Obama promete un año “decisivo” para EE.UU.

Washington, 29 ene (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, prometió que 2014 será "decisivo" para apuntalar la economía y reducir la desigualdad al anunciar un paquete de decretos, fundamentalmente sobre empleo y educación, al tiempo que reiteró que cerrará Guantánamo y su rechazo a nuevas sanciones contra Irán.
"Estados Unidos no se detiene. Y yo tampoco lo haré", afirmó Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión en el Capitolio, donde adelantó que "está ansioso" por trabajar con el Congreso, pero que también tomará medidas ejecutivas, sin él, siempre que pueda, "para ampliar las oportunidades para más familias estadounidenses".
El presidente resaltó que 2014 "puede ser un año decisivo" para el país, ya que "por primera vez en más de una década" es el lugar "número uno del mundo" para invertir, por delante de China.
Incluso en un momento de recuperación económica, "demasiados estadounidenses están trabajando más que nunca solo para sobrevivir y salir adelante", lamentó Obama. "Los salarios promedio apenas se han movido, la desigualdad se ha profundizado y la movilidad ascendente se ha estancado", advirtió.
Por ello, tal como había adelantado la Casa Blanca los últimos días, Obama anunció varios decretos, aunque de alcance bastante limitado, para que 2014 sea "un año de acción", y a la vez volvió a pedir el apoyo del Congreso para sacar adelante los principales retos de su agenda, entre ellos la reforma migratoria.
El presidente detalló que elevará por decreto, a 10,10 dólares la hora, el salario mínimo de algunos trabajadores federales, pero para aumentar el de todos los trabajadores, actualmente en 7,25 dólares, necesita que el Congreso actúe al respecto.
Entre el resto de medidas que presentó y no necesitan el visto bueno del Congreso destacan un acuerdo con grandes compañías de EE.UU. para que promuevan la contratación de personas que llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral y un plan para conectar "con la mejor tecnología" a 20 millones de estudiantes de 15.000 escuelas.
También la puesta en marcha de un programa para ayudar a los estadounidenses a ahorrar para la jubilación, la creación de cuatro nuevos institutos de innovación manufacturera durante este año e incentivos para que camiones de capacidad mediana y pesada funcionen con gas natural u otros combustibles alternativos.
Obama insistió al Congreso en la urgencia de renovar los subsidios a los desempleados de larga duración, que expiraron en diciembre, y propuso extender un beneficio fiscal del que disfrutan las familias de bajos ingresos a las personas que no tienen hijos, una idea bien vista por algunos republicanos y economistas conservadores.
Asimismo, urgió al Congreso a aprobar este año la reforma migratoria, una promesa pendiente desde que llegó a la Casa Blanca, en 2009.
"Los republicanos y demócratas del Senado han actuado. Sé que los miembros de ambos partidos en la Cámara de Representantes quieren hacer lo mismo (...) Procedamos a aprobar la reforma este año", apremió el presidente.
Sobre otra de sus promesas pendientes, la de cerrar Guantánamo, Obama dijo que 2014 debe ser el año de su clausura, y pidió al Congreso que actúe para facilitar el traslado de los detenidos que aún quedan en la prisión, ubicada en una base en Cuba y abierta en 2002.
La mención al tema migratorio y la defensa que hizo de su reforma sanitaria, cuya aplicación ha sufrido numerosos problemas y críticas, estuvo entre lo más aplaudido de su intervención.
Obama fue ovacionado, además, cuando dijo que es una "vergüenza" que en el año 2014 las mujeres sigan ganando 77 centavos por cada dólar que recibe un hombre, e insistió en que merecen cobrar "lo mismo" por realizar el mismo trabajo.
La política exterior dominó la segunda parte del discurso y no hubo novedades.
Obama repitió que vetará cualquier proyecto de ley que incluya nuevas sanciones a Irán durante el plazo de negociaciones entre el Grupo 5+1 y Teherán, y urgió a "darle una oportunidad de éxito a la diplomacia".
"Si los líderes de Irán no aprovechan esta oportunidad, yo seré el primero en requerir la aplicación de más sanciones y estaré preparado para ejercer todas las opciones necesarias para asegurar que Irán no fabrique un arma nuclear", advirtió.
Por otro lado, Obama afirmó que, si se allanan las diferencias con el Gobierno de Afganistán, un número reducido de tropas estadounidenses podría permanecer en ese país en 2015, aunque eso no evitará que se declare el fin de la guerra a finales de este año, como está previsto.
El joven militar Cory Remsburg, que ha sobrevivido a fuerza de tesón a sus gravísimas heridas en Afganistán, protagonizó precisamente el momento más emotivo del discurso, en el que todos los asistentes, incluido Obama, le aplaudieron puestos en pie durante minutos.
Obama también reiteró en su intervención su promesa de reformar los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), sin mencionar a Edward Snowden, quien los sacó a la luz, y destacó el comercio y los intercambios educativos como claves en las relaciones de EE.UU. con Latinoamérica.

Obama advierte al Congreso que vetará las sanciones a Irán durante las negociaciones

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió al Congreso que vetará cualquier proyecto de ley que incluya nuevas sanciones a Irán durante el plazo de negociaciones entre el Grupo 5+1 y el régimen iraní, y urgió a "darle una oportunidad de éxito a la diplomacia".
"Déjenme aclarar algo: si este Congreso me envía ahora un nuevo proyecto de ley de sanciones que amenace con descarrilar estas negociaciones, lo vetaré", dijo Obama durante su discurso del Estado de la Unión ante ambas cámaras del Congreso.
"Por el bien de nuestra seguridad nacional, tenemos que darle una oportunidad de éxito a la diplomacia", agregó.
"Si los líderes de Irán no aprovechan esta oportunidad, yo seré el primero en requerir la aplicación de más sanciones y estaré listo para ejercer todas las opciones necesarias para asegurar que Irán no fabrique un arma nuclear", enfatizó.
Pero si los líderes iraníes "aprovechan esta coyuntura", "entonces Irán podría dar un paso importante para volver a formar parte de la comunidad de naciones", y EE.UU. habrá "solucionado uno de los desafíos principales en materia de seguridad de nuestra época, evitando los riesgos de una guerra", prosiguió Obama.
El Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) alcanzó el pasado 24 de noviembre un acuerdo preliminar con Irán en virtud del cual el Gobierno iraní congeló desde la semana pasada los aspectos más polémicos de su programa nuclear, a cambio de un alivio moderado del régimen internacional de sanciones.
El Gobierno de Obama ha encontrado dificultades a la hora de vender ese acuerdo al Congreso de EE.UU., y desde hace dos meses trata de convencer a republicanos y demócratas en el Senado de que no aprueben un proyecto de ley bipartidista que impondría nuevas sanciones a Irán en caso de que fracasen las negociaciones.
Obama reconoció que las negociaciones para alcanzar un acuerdo definitivo, que se iniciarán a mediados de febrero en Nueva York, "van a ser difíciles", y "es posible que no tengan éxito".
"Tenemos muy claro que Irán apoya a organizaciones terroristas como Hizbulá, las cuales amenazan a nuestros aliados; y la falta de confianza entre nuestras naciones no va a desaparecer fácilmente", admitió.
No obstante, subrayó que las negociaciones "no dependen de la confianza", sino en el requisito de que todos los acuerdos a largo plazo que se acuerden "estén basados en acciones comprobables" que demuestren "que Irán no está fabricando una bomba nuclear".
"Si John F. Kennedy y Ronald Reagan pudieron negociar con la Unión Soviética, indudablemente un país fuerte y seguro de sí mismo como Estados Unidos puede negociar con adversarios de menor peso en la actualidad", subrayó.
En virtud del acuerdo preliminar con Irán, el 5+1 ha dejado sin efecto sanciones como la prohibición al país de transportar su petróleo, la de comerciar con oro y metales preciosos, las restricciones a los productos petroquímicos y el veto a ciertas transacciones financieras con bancos iraníes.
La apertura de EE.UU. a Irán le ha valido además una trifulca con su aliado Israel, cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha llegado a calificar el acuerdo negociado como "un pacto de ensueño" para Teherán.

Obama reafirma su promesa de reformar el espionaje sin mencionar a Snowden

El presidente de EE.UU., Barack Obama, reafirmó su promesa de reformar los programas de espionaje electrónico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), sin mencionar a Edward Snowden, el exanalista que reveló esas prácticas en 2013 y se encuentra refugiado en Rusia.
"Trabajaré con el Congreso para reformar los programas de vigilancia, porque el vital trabajo que realizan nuestros servicios de inteligencia depende de la confianza pública, aquí y en el extranjero, en que no se viola la privacidad de los ciudadanos de a pie", dijo Obama en su solemne discurso sobre el Estado de la Unión ante las dos cámaras del Congreso.
El mandatario estadounidense abordó con esa escueta referencia uno de los asuntos más polémicos que enturbió su mandato en 2013, y evitó mencionar a Snowden, el analista que reveló el año pasado los programas de espionaje de la NSA.
En respuesta a esa polémica, el pasado 17 de enero Obama anunció que la NSA dejará de hacer acopio masivo de datos en conexiones telefónicas de todo el mundo, acotará las justificaciones legales para obtener información electrónica y pondrá fin al espionaje de mandatario aliados.
Por otro lado, el presidente también se refirió en su alocución de hoy a los "límites prudentes" que ha establecido en el uso de los "drones", aviones no tripulados, cuyo uso le ha valido críticas durante los últimos años.
Según el Buró de Periodismo de Investigación, que lleva la cuenta de los ataques con "drones" estadounidenses, la semana pasada se cumplieron cinco años desde el primer ataque teledirigido ordenado por la Administración Obama.
Desde 2009, en Pakistán, Yemen y Somalia el Gobierno de Obama ha ordenado unos 390 ataques con "drones" (ocho veces más que durante la Presidencia de George W. Bush), con más de 2.400 muertes, 273 civiles, según esos cálculos.

Obama afirma que EE.UU. demostrará en los Juegos de Sochi su compromiso con la igualdad

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo que su país demostrará en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi su "compromiso" con la "dignidad" e "igualdad" de todos los seres humanos, en una alusión a la aprobación de varias leyes en Rusia discriminatorias hacia los homosexuales.
"Creemos en la dignidad intrínseca y la igualdad de todos los seres humanos, sin distinción de raza o religión, credo u orientación sexual", sostuvo Obama durante su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso estadounidense.
La próxima semana "el mundo verá una expresión de ese compromiso cuando el equipo de Estados Unidos entre al estadio olímpico marchando con la bandera roja, blanca y azul, y traiga a casa el oro", destacó el mandatario, entre ovaciones y gritos de "USA, USA, USA".
Más de 230 deportistas, 270 entrenadores y unos 10.000 ciudadanos de EE.UU. se desplazarán a Sochi (Rusia) con motivo de los Juegos de Invierno.
La delegación que representará a Estados Unidos en la apertura y clausura de los Juegos de Sochi estará compuesta por dos antiguos atletas abiertamente homosexuales.
Mientras algunos deportistas abiertamente homosexuales han criticado al Gobierno de Rusia por sus políticas discriminatorias e incluso llamaron a boicotear los Juegos, el mandatario ruso, Vladímir Putin, ha dicho que todos los atletas y aficionados serán bienvenidos a Sochi, independientemente de su nacionalidad, raza u orientación sexual.
Por primera vez desde los Juegos Olímpicos de Sidney (Australia) en 2000, no viajarán a la ceremonia de apertura de Sochi ni el presidente ni la primera dama o el vicepresidente o un exmandatario en representación de Estados Unidos.

Obama anuncia un plan para mejorar el acceso tecnológico a 20 millones de estudiantes

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció una iniciativa para conectar "con la mejor tecnología" a 20 millones de estudiantes de 15.000 escuelas de todo el país y reiteró su compromiso con la expansión de la educación preescolar.
Con el apoyo de compañías como Apple, Microsoft, Sprint y Verizon, "tenemos la financiación inicial para comenzar a conectar a más de 15.000 escuelas y veinte millones de estudiantes en los próximos dos años sin añadir un centavo al déficit", afirmó Obama durante su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso.
El presidente también reiteró que su objetivo es conectar "al 99 por ciento" de los estudiantes a internet de alta velocidad en los próximos cuatro años.
Según recordó Obama, "una de las mejores inversiones para la vida de un niño es la educación temprana de alta calidad".
Por ello, reiteró la petición que ya hizo el año pasado al Congreso para que apruebe una iniciativa para expandir los programas y la financiación de los programas de educación preescolar.
Unos 30 estados han aumentado por su cuenta la financiación para esa educación preescolar y este año "vamos a invertir en nuevas asociaciones con más estados y comunidades de todo el país", prometió el presidente.
"En definitiva, Michelle (Obama) y yo queremos que cada niño tenga las mismas oportunidades que este país nos dio a nosotros", subrayó el mandatario.

Obama califica de "vergüenza" el que las mujeres cobren menos que los hombres

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo que es una "vergüenza" que en 2014 las mujeres sigan ganando 77 centavos por cada dólar que gana un hombre e insistió en que merecen ganar "lo mismo" por realizar el mismo trabajo.
"En la actualidad, las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de nuestra mano de obra", recordó el mandatario en su discurso anual sobre el Estado de la Unión ante el Congreso.
A pesar de eso, "siguen ganando 77 centavos por cada dólar que gana un hombre", continuó Obama.
"Eso está mal y, en el año 2014, es una vergüenza", aseguró el mandatario.
El presidente apuntó que las mujeres "merecen tener la posibilidad de tener un hijo sin sacrificar su empleo" y una madre merece tener un día libre para atender a un hijo enfermo o a un padre enfermo sin meterse en problemas.
"Es hora de acabar con las políticas laborales que parecen sacadas de un episodio de Mad Men", señaló Obama, quien pidió al Congreso y al sector empresarial que se unan "para darle a cada mujer la oportunidad que merece"
"Tengo la firme convicción de que cuando las mujeres tienen éxito, Estados Unidos tiene éxito", concluyó el presidente.

Obama reitera su intención de cerrar el penal de Guantánamo cuanto antes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró su intención de cerrar el penal de Guantánamo cuanto antes y pidió al Congreso que actúe para facilitar la transferencia de los detenidos que aún quedan en la prisión desde que se abriera en 2002.
"Con la guerra de Afganistán tocando a su fin, éste tiene que ser el año en que el Congreso levante las restricciones restantes para las transferencias de prisioneros y para que cerremos la prisión de la Bahía de Guantánamo", dijo Obama durante su discurso del Estado de la Unión ante ambas cámaras del Congreso.
"No sólo luchamos contra el terrorismo a través de las actividades de inteligencia y las acciones militares, sino también cuando permanecemos fieles a nuestros ideales constitucionales y damos ejemplo al resto del mundo", afirmó el mandatario.
Obama argumentó que Estados Unidos "tiene que dejar atrás esta situación de estar permanentemente en pie de guerra" a pesar de seguir comprometido con perseguir "de forma agresiva a las redes terroristas, mediante esfuerzos mejor enfocados y desarrollando la capacidad de nuestros aliados extranjeros".
El presidente afirmó que la estrategia estadounidense ha puesto "a la cúpula de Al Qaeda en el camino a la derrota", si bien "la amenaza ha evolucionado a medida que las organizaciones afiliadas a Al Qaeda y otros extremistas se han radicado en diferentes partes del mundo".
"En Yemen, Somalia, Irak y Mali tenemos que seguir trabajando con nuestros socios para interrumpir y desarmar estas redes. En Siria apoyaremos a los grupos de oposición que rechazan los planes de las redes terroristas. Aquí en casa, seguiremos fortaleciendo nuestras defensas y combatiremos las nuevas amenazas, como los ciberataques", enumeró.
Después de 12 años operativo, el penal de Guantánamo, pensado durante el Gobierno de George W. Bush para interrogar y encarcelar a sospechosos de colaborar con Al Qaeda tras los atentados del 11S, aún mantiene a 155 presos, la mayoría de los cuales ha recibido el visto bueno para ser transferidos.
Muchos de ellos aún no han sido acusados formalmente y solo unos pocos están actualmente en proceso para ser juzgados en un tribunal habilitado en la base militar en territorio cubano, donde no se aplican del mismo modo las garantías procesales de los tribunales federales estadounidenses.
Desde que en mayo pasado el presidente estadounidense ofreció un discurso reafirmando su compromiso con el cierre de la prisión, se ha transferido a 11 presos, y se ha procedido al nombramiento de los enviados especiales para su clausura tanto del Pentágono como del Departamento de Estado.
No obstante, la mayor dificultad reside en aquellos 48 detenidos que no pueden ser liberados, debido a que suponen un serio peligro para la seguridad nacional, ni juzgados, porque o no hay pruebas suficientes en su contra o las evidencias están gravemente devaluadas por la tortura.
Asimismo, se debe determinar la situación de los 16 detenidos de "alto valor" que deberían ser juzgados en territorio estadounidense si finalmente se cierra la cárcel de Guantánamo, asuntos que hacen dudar a muchos de los legisladores sobre el destino del penal.

Obama afirma que todos los ucranianos deben tener voz y voto en el futuro de su país

El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó que todos los ucranianos deben tener voz y voto en el futuro de su país, horas después de que se produjese la dimisión del equipo de Gobierno del presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich.
"En Ucrania, defendemos el principio de que todo el pueblo tiene derecho a expresarse libre y pacíficamente y a tener voz y voto en el futuro del país", dijo Obama en una breve mención al país europeo durante su discurso del Estado de la Unión ante las dos cámaras del Congreso estadounidense.
La oposición ucraniana se apuntó este martes una crucial victoria al lograr que se cumplan dos de sus principales demandas: la dimisión del equipo de Gobierno de Yanuckóvich y la derogación en la Rada Suprema (Parlamento) de las leyes represoras que limitaban las libertades fundamentales.
El vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, telefoneó este martes a Yanukóvich para pedirle que acceda a las demandas de los manifestantes, trabaje con la oposición y dé paso a "un nuevo Gobierno que aporte unidad política", informó la Casa Blanca.
La Casa Blanca consideró que el Gobierno de Ucrania, que desató las protestas a finales de noviembre pasado por su oposición a un acuerdo de asociación con la Unión Europea a favor de un mayor vínculo con Rusia, debe aprobar una "ley de amnistía".
En su discurso, Obama afirmó además que la alianza entre Estados Unidos y Europa "sigue siendo la más fuerte que el mundo haya conocido jamás".

Obama alaba el progreso de EE.UU. hacia la independencia energética

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo que su país está más cerca de la independencia energética de lo que lo ha estado "en décadas" y señaló que eso obedece en gran medida a la extracción de gas natural.
"Estados Unidos está más cerca de la eficiencia energética de lo que lo ha estado en décadas", afirmó el presidente durante su discurso anual sobre el Estado de la Unión ante el Congreso.
"Uno de los motivos" es que el gas natural "si se extrae de forma segura" es el combustible que puede proporcionar la energía necesaria a la economía de EE.UU. "con mucha menos contaminación de carbono que causa el cambio climático", explicó Obama.
El presidente recordó que el sector privado planea invertir casi 100.000 millones de dólares en nuevas fábricas que usan gas natural y prometió que eliminará los impedimentos burocráticos para ayudar a los estados a construir esas fábricas.
Añadió que el Congreso puede ayudar "poniendo a personal a trabajar en la construcción de estaciones de servicio que transformen más automóviles y camiones de petróleo extranjero a gas natural estadounidense".
El presidente destacó que la producción de petróleo y gas natural no es la única que está en pleno auge: "También nos estamos convirtiendo en líder mundial en energía solar", aseguró.
"Cada cuatro minutos, otro hogar o empresa en Estados Unidos adopta la energía solar; cada panel que se instala tiene detrás a un trabajador cuyo empleo no puede subcontratarse en el extranjero", insistió Obama.

Obama se sirve de héroes anónimos para lanzar un enérgico mensaje optimista

Una emprendedora, un agricultor, un médico y un joven militar que casi muere en Afganistán. Éstos son algunos de los héroes anónimos de los que se sirvió el presidente de EEUU, Barack Obama, para lanzar un enérgico mensaje optimista en su discurso sobre el Estado de la Unión.
Durante una hora y cinco minutos, un Obama relajado y seguro trató de hacer olvidar que su Administración pasa por sus horas más bajas y puso el foco en las oportunidades de futuro de los principales destinatarios de su alocución: la clase media y baja del país.
En un discurso pegado a la realidad y sin grandes promesas, los momentos más emotivos los protagonizaron un joven militar que sobrevivió a una explosión en Afganistán, las miles de mujeres que cobran menos que sus compañeros varones por desempeñar la misma labor y los más de 11 millones de indocumentados que residen en el país.
Cory Remsburg, que ha sobrevivido a fuerza de tesón a sus gravísimas heridas en Afganistán, se llevó la ovación más cálida de la noche, con todos los asistentes en pie y aplaudiéndole -incluido el presidente, que le dedicó el final de su discurso-, un honor al que, por sus problemas en un brazo, respondió con una sola mano, golpeándola contra el pecho, y visiblemente emocionado.
Otro de los momentos que pusieron en pie al Hemiciclo fue la apasionada y gráfica defensa que hizo Obama de la igualdad salarial para la mujer: "Es hora de acabar con las políticas laborales que parecen sacadas de un episodio de 'Mad Men'", dijo, en referencia a esta serie de publicistas ambientada en los sesenta, una de sus favoritas.
El alegato por la reforma migratoria, que no se llevó más de un párrafo del discurso presidencial, arrancó, sin embargo, una encendida ovación entre los asistentes, con el aplauso incluso del líder de la mayoría republicana en la Cámara, Eric Cantor.
Como es habitual en sus alocuciones, Obama destacó en varias ocasiones la labor de la primera dama, Michelle, en campañas como la dirigida a luchar contra la obesidad.
Michelle sorprendió a todos con la elección de un conjunto verde oscuro muy discreto y que cubría sus brazos, algo que desató inmediatamente numerosos comentarios en la redes sociales, que comenzaron a pedir "freemichellearms" (liberad los brazos de Michelle) en una etiqueta.
La primera dama, que puso de moda en Estados Unidos los vestidos sin mangas, cubrió hoy sus torneados brazos con una torera rígida del mismo color que una falda larga, con vuelo, ceñida a la cintura y con ligeras líneas.
Otro de los momentos que quedarán para el anecdotario del quinto discurso sobre el Estado de la Unión de Obama será la alusión que el presidente hizo de los orígenes humildes de algunos de los asistentes más ilustres.
"En Estados Unidos el éxito no debería depender de dónde uno nace. Y así es como el hijo de un camarero es presidente de la Cámara de Representantes -el republicano John Boehner - y un niño criado solo por su madre es presidente de este país", defendió con entusiasmo.
En la gran alocución política anual de EEUU también se vivieron otros momentos curiosos, como los gritos de "USA, USA, USA" cuando Obama predijo el éxito de los deportistas nacionales en los próximos Juegos Olímpicos de Sochi (Rusia).
El optimismo de Obama con el futuro quedó patente a lo largo de todo su discurso, en el que llegó a decir, sobre las negociaciones nucleares con Irán: "Si John F. Kennedy y Ronald Reagan pudieron negociar con la Unión Soviética, indudablemente un país fuerte y seguro de sí mismo como Estados Unidos puede negociar con adversarios de menor peso en la actualidad".
Pero, del mismo modo que en los muros del Congreso sonó el eco de sus dos grandes promesas de 2013 fallidas (la reforma migratoria y el control de armas), Obama tampoco pudo cumplir hoy con dos promesas que hizo el año pasado: hacer un discurso más corto (duró unos minutos más) y ser más puntual (comenzó con diez minutos de retraso).

Identidad Latina
Acerca del Autor