¿Para qué sirven las Bibliotecas? (Agosto 1-15)

Cierre de las Bibliotecas de Mark Twain y Blue Hills es un ataque a la cultura

Por: Bessy Reyna (bessy_reyna@hotmail.com)

El Lunes 14 de Julio, durante una audiencia en el City Hall en Hartford, relacionada con las sucursales de la Biblioteca Pública de Hartford que fueron clausuradas recientemente, una joven estudiante tomó el micrófono y habló sobre sus sueños para el futuro. Ella le pidió a los concejales que buscaran una solución para que las sucursales de Mark Twain y Blue Hills pudieran continuar prestando servicios al público de esos barrios. “Con el conocimiento y la educacion somos capaces de lograrlo todo”. dijo ella. Desafortunadamente su sueño, y el de 100,000 residentes de esos dos vecindarios que usan la Biblioteca durante el año, están siendo truncados por la política que domina a esta ciudad.

Desde Mayo, cuando un artículo en la primera página del periódico Hartford Courant, sacó a la luz varios problemas con la conducta de las personas que usan la Biblioteca Principal en Main Street, yo he seguido con gran interés las altas y bajas de una institución la cual enriquece la vida de miles de personas no solo de Hartford si no también del estado de Connecticut. Cualquier persona que tenga una tarjeta para usar la biblioteca del lugar donde vive, puede sacar materiales de otras bibliotecas en cualquiera de los pueblos o ciudades de Connecticut. Los bibliotecarios de cualquier pueblo también pueden pedir prestados los libros, CDs, DVDs y otros materiales que se encuentran en la extensa colección de la Biblioteca de Hartford y los que son solicitados por los residentes. Los programas culturales, educativos, de idiomas y otros están abiertos gratuitamente al público en general.

Yo me considero una amiga de la Biblioteca Pública de Hartford. Durante varios años he participado en numerosos programas, recitales poéticos y presentado talleres de escritura para adolescentes y adultos. El año pasado serví como presidenta honoraria del programa “One Book for Greater Hartford” (Un libro para el área de Hartford) el que celebró la novela “Dreaming in Cuban” de Cristina García. Asistí también a las festividades para la inauguración del nuevo edificio en el que varios músicos como Carlos Hernández Chávez, el escritor Rennie McQuilkin y otros participaron. Otra colaboración mía con la Biblioteca fue el servir en la Junta Directiva del grupo Connecticut Center for the Book, la que está afiliada a la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.


Comentarios vulgares en el Hartford Courant

Es debido a mi relación tan personal con la Biblioteca de Hartford, y debido al papel tan importante que las bibliotecas y los bibliotecarios han tenido en mi propio desarrollo intelectual y educacional, que fue para mi sorpresivo descubrir el nivel tan vulgar de los comentarios que los lectores del Courant utilizaron, cuando apareció el primer artículo contra la Biblioteca en Mayo de este año. La mayoría de los periódicos, incluso IDENTIDAD LATINA, tienen una sección al final de los artículos y noticias para que el público en general participe en una discusión sobre el tema del que tratan estos artículos. En el Courant, estos comentarios están publicados en una web de internet llamado “Topix” la mayoría de los cuales fueron sumamente negativos. En este “forum” participan personas no solo de Connecticut, sino de otros estados como Utah, Florida, New Hampshire, y New York. Los lectores participantes parecieran tener un solo interés: el de insultar a las mujeres, los Hispanos y Afro-Americanos y en particular crear sospechas sobre la integridad de la directora de la Biblioteca Louise Blalock. El hecho de que estos comentarios son, en su mayoría, anónimos ayuda a dejarles el campo abierto a los lectores que quieren expresar su ignorancia y su racismo.

A continuación les presento un ejemplo de algunos de los comentarios escritos al final del artículo publicado en Mayo: El participante #18, se identificó como “Just a Guy” de West Hartford escribió: “Es surrealista y da miedo, los empleados de la biblioteca entre vagabundos…Yo ya no voy allí por culpa de esto. Es demasiado extraño”. El comentarista #24 le contestó que “Hartford tiene que limpiar sus calles y deshacerse de la basura humana que tienen”. Esta persona escribió también que Hartford necesita crear una mejor imagen para poder atraer a las personas al Downtown. Otros escritores como el #71, recibió una lección sobre la historia escrita por otro “Empezó en el 1950 cuando la ciudad tenía una politica liberal de beneficios (welfare) y un montón de gente de Puerto Rico se vino a Hartford para aprovecharse de estos beneficios. Por culpa de esto Hartford es hoy una ciudad moribunda”. A este comentarista le respondio otro que tal vez “tenemos que crear dos bibliotecas, una para negros y latinos y otra para blancos”.

La mayoría de los mas de 300 comentarios publicados estaban dirigidos en contra de la ciudad de Hartford y mencionaron el hecho de que, muchas personas que no tienen donde vivir, utilizan la biblioteca solo para tener un lugar donde refugiarse y pasar el tiempo, sobre todo en el invierno.

El alcalde Eddie A. Pérez, no respondió a los comentarios sobre las personas sin hogar (homeless) que aparecieron después del artículo atacando a la Biblioteca. Por el contrario, el también atacó a la Biblioteca diciéndole a la Junta Directiva de la misma, que tenían que gastar mas dinero en “seguridad” para proteger a los que asisten a ese local. Durante los recientes cortes del presupuesto de la ciudad, los que han eliminado miles de dólares del presupuesto de la Biblioteca Pública, me pregunto, cómo logrará esta institución poder contratar mas agentes de seguridad. Es una lástima que Pérez no defendió a su ciudad cuando los primeros comentarios aparecieron en el periódico, y esperó hasta después del horrible accidente ocurrido en Park Street, el cual se convirtió en noticia nacional, cuando un video tomado por una cámara de seguridad en Park St. mostró cómo las personas estaban paradas cerca de la víctima sin ayudarlo. Los comentarios que aparecieron en Topix del Courant después de ese accidente, fueron los que motivaron a Pérez a quejarse y hasta plantarse, con un grupo de personas, a protestar frente del edificio del Courant.

En el 2001, la directora general de la Biblioteca Louise Blalock, recibió el premio nacional otorgado por la Asociación Library Journal la que la nombró “Mejor Bibliotecaria del País”. En el 2002, la Biblioteca Pública de Hartford fue reconocida a nivel nacional con el premio otorgado por el Institute of Museum and Library Services, por el gran trabajo efectuado por la Biblioteca en la transformación de servicios al público y la creación de nuevas formas para implementar esos servicios. La primera dama de la República, Laura Bush, asistió a esa ceremonia de premios.

Durante estos momentos en los que los residentes de Connecticut y los políticos del estado debieran reconocer el gran trabajo efectuado por la Biblioteca de Hartford, como una de las mas importantes y vitales instituciones en la vida cultural e intelectual de esta ciudad, la Biblioteca se encuentra en una encrucijada, no elogiada, sino como la víctima de numerosos e innecesarios ataques.

Para poder re-abrir las sucursales cerradas, los concejales de Hartford han propuesto que la Biblioteca utilize los fondos de su fundación, para su mantenimiento. Creen tambión que la Biblioteca debe reducir el número de empleados y las horas en las que permanece abierta. Como si todo esto fuera poco, han sugerido también que los servicios ahora ofrecidos al público sean reducidos. Utilizar el dinero de la fundación para esto significaría ir eliminando el dinero que necesita la Biblioteca para su mantenimiento en pocos años.

La ciudad de Hartford tiene un alto nivel de analfabetismo, los estudiantes faltan a la escuela con regularidad o no adquieren sus diplomas, la falta de apoyo del alcalde y los concejales para buscar soluciones al problema de la Biblioteca es un insulto a todos los que apreciamos el trabajo tan importante que hace esta institución, y a los que estamos preocupados por el futuro de Hartford.

* Bessy Reyna escribió un artículo similar en su Columna de Opinión del periódico Hartford Courant con el título “Library Turmoil Brings Out Worst”, el que fue publicado el 18 de Julio. Para comentar sobre esta columna o comunicarse con Reyna, pueden escribirle a bessy_reyna@hotmail.com

Acerca del Autor