Moda mundial: De Primera Dama a Presidente

Cada vez es más notoria la cesión que se hace del poder político en diferentes naciones, dentro del ámbito familiar; a los hijos, hermanos y esposas, como un legado a perpetuar. Estados Unidos, Colombia, Panamá, Perú, República Dominicana, Cuba, Guatemala, son ejemplo de ello.

Con el auge del poder femenino en el mundo, se observa también hoy una curiosa tendencia, cual es la de transferir el poder a esposas e hijos; se dice que en Libia, particularmente, el dictador Gadafi estaría dispuesto a dejar el mando en manos de su hijo, Al Islam, quien, al igual que todos los que detentan el poder en el mundo, estudió también la London School of Economics, la misma escuela inglesa a la que asistieran John y Robert Kennedy. El hijo de Gadafi, no obstante, puso en calzas prietas a esta institución, pues se conoció que el director de la Escuela recibió una donación del gobierno libio. Aisha, la hija del mandatario libio, arenga todos los días en Trípoli, en defensa de su padre.
Pero, la tendencia a transferir el gobierno a las esposas, se nota hoy con mayor fuerza, como ocurrió en Argentina con la mandataria Cristina Fernández de Kichner, a quien siempre se le consideró el poder tras el trono. Néstor Kichner, de línea peronista, tipo Guardia Vieja, hizo uno de los mejores gobiernos de los últimos tiempos ahí, supo sanear la enorme deuda y sacar al país de la incertidumbre financiera, en la que estuvo por varios años. Esta situación llevó a que muchos jubilados, trabajadores, perdieran sus ahorros. El funeral de Kichner, en octubre del pasado año, le reveló al mundo cuánto cariño le tenía el pueblo argentino.
Cristina Fernández de Kichner, no obstante, no ha logrado conciliar a la vieja izquierda con los tiempos modernos; ejemplo de ello es la embarazosa situación que vivió el país recientemente, con el veto de unos académicos al Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, quien asistirá a la Feria del Libro en Buenos Aires, y la dolorosa crisis con Clarín, diario que en protesta por el bloqueo a que fue sometido, publicó una página en blanco en marzo pasado. Se asegura que Cristina todavía le hace el juego directo al discurso bolivariano de Hugo Chávez, algo que su esposo supo tamizar, de la misma forma que lo hizo Ignacio Lula Da Silva.

¿Presidenta en República Dominicana?
Decidir que sea la esposa quien acepte una candidatura presidencial, es el ardid de muchos mandatarios para perpetuarse en el poder. Tal es la actitud de Leonel Fernández en República Dominicana. Su esposa Margarita Cedeño de Fernández figura como candidata a la presidencia de esta nación caribeña, en los comicios del próximo 26 de junio, con el aval del PLD, Partido de Liberación Dominicana, el de su esposo, y con mucha opción de voto.
Ya Panamá había tenido una experiencia similar con la viuda de Arnulfo Arias, Mireya Elisa Moscoso Rodríguez, graduada en Decoración de Interiores en Miami, quien gobernó hasta el 2004 con el visto bueno de quienes siempre votaron por el partido de su esposo, el médico y político panameño Arnulfo Arias Madrid.
En Guatemala, Sandra Torres, la esposa del presidente Álvaro Colom, figura también en las candidaturas presidenciales de septiembre próximo, para lo cual fue menester que entablara un divorcio legal, lo cual le permite aspirar a la máxima autoridad de ese país; y en Perú, Keiko Fujimori desea representar la imagen política de su padre, hoy en prisión.
Keiko tendrá una dura prueba este 5 de junio en Perú, frente a Ollanta Humala, pues el país deberá elegir entre una izquierda de centro, simpatizante del Chavismo, y la “mano dura” del gobierno ante expresiones políticas como las de Sendero Luminoso y lo que significó el tiempo de Abimael Guzmán en esta nación. Abimael está hoy recluido en una prisión bajo el mar, justamente frente a quien fuera el Jefe de Seguridad de Fujimori, Vladimiro Montesinos.
Tener “fichas” en el ajedrez político es algo que garantiza la continuidad en el poder, de quienes lo perdieron por derrocamiento, por llegar al fin del período constitucional, o sencillamente porque el juego político no les brindó otra opción.
Pero estas transferencias políticas familiares están por todo el mundo. Ted Kennedy heredó la imagen de sus hermanos John y Bob; Estados Unidos eligió a George W. Bush, hijo de George H. Bush, hermano de Jeb, Gobernador de Florida, y nieto del ex senador Prescott Bush; en Cuba gobierna hoy Raúl Castro, hermano de Fidel, y en Colombia es presidente Juan Manuel Santos, sobrino de Eduardo Santos, mandatario liberal; Colombia tuvo también como presidente a Alfonso López Michelsen, hijo de Alfonso López Pumarejo, presidente liberal que hiciera grandes reformas sociales en esta nación, y Andrés Pastrana Arango, hijo de Misael Pastrana Borrero, a la postre mandatario conservador. En el Senado de Colombia, percute hoy como una campana el apellido Galán, de los hijos del inmolado dirigente liberal, Luis Carlos Galán Sarmiento, quien, de no ser asesinado, hubiera sido el seguro presidente de Colombia.

*Escritor colombiano
Medardo Arias Satizabal
medardoarias@yahoo.com

Avatar
Acerca del Autor