Obama insta a pasar la reforma migratoria este año tras superar el bache fiscal

Washington, 17 oct (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó hoy a los legisladores a que pasen una reforma migratoria integral antes de que finalice el año, tras solucionar la crisis fiscal que ha mantenido paralizadas las actividades federales durante 16 días y casi provoca la suspensión de pagos.
"Tenemos que terminar el trabajo y arreglar nuestro roto sistema migratorio. Ya hay una amplia coalición en todo Estados Unidos que está detrás de este esfuerzo por la reforma integral de la inmigración, desde líderes empresariales a líderes religiosos o agencias de seguridad", dijo el presidente.
Obama, que compareció hoy con motivo del acuerdo presupuestario alcanzado en la noche del miércoles por el Congreso, insistió en que la reforma migratoria es una medida que ayudará a relanzar la economía estadounidense y que debe estar consensuada lo antes posible.
"De hecho, el Senado ya ha aprobado un proyecto de ley con un fuerte apoyo bipartidista que implicaría el mayor compromiso con la seguridad fronteriza de nuestra historia, modernizaría nuestro sistema de inmigración legal y lograría que todo el mundo pudiera jugar bajo las mismas reglas", añadió el mandatario.
Obama recordó que el texto impulsado de manera bipartidista por el conocido "Grupo de los ocho" y que permitiría un camino hacia la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes ilegales, supondría un acicate para la economía.
"Los economistas estiman que si ese proyecto de ley se convierte en ley, nuestra economía crecería un 5 por ciento en dos décadas. Eso es 1,4 billones de dólares de crecimiento económico", detalló.
"La mayoría de los estadounidenses piensa que esto es lo que hay que hacer. Y están sentados ahí esperando a que la Cámara (de Representantes) lo apruebe. Ahora bien, si la Cámara baja tiene ideas sobre cómo mejorar el proyecto de ley del Senado, vamos a escucharlos", dijo, aunque advirtió que las negociaciones no pueden estancarse en el tiempo.
La Cámara alta aprobó su propuesta para la reforma migratoria el pasado junio, pero desde entonces la Cámara de Representantes no ha logrado alcanzar un acuerdo bipartidista sobre el contenido de su texto.
La disposición sobre la seguridad fronteriza es uno de los asuntos más polémicos, ya que los republicanos de la Cámara baja consideran insuficiente lo acordado por los senadores.
La reforma migratoria, uno de los grandes retos de Obama, ha sido relegada a un segundo plano de la agenda política tras diluirse primero por la crisis siria y después por la crisis fiscal.

Acerca del Autor