No confundir Abogado con Notario Público

¿Sabía usted que en los Estados Unidos existen negocios que ofrecen servicios de Inmigración que parecen legítimos pero no lo son? Es muy fácil para una o varias personas rentar una oficina o establecerse en casa y hacerse pasar por un consultor o especialista en Inmigración, pero en realidad su único propósito es atraer personas de distintos países que no sabrían diferenciar entre un negocio legítimo e ilegitimo. Algunas de las personas que ofrecen estos servicios son los Notarios Públicos. Aquí en los Estados Unidos, el notario público solo representa la autoridad como testigo para observar documentos legales, mas no tiene autoridad para dar aviso legal o explicar los documentos de tipo legal que se presentan ante ellos. En México y en otros países de habla hispana, un notario público juega un papel más importante en asuntos legales y tiene mayor autoridad; sin embargo, las personas en estos países prefieren consultar a un abogado en lugar de un notario.

Con esto no queremos decir que todos los notarios públicos en Estados Unidos van a tomar ventaja de los inmigrantes, sin embargo, existen aquellos que lo hacen y es importante que sepamos que, si está buscando asistencia legal de cualquier tipo, es preferible consultar un abogado. Nadie mejor que un abogado para completar sus formas de inmigración, ya que son los únicos que lo pueden llegar a representar si lo requiere. Los llamados consultores de inmigración pueden prometerle ajustarle su estado legal o su estatus de residente permanente u ofrecerle ser ciudadano americano. Después del 11 de Septiembre del 2001 se ha hecho más difícil obtener la residencia permanente legal o la ciudadanía, por lo cual algunos consultores hacen promesas que no pueden cumplir.

En comparación, con un abogado de inmigración gastará menos. Los otros negocios pueden cerrar o peor aun, amenazarle yendo a la policía local, Inmigración y Aplicación de las Aduanas si los reportan. Solo un abogado con enfoque en Inmigración puede detalladamente llenarle los formularios de Inmigración, actuar como su representante y darle aviso legal. Los abogados en cada estado están sujetos a reglas estrictas y al gobierno de comisiones regulatorias fijadas por la Barra Asociada Estatal y el Departamento de Servicios de Ingresos.

Una cosa importante, cuando trate con un Abogado es que se asegure que practica en el Área de Inmigración y la única forma de saberlo es haciendo preguntas. No se deje intimidar por ellos aun cuando son abogados, también son seres humanos como usted y pueden que no estar calificados para dicha rama.

En días pasados llamé a un abogado para obtener cierta información para un cliente mío que está en proceso de ajustar su estado migratorio. Este abogado había representado al cliente en otro asunto de naturaleza financiera y necesitaba la información para la entrevista de inmigración de mi cliente. Me dijo que estaba trabajando exactamente en el mismo tipo de caso para otro cliente y no sabía qué hacer. Yo le ofrecí consultarme pero declinó mi ayuda, prefiriendo valerse de su experiencia con el poco conocimiento de las leyes migratorias en éste área.

¿Ese abogado puede aprender lo que necesita
para representar a ese cliente?



Por supuesto que puede, pero ya que no practica en ese área de manera regular, estaría sirviendo mejor a su cliente mandándolo a un abogado que tiene práctica en inmigración. Si tú o un pariente o amigo están aquí, ustedes pueden hablar con un abogado de inmigración acerca de su situación. Los abogados son los únicos profesionales aparte de los doctores y padres que tienen un deber de confidencialidad a sus clientes. Un cliente que está fuera de estatus (sin papeles) puede con toda confianza decirle a su abogado y tener la tranquilidad que él no ventilará esta información a nadie, ni siquiera a las autoridades. Un cliente que ha cometido un crimen y que está de manera ilegal en el país puede solamente comentárselo a un abogado. Cualquier otra persona, incluyendo un notario público, tiene la obligación de ser testigo de este hecho y reportarlo a las autoridades competentes o a cualquier otra agencia de inmigración. Lo más recomendable para tratar cualquier asunto de Inmigración es contratar a un abogado profesional en Inmigración. Pregúntele sobre su experiencia en asuntos de inmigración. Si está usted satisfecho con la experiencia que usted está buscando, entonces pregúntele cómo es que puede defenderlo. Sino, entonces siga buscando hasta encontrar al abogado adecuado a su situación específica.

* Traducción: Elaine Rosales

Erin M. Field

Avatar
Acerca del Autor