ONGs piden más esfuerzos en pro de un alto el fuego para detener el sufrimiento en Gaza

Bogotá, 7 ene (EFE).- Mientras la ONU proseguía hoy sus gestiones en pro de un alto el fuego en Gaza, varias organizaciones no gubernamentales exigieron que se les permita aliviar el sufrimiento de la población civil a causa de la ofensiva militar israelí.

"Israel ha fracasado en su obligación legal de proporcionar alimentos y medicinas a la población civil en Gaza", indicó hoy en una conferencia de prensa en Naciones Unidas la responsable de Human Rights Watch (HRW) para Oriente Medio, Sarah Leah Witson.

Esa ONG, Oxfam International, World Vision International y Care International criticaron la operación iniciada hace doce días por Israel contra el movimiento islamista Hamás en Gaza.

Entre tanto, también en la ONU, los miembros del Consejo de Seguridad y los ministros de Exteriores de la Liga Árabe proseguían los contactos iniciados el martes para tratar de alcanzar un acuerdo que lleve a un alto el fuego en Gaza.

Además, los quince integrantes del máximo órgano de la ONU tenían previsto celebrar hoy consultas a puerta cerrada para discutir un proyecto de resolución presentado por Libia para detener la ofensiva israelí y la propuesta de tregua anunciada por Egipto y Francia.

Fuentes diplomáticas indicaron la posibilidad de que Libia retire su texto por no contar con el respaldo suficiente, lo que allanaría el camino para que el Consejo adopte una declaración de respaldo a las gestiones del presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el francés, Nicolas Sarkozy.

El Gobierno de EE.UU. se mostró hoy cauteloso ante el plan franco-egipcio para forjar un alto el fuego en Gaza y señaló que trabaja en "otras vías diplomáticas" y necesita saber más detalles de la propuesta.

Por ello, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, ha prolongado su estancia en Nueva York para seguir negociando en la ONU una solución "efectiva y duradera" al conflicto bélico en la Franja de Gaza, informó hoy el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Robert Wood, en su rueda de prensa diaria.

"Mientras los ministros de Asuntos Exteriores intentan aprobar una resolución sobre la crisis de Oriente Medio, decenas de miles de familias siguen bajo el bloqueo en Gaza y sufren condiciones de vida desesperadas con muchos heridos civiles en un sistema humanitario casi colapsado", subrayó por su parte Oxfam Internacional.

"Debe de haber una respuesta firme de la comunidad internacional para lograr un alto el fuego inmediato y permanente", indicó la responsable legal de esa ONG en Nueva York, Nicole Widdersheim.

Agregó que tras doce días de violencia "ha llegado el momento de que el Consejo de Seguridad apruebe de forma urgente una resolución que exija el alto el fuego. Cualquier retraso solo aumentará el sufrimiento de miles de civiles inocentes".

"Bloquear a 1,5 millones de personas, restringir la electricidad, cortarles el agua, durante 18 meses es inaceptable. El 40 por ciento de la población palestina sufre ese bloqueo" de Israel, indicó el portavoz de Oxfam en Jerusalén, Michael Builey.

Las fuerzas militares israelíes detuvieron hoy los bombardeos durante tres horas para permitir aprovisionarse a la población a través de un corredor humanitario, pero al mismo tiempo se anunció que el Ejército se va a desplegar en toda la Franja de Gaza.

La ofensiva "Plomo Fundido", dirigida a reducir la capacidad de Hamás y las milicias armadas de atacar el sur de Israel, comenzó el 27 de diciembre y ha dejado más de 700 palestinos muertos y 3.000 heridos, mientras que en Israel han muerto 9 personas y decenas han resultado lesionadas por fuego palestino.

El relator especial de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1967, Richard Falk, dijo hoy en Sao Paulo que los ataques y bloqueos de Israel a Gaza constituyen "crímenes contra la humanidad y los responsables de imponer esa situación deben ser responsabilizados".

Sin embargo, explicó que si el Gobierno israelí es declarado culpable en una investigación, los responsables deberán someterse a un juicio en un tribunal creado especialmente, como sucedió con Ruanda, pues Israel no forma parte de la Corte Internacional de Justicia.

Falk evitó calificar de "terrorista" al grupo palestino Hamás y tampoco quiso referirse a la situación como un "genocidio".

En tanto, la Cámara de Diputados de Chile pidió hoy al Gobierno que solicite al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que disponga el envío de tropas de paz a la Franja de Gaza, con el fin de detener los ataques del Ejército de Israel.

El proyecto exhorta, además, a garantizar las condiciones para ejecutar las resoluciones de las Naciones Unidas que, según los diputados chilenos, "el Estado de Israel sistemáticamente no ha respetado, en especial la fijación de las fronteras de 1967".

El ex canciller uruguayo y experto en derecho internacional Héctor Gros Espiell afirmó que la ONU "debe imponer" un alto al fuego en el conflicto armado entre Israel y Hamás "incluso, de ser necesario, por la fuerza".

Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, señaló que el mundo está "cruzado de brazos" ante lo que sucede en Gaza "porque detrás de Israel -aseveró- está el maldito imperio norteamericano".

Chávez agregó que su Gobierno esperará a ver cuál es la posición que tomará Barak Obama cuando asuma la Presidencia de Estados Unidos el 20 de enero, aunque manifestó que no se hace ilusiones respecto a una decisión de ese país en favor del cese de la "agresión" israelí a la Franja de Gaza.

El jefe de Estado venezolano explicó que su Gobierno decidió este martes expulsar al embajador israelí en Caracas, Shlomo Cohen, "por dignidad" y acusó a los gobernantes de Israel de ser "los mensajeros de la muerte y de la guerra".

Además, pidió al "pueblo de Israel" que "reflexione" sobre lo que ocurre en Gaza.

Acerca del Autor