OPINION: Mujeres modernas, mujeres inspiradoras. Escribe: Armando Zarazú

La llegada del 2016 ha significado para las mujeres estadounidenses, un paso más hacia la tan ansiada igualdad con los hombres. En efecto, a partir del primero de Enero ellas pueden ocupar cualquier posición dentro de las fuerzas Armadas. Esto significa que podrán ser parte activa de las llamadas Fuerzas Especiales y entrar en combate si fuera necesario. Indiscutiblemente que esta decisión de las altas esferas gubernamentales hace justicia al género femenino. Es por esa razón y, además por estar Marzo a la vuelta de una página en el calendario, mes en que por tradición se rinde homenaje a la mujer, vamos a revisar muy brevemente por cierto, la influencia de algunas mujeres en la actualidad. No nos vamos a ocupar de los personajes tradicionales y que tanto lucharon por el avance de los derechos de la mujer. Muchas de ellas ya son fallecidas y sus nombres suenan lejanos a las nuevas generaciones. Vamos a ocuparnos de las que en estos momentos hacen historia y son parte diaria de la vida de muchas jóvenes, quienes ven en ellas el ejemplo a seguir.

Dada la efervescencia política que vive el país el nombre de Hillary Clinton está en todos los medios de comunicación. Esposa de un expresidente, Senadora del Estado de Nueva York y Secretaria de Estado del primer gobierno del actual presidente (Barack Obama); esta extraordinaria mujer, pasiones políticas aparte, está haciendo historia en los Estados Unidos debido a que tiene grandes posibilidades de convertirse en la primera presidenta. En todo caso, sea cual fuere el resultado de las elecciones de Noviembre, su nombre ya está entre las grandes figuras femeninas estadounidenses.

Ronda Rousey, ganadora de una medalla olímpica de Judo en las olimpiadas de Pekín del 2008, ha incursionado con singular éxito en una disciplina en la cual, el estereotipo de la mujer suave y delicada, se convierte en un mito. En el año 2012 ella se convirtió en la primera mujer en firmar contrato con lo que se conoce por su nombre en inglés como Ultimate Fighting Championship. Pronto se convirtió en campeona indiscutible de su disciplina al ir derrotando, una tras otra, a toda oponente que se le ponía al frente.  Luego de un largo reinado perdió su título en Noviembre del año pasado y en la actualidad está entrenando para recuperarlo. Sin embargo, pese a que en la actualidad no ostenta la corona de campeona, ella es considerada como la número uno de la disciplina que practica, y es un ídolo para muchas jóvenes estadounidenses.

Beyoncé (Giselle Knowless-Carter) es una cantante muy popular entre la juventud y los no tan jóvenes también, su experiencia artística se remonta a su niñez y luego, ya de adulta, ha sabido mantenerse en lo más alto de la fama, tanto por las canciones que ha escrito, sus presentaciones en conciertos y grabaciones, todo lo cual la ha llevado a ser ganadora de innumerables premios a lo largo de su carrera artística.

Beyoncé, se describe ella misma, como una moderna feminista y la temática de sus canciones tiene mucho que ver con la situación de la mujer. Todo lo cual la llevó a ser nombrada por la revista Time como una de las personas más influyentes en el mundo en los años 2013 y 2014; además la revista Forbes la ha declarado como la artista femenina más influyente en el 2015.

Otra artista cuya influencia va más allá de los escenarios es Taylor Swift. Llevada por su vocación de servicio a la sociedad esta artista apoyó en la campaña presidencial del 2008 el movimiento conocido como, “Todas Las Mujeres Cuentan” para hacer que las mujeres también participen en el proceso político. Esta artista se caracteriza por su gran generosidad para ayudar a los más necesitados y también a instituciones educativas, todo lo cual la ha llevado a ser objeto de homenajes y premiaciones por instituciones serias y de reconocido prestigio.

Por otro lado, la voz de Taylor Swift se ha alzado en varias oportunidades para defender a las mujeres abusadas y para enfrentarse a todo aquel que trate de menospreciar a la mujer, como lo hizo últimamente con un conocido intérprete de rap.

La tenista Serena Williams es una sensación deportiva por los innumerables campeonatos conseguidos en canchas de tenis, tanto de los Estados Unidos como en el extranjero. Su entereza para enfrentar y superar las barreras raciales en un deporte en el cual raramente participan jugadores/as afroamericanos, la convierten en un ejemplo de lucha y fortaleza contra el terrible flagelo que representa la discriminación en una sociedad, supuestamente adelantada.

Michelle Obama es, por derecho propio, representante de la nueva generación de mujeres que comienza a hacer historia en este país. Abogada de profesión, conoció a su esposo en la oficina de abogados en donde ambos trabajaban. Durante la campaña presidencial que convirtió a su esposo en presidente de los Estados Unidos, ella estuvo a su lado ayudando como una activista más. Posteriormente, ya instalada en la Casa Blanca, ella se ha destacado promoviendo la actividad física y promoviendo alimentación sana para los estudiantes en las escuelas públicas.

Es imposible cerrar esta breve reseña de las mujeres más influyentes de los últimos años en este país sin mencionar a Sonia Sotomayor. Abogada de origen puertorriqueño, nacida en la ciudad de Nueva York y quien, gracias a su constancia con los estudios y disciplina en el trabajo, hizo historia en los Estados Unidos al juramentar como Juez de la corte Suprema en Agosto del 2009, convirtiéndose de esa manera en un orgullo y ejemplo para las juventudes que conforman las minorías, quienes ven en ella un ejemplo digno a imitar y seguir.

Indudablemente que existen muchísimos más ejemplos de mujeres luchadoras, quienes desde los diferentes campos donde desarrollan sus actividades, promueven la igualdad, rechazo al abuso e inspiran a las nuevas generaciones, lamentablemente es imposible reunir a todas en unas cuantas líneas. Por otro lado, existen también quienes desde el anonimato, luchan día a día para que el mundo en que vivimos sea cada vez mejor. Lo hacen en sus hogares, centros de estudios, de trabajo y en la vida diaria. Nuestro admiración y respeto a todas ellas.
Armando Zarazú
azarazu@aol.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor