Pandilleros muertos en choques con la Policía salvadoreña suben un 9.800% en 6 años

San Salvador, 5 jul (EFE).- El número de pandilleros muertos en El Salvador durante tiroteos con la Policía se incrementó en más de un 9.800 % en los últimos seis años, de acuerdo a información oficial a la que Efe tuvo acceso hoy.
Estos datos surgen en medio de una ofensiva lanzada por el Ejecutivo de Salvador Sánchez Cerén en marzo anterior, cuando dijo que no quedaba "otro camino" para combatir a las pandillas que la "guerra", y que en su Gobierno "no hay espacio para diálogo" o para "treguas".
Entre las "medidas extraordinarias" de seguridad están el recrudecimiento del régimen en las cárceles que albergan "mareros", el despliegue de 400 reservistas para labores de vigilancia y la creación de un comando elite de 1.000 agentes para perseguir a las columnas armadas de pandilleros en la zona rural.
Según las cifras policiales, entre enero y junio de 2011 los miembros de pandillas caídos en reyertas con las autoridades fueron 3, mientras que en el mismo lapso de 2016 la cifra escaló hasta los 298, un 9.833 % superior.
Los años que menos pandilleros caídos en tiroteos con las autoridades se reportaron coinciden con el lapso en el que dichas estructuras pactaron un armisticio.
Durante la polémica tregua, supuestamente auspiciada por la Administración de Mauricio Funes (2009-2014), se registró un descenso en el promedio diario de asesinatos de 15 a 5.
Las autoridades salvadoreñas han negado en otras ocasiones que la estrategia de seguridad gubernamental se base en dar muerte a los pandilleros.
"Nuestro éxito no está fundado en cuántas balas seamos capaces de disparar" sino "en la confianza que nuestros ciudadanos sientan", dijo el director de la Policía a mediados de abril, cuando fue desplegado el comando elite.
No obstante esta aseveración, el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, aseguró a Efe que ha abierto 39 expedientes de investigación en los que figuran 139 personas muertas en operativos policiales para determinar si fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales.
A mediados de junio, el alto comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Hussein, urgió a las autoridades de El Salvador a mejorar la seguridad pública y que se respeten los derechos humanos por las denuncias del surgimiento de "escuadrones de la muerte".
Las autoridades salvadoreñas acusan a las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18 de mantener los altos índices de homicidios que sitúan a El Salvador como uno de los países más violentos del mundo.
Las cifras oficiales dan cuenta de que el primer semestre del 2016 es el más violento en la última década en el país centroamericano.
En este lapso un total de 3.050 personas fueron asesinadas, un 6,1 % más que las 2.874 registradas en 2015.
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor