OPINION: La dura realidad de Suramérica

La situación actual de América del Sur nos llama a muchas reflexiones, puesto que los países de esta región vienen debatiéndose, cada una de ellas, en singulares batallas, revueltas, expectativas y casi revoluciones, como no se habían visto desde los turbulentos años sesentas y setentas, en los que abundaban los protagonismos, las ganas de tomar el poder, las ansias de cambiar el mundo, la dictadura del proletariado, las plusvalías, los golpes de estado y los tanques en las calles.
Ahora no se tienen las mismas motivaciones, los mismos colores, ni las mismas caras, pero en síntesis Suramérica está protagonizando efervescencias que pueden cambiar el escenario político y social de esta región, en este inédito Siglo XXI. Advertimos pretextos escondidos, conflictos encubiertos y rencillas todavía adormecidas a punto de germinar; parecería que se está gestando un nuevo orden de cosas y las condiciones se preparan y prevén a una región distinta.
Sin dudarlo, podemos señalar a Venezuela como el punto de ebullición en esta América, puesto que aglutina todos los ingredientes para escribir el mejor guión de película de aventuras y ciencia ficción; con Nicolás Maduro como el dictador omnipotente y charlatán, con las diarias movilizaciones y las disparatadas informaciones que se emiten cada minuto, cada hora, cada día y desde hace 4 años en cuanto medio de comunicación televisivo o escrito exista; el colofón de este thriller seguro nos ofrecerá más persecuciones, linchamientos, embargos, plebiscitos y juicios por doquier.
Pero no solo es Venezuela, ahí cerquita nomás está Brasil y sus tres presidentes cuestionados y a punto de ser encarcelados por las intrigas que desata la presión mediática, las delaciones de Barata y Marcelo Odebrecht y la histórica pugna entre gobiernos liberales y populistas. De todos modos el caso de Brasil es emblemático y puede arrasar todo tratado, comunidad u organismo más o menos establecido, cambiando e incorporando nuevas asociaciones o grupos de tendencias parecidas o por el contrario disgregando y polarizando otras, salvo claro surja algún líder que los unifique.
Más al sur están los casos de Argentina, Chile y Bolivia, cada quien con diferentes ánimos, prudencias y arrebatos. Bolivia por ejemplo viene dando la pauta en los últimos años, haciendo gala de prosperidad, imaginación y derribando mitos y gobernantes sempiternos, con un Evo Morales que pretende convertirse en el superstar de la política latinoamericana, siempre y cuando no se lo “bajen” antes. Los casos de Argentina y Chile pueden ir de la mano si no fuese porque uno es liberal a ultranza y el otro medio encubierto por su origen social-demócrata, si es que todavía es válido ese término, lo cierto es que Macri en Argentina tiene una avalancha de impopularidad, a cuesta de querer insertar a su país otra vez en la órbita capitalista, y Chile, el lunar de Sudamérica, creyéndose siempre más de lo que pretende y ahora sí con aires de la renovación y aires reminiscentes que se le viene.
Perú, un caso suigéneris, con un presidente al que no lo dejan gobernar, con un Congreso copado por fujimoristas que aún no entienden que perdieron la elección en 2016 y que actúan en plan de venganza y soñando con que el país se desbarranque y sean ellos los salvadores; acompasados claro con la resonancia de los medios de comunicación y los grupos de poder, acentuándose cada vez más el centralismo. En el norte, Ecuador continúa el legado de Correa, aunque el nuevo gobernante pretende refrescar la política dura, populista y de confrontación de su antecesor. Finalmente Colombia, con grandes perspectivas luego de insistir en la paz, pero con antiguos fantasmas que quieren regresar y alborotar la montaña.
Cada quien con sus problemas y ánimos exacerbados, pero en América Latina siempre hay un cordón umbilical que nos une, será pues que la conquista de hace mas de 500 años nos marcó de por vida, y cuando se movilizan y enfurecen tropas o civiles allá en la cordillera, también resuenan los gritos de libertad o democracia allá en la costa o en la tupida selva; aunque ahora último más bien se escuchen voces de soberanía y dignidad.
Daniel Torreblanca
dalto1961@yahoo.es
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor

Doy gracias por la resistencia de los inmigrantes

El drama migratorio de Mariano Cardoso

Cruel eliminación del TPS por parte del gobierno de Trump

El presidente que terminó DACA ahora amenaza al “Dream Act” con drásticas medidas

Revocación de DACA: Es tiempo de presionar el Congreso

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

¿Mantendrá la Casa Blanca como rehenes a los Dreamers?

INMIGRACIÓN: un cubano se salva por ahora de la deportación

Trump respalda reducir a la mitad la inmigración legal en EE.UU

La agenda “transparente” del Presidente Trump

Clima

diciembre 12, 2017, 5:21 am
Cubierto
Cubierto
1°C
sensación térmica: 1°C
presión: 1010 mb
humedad: 69%
viento: 1 m/s NNE
Ráfagas: 1 m/s
UV-Index: 0
salida del sol: 7:09 am
puesta de sol: 4:20 pm
 

Titulares de la Red Hispanic Digital Network