New England busca regresar a la gloria

De la mano del ingenioso técnico, Bill Belichick, los Patriots de New England se encuentran nuevamente en posición de capturar otro campeonato en la Liga Nacional de Fútbol Americano. Este sería el cuarto título en seis años para los Patriots, aunque ellos saben que el camino no será nada fácil.

Muchas de las caras en el vestuario son nuevas. Los asistentes de Belichick también son relativamente nuevos. Lo que no cambia en New England, es esa mentalidad ganadora que trajo el técnico desde su llegada unos siete años atrás.

A esta fórmula triunfadora se le suma el liderazgo que muestra, semana tras semana, el mariscal Tom Brady. Brady al igual que Belichick llegó a los Patriots en el año 2000 y desde ahí no ha hecho nada más que ganar. Su récord de 80-25 le da un porcentaje de partidos ganados de 76.2%, la cifra mas alta en la historia de la NFL.

En la que es considerada la división mas difícil en toda la Liga, New England pasó el examen con excelentes notas. Uno de los puntos fuertes del conjunto este año fue el gran progreso de su defensa. Solo Baltimore (201) permitió menos que los 237 puntos que cedió la defensa de los Patriots.

Una de las grandes sorpresas en el grupo defensivo fue la de Asante Samuel quien lideró la Liga en intercepciones con 10. Ty Warren y Roosevelt Colvin combinaron por más de 16 “saqueadas” de mariscales, una de las duplas más efectivas en la NFL. Cuando hablamos de sorpresas, se tiene que también mencionar la inesperada contribución de Laurence Maroney, quien compartió tiempo todo el año con Corey Dillon. Los dos le dieron un ataque balanceado que no se había visto en New England por muchos años. Maroney, en su primer año en la Liga, terminó segundo entre novatos en yardas acumuladas.

New England pasó por encima a los Jets, en el primer partido de los Playoffs (37-16) y ahora se enfrentará al duro equipo de los San Diego Chargers. San Diego terminó el año con 14 partidos ganados y solo dos perdidos, y tiene la ventaja de jugar de local, donde terminó la temporada invicto. Los Patriots buscarán usar la experiencia adquirida en los últimos años y no quedar eliminados en la segunda fase de los playoffs por segundo año consecutivo. De ganar este partido, hay una gran posibilidad de que se choquen nuevamente con su archí-rival, los Indianápolis Colts. Por ahora, el enfoque está en San Diego, pero un cuarto título esta ahí al alcance.

Bruno Alatrista
msc_warrior@yahoo.com

Avatar
Acerca del Autor