LOCALES: Compensación para trabajadores

Gourmet Haven fue condenado a pagar la suma de $176,664,24 como indemnización a 6 trabajadores inmigrantes, a quienes llegó a pagar salarios que no superaban los $3 por hora. Desde principios del 2013 los activistas de ULA y estudiantes de Yale empezaron a acudir semanalmente a las puertas del establecimiento, ubicado en el campus de Yale, en protesta por la situación de una docena de trabajadores que laboraban hasta 72 horas por semana con una paga que podía llegar a ser de $3 la hora. En estas páginas cubrimos algunas de esas jornadas. En 2014 Chung Cho, propietario de Gourmet Haven fue arrestado por 40 cargos menores y hurto doloso de $250,000 en salarios impagos a los trabajadores. Cho pagó esa cifra y los cargos fueron retirados. En represalia, 6 trabajadores que colaboraron con la investigación de los delitos y estaban vinculados a ULA, fueron despedidos y/o reducida su jornada laboral. Estos recurrieron a la Corte del distrito alegando violación de las leyes estatales y federales. La jueza Vanessa Bryant encontró que los propietarios de Gourment Haven actuaron en represalia contra los empleados que cooperaron con la investigación, llevada a cabo por el Departamento de Trabajo de Connecticut. En la sentencia, que se conoció el 29 de Noviembre, la Corte reconoció el derecho constitucional de estos trabajadores, de conformidad con la Primera Enmienda, de participar con Unidad Latina en Acción (ULA) en su defensa comunitaria, un derecho que Gourmet Haven estaba obligado a respetar pero no lo hizo. “Agradecemos que la Corte defendió el estado de derecho en el caso de Gourmet Haven”, dijo James Bhandary-Alexander, abogado del staff de New Haven Legal Assistance. “En momentos en que la comunidad de inmigrantes y de personas de color se organizan para protegerse en contra de los abusos a los derechos humanos, es más importante que nunca que las garantías constitucionales de libertad de expresión y de asociación de cada persona en este país sean respetadas”, agregó el letrado. El caso de Gourmet Haven no está cerrado. La sentencia dejó sentado que puede disponerse una nueva indemnización si se suministra más evidencia.

Identidad Latina
Acerca del Autor