mundial para la lucha contra el VIH, la tuberculosis y la malaria (GFATM, por sus siglas en inglés), Filippo Iarrea, advirtió que "no se puede bajar la guardia".
"Es imperativo que Paraguay siga invirtiendo en su lucha contra la malaria, no para eliminarla sino para mantenerla eliminada" ya que "se invierte no solo para salvar vidas sino también para apoyar el proceso de crecimiento económico y desarrollo social del país", aseveró.
Iarrea explicó que el fondo financió con 3 millones de dólares "la última etapa en la que el país ha tenido que integrar el programa de lucha contra la malaria en el sistema nacional de salud".
El acto finalizó con la entrega de un reconocimiento "por el apoyo en el proceso de certificación" a los representantes de la OPS y del fondo, Escoto e Iarrea, respectivamente, y al representante de los voluntarios que participaron en el proceso, Pablo Velázquez.
Así como al director general del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa), Nicolás Aguayo, que celebró la certificación y recordó el trabajo de su institución durante seis décadas en la lucha contra la malaria.
El último caso de malaria autóctono en Paraguay se produjo en 2011, y en 2016 la OMS identificó como uno de los 21 países con el potencial de eliminar la malaria para 2020 mediante la "iniciativa E-2020", en la que también participan Belice, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México y Surinam.
Dos años después, se convierte en el primer país de América que lo consigue después de Cuba, que obtuvo el certificado en 1973.
Identidad Latina
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor