NELSON MANDELA: América lamenta la muerte de Mandela, una «inspiración» para la humanidad

Bogotá, 6 dic (EFE).- La ONU, la OEA, presidentes, exgobernantes y líderes de América lamentan la muerte del exmandatario sudafricano Nelson Mandela, fallecido este jueves a los 95 años de edad, y destacan que su "incansable lucha" por la paz y la defensa de los derechos humanos es una "inspiración" para la humanidad.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló la vida "ejemplar" que tuvo el expresidente sudafricano y Nobel de Paz de 1993, así como su "determinación" y "compromiso" por hacer posible un mundo mejor.
"Nadie como él hizo tanto por los valores y aspiraciones de Naciones Unidas", dijo Ban al resaltar que su "fortaleza moral" fue "decisiva" para acabar con el régimen del apartheid.
En el mismo sentido, el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, señaló que Mandela fue "un hombre que marcó en la historia mundial un hito insuperable de entrega y consecuencia".
En la misma línea, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien ordenó ondear a media asta las banderas en la Casa Blanca y todos los edificios públicos hasta el anochecer del lunes, afirmó que Mandela "hizo más que lo que se puede esperar de cualquier hombre" y deseó que su legado continúe inspirando a la humanidad.
Madiba, como se le conoció en su país y que era el nombre de su clan en lengua xhosa, "transformó Sudáfrica y nos conmovió", añadió Obama.
La muerte del Nobel de la Paz también fue lamentada por los expresidentes estadounidenses George W. Bush (2001-2009), que en 2002 le concedió la medalla de la libertad de la Casa Blanca, y Bill Clinton (1993-2001), quien sostuvo que el mundo ha perdido hoy "uno de los mejores seres humanos".
Asimismo, Raúl Castro, presidente de Cuba, país que Madiba visitó unos meses después de su liberación tras 27 años de prisión, expresó hoy su "profundo dolor" y resaltó la "grandeza" de su obra.
En Brasil, la mandataria Dilma Rousseff afirmó que su ejemplo "guiará a todos aquellos que luchan por la justicia social y por la paz en el mundo" y lo calificó como "la mayor personalidad del siglo XX".
En la misma línea, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que Mandela representa el "mayor símbolo mundial en la búsqueda de la paz, de la democracia y de la inclusión social".
Por su parte, el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó tres días de duelo en el país por la muerte del líder sudafricano, a quien calificó de "gigante".
También el mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, decretó tres días de duelo nacional y pidió guardar un minuto de silencio por "ese gran héroe de la humanidad".
El presidente de Bolivia, Evo Morales, manifestó su "profundo dolor" y lo calificó de "hombre indomable de espíritu que sacó de la oscuridad al pueblo de Sudáfrica"; mientras el mandatario de México, Enrique Peña Nieto, lo llamó "luchador incansable en favor de la paz, la libertad y la igualdad".
El jefe de Estado de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que "ha muerto un grande entre los grandes" y dijo que Mandela "tuvo la generosidad de saber perdonar, de luchar toda su vida por reconciliar a los sudafricanos".
Por su parte, la presidenta argentina, Cristina Fernández, expresó su "hondo pesar" y lo describió como un "referente mundial de la lucha contra el racismo".
El gobernante de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que el líder sudafricano deja como legado una guía para alcanzar la paz en el país andino; y el presidente de Perú, Ollanta Humala, exhortó a seguir el camino de justicia, fraternidad y libertad que dejó el expresidente sudafricano.
El gobernante de El Salvador, Mauricio Funes, indicó que la muerte del líder sudafricano es "una pérdida irreparable para toda la humanidad"; y el Ejecutivo de Honduras calificó a Mandela de "símbolo" para las naciones democráticas que luchan por eliminar la discriminación.
Asimismo, El Salvador destacó "el enorme legado" que Mandela le dejó al mundo; algo en lo que coincidió el mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, quien dijo que "es un ejemplo a seguir por los hombres libres".
Mientras la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, lo calificó de "líder con empeño e ideales"; y el exmandatario costarricense y Premio Nobel de la Paz 1987, Óscar Arias, recordó que su vida fue un "milagro" debido a su apego a la paz.
Otro premio Nobel de la Paz, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, le describió como "un hombre que partió pero que no se va a ir nunca".
Y el titular del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, sostuvo que Madiba ofreció "un arco iris de posibilidades a un país segregado entre negros y blancos".
El jugador de fútbol brasileño Pelé también manifestó su pesar al asegurar que Mandela, un gran aficionado e impulsor de los deportes en su país, fue "un héroe" para él, así como "un amigo y un compañero en la lucha por el pueblo y por la paz en el mundo".
"Ha muerto en paz, nuestra nación ha perdido al más grande de sus hijos y a un padre", dijo el jefe de Estado sudafricano, Jacob Zuma, al anunciar hoy el fallecimiento de Mandela.
Mandela, que pasó 27 años encarcelado por sus actividades contra el régimen segregacionista, se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica y lideró, junto al último líder del apartheid, Frederik De Klerk, una transición democrática que evitó una guerra civil entre blancos y negros en el país.

Avatar
Acerca del Autor