¿No ahorras tanto como quisieras?

Sigue estos consejos: No gastar todo los sueldos o gratificaciones sino depositarlos en entidades financieras, invertirlos en fondos mutuos, en oro o plata y hasta en bienes y raíces. Adela Lerner, economista y experta en finanzas acaba de publicar el libro “Dinero eficiente. Dónde, cuándo y cómo invertir con éxito”, también recomienda ahorrar la mayor parte posible de sueldos y gratificaciones, pero después de pagar las deudas.

1. El ahorro debe ser una costumbre que no debe perderse nunca

Lerner reconoce que la caída de muchos Bancos en Estados Unidos desde el 2008 y los reducidos intereses que pagan las entidades financieras han desprestigiado el ahorro y el riesgo que implican los diversos mecanismos de inversión. Sin embargo, asegura que guardar algo de los ingresos sí es posible y conveniente y que muchas personas pueden cumplir sus sueños con pequeños ahorros.

2. Haga sumas y restas antes de decidir cuánto va a ahorrar

Antes de determinar cuánto puede ahorrar una persona o una familia, Lerner recomienda usar una hoja en blanco o una página de excel para anotar en un lado los gastos mensuales primarios (alimentos, salud, vivienda, servicios y transportes) y en el otro los secundarios (ropa, entretenimiento, salidas, vacaciones, etc.). Luego, examinar estos últimos para determinar cuál de ellos puede postergar o prescindir para que ese dinero pueda reservarse.

3. Preferir las entidades que pagan los mejores intereses

Lerner, que escribió en el 2005 “Todo sobre el mundo de las inversiones”, recomienda que cuando se tenga algo de dinero hay que depositarlo en las entidades que paguen los mejores intereses. Aunque reconoce que hay cierta desconfianza en bancos o financieras, recuerda que con el fondo de garantía, los depósitos están asegurados.

4. Acciones y fondos mutuos: opciones con grandes riesgos
Para aquellos que busquen mayor rentabilidad, aunque con mayor riesgo, la asesora financiera recomienda los fondos mutuos. Sin embargo, advierte que cada persona debe examinar las ofertas del mercado y elegir la que más le convenga. Comenta que ahora hay fondos mutuos de menor riesgo y en los que se puede entrar con poco dinero. Incluso, existen fondos en los que el inversionista puede retirarse en el momento que quiera.

5. Bienes raíces: dos chicos es preferible que uno grande

Lerner, también recomienda como una opción de inversión las propiedades inmuebles o bienes raíces. Aunque reconoce que no hay planes formales de inversión, piensa que es preferible comprar dos propiedades de menor costo que una grande. Explica que en caso sea solo una propiedad, el riesgo de no recibir la renta por alquiler –por cambio de inquilino– es mucho mayor que si se trata de dos propiedades.

6. Aún siguen siendo atractivos: oro, bonos y obras de arte

Según Lerner, no pueden dejarse de lado las tradicionales alternativas de inversión: bonos, oro y plata y obras de arte. Pero sea cual fuere la opción que elija, nunca se debe gastar todo lo que se recibe. De ello podría arrepentirse, pero nunca de haber logrado ahorrar.

* FUENTE: Diario El Comercio de Perú.

Acerca del Autor