Miledy Marmol: tener mejor estilo de vida

Miledy Marmol Cruz nunca se olvida de aquel Septiembre de 1975 cuando llegó a los Estados Unidos proveniente de su natal Bonao, República Dominicana, una muchacha llena de esperanzas de lograr el sueño americano y vaya que lo ha conseguido. Luego de mas de 40 años viviendo en este país ha logrado consolidar una familia, está comprometida con su comunidad, es una profesional reconocida y tiene dos negocios prósperos.

-¿Miledy, cuéntenos de sus primeros años en República Dominicana?

-Mi papá era director de educación y trabajaba para las Naciones Unidas, mi mamá por su parte, fue directora de educación por 50 años. Nací en un hogar preocupado por la educación, a los 4 años ya sabía leer y escribir. Hay un legado que mi papá me enseñó, que había que acostarse temprano para que a las 5 de la mañana debíamos estar levantados para estudiar.

-¿Cómo fue su respuesta a esa exigencia de su padre?

-Al comienzo como adolescente fue difícil y hasta cierto punto traumático, pero ahora estoy convencida que ese legado es el que ha hecho lograr mis propósitos. Mi padre era un escritor y también le escribía las canciones y discursos al expresidente Trujillo. Me acuerdo que para las 9 de la mañana ya había estudiado todas mis asignaciones, y ya podía ir a las clases de ballet, al voléibol y luego regresaba para ir a la escuela.

-¿Cómo se transmitió ese legado de ayuda a la comunidad?

-Mi mamá es una persona con visión, ella siempre vio mas allá de lo que hacen otros. Ella acogía niños que los padres no permitían que siguieran estudiando porque le quedaba muy distante; les decía que el niño se podía quedar en mi casa para que pudieran seguir estudiando. Ahora, ellos son profesionales y se lo agradecen. Crecí viendo a mi mamá servir a la comunidad, el dar es una satisfacción mucho mas grande que el tener un carro nuevo o ropa nueva, y yo puedo ver que mis hijos sienten esa misma satisfacción cuando ayudan.

-Luego de esa linda convivencia con su familia, cómo es que decide venir a los Estados Unidos?

-Siempre me gustaron los desafíos. Cuando mis padres decidieron mandarme a EEUU a estudiar, yo llegué al Bronx, Nueva York donde tenía un hermano. Eran tiempos difíciles y tuve que trabajar en una factoría y continuar mis estudios en un Community College. Eso pasó con el aprendizaje de inglés y adaptación a un nuevo estilo de vida. Le había prometido a mi madre que no importaba las circunstancias iba a estudiar. Luego, me transferí de universidad para terminar Contabilidad.

-¿Cómo le fue en cuanto al trabajo?

-En esa época terminé trabajando en Lincoln Hospital y mi vida pasó a cambiar. En la universidad también había estudiado sobre los taxes (impuestos) y desde 1977 estoy haciendo taxes. Viví 26 años en Nueva York desde aquel entonces. Luego conocí a mi esposo y nos fuimos a vivir a Upstate, Nueva York. Mi esposo es médico y le gustan los negocios. Comenzamos a abrir oficinas para hacer taxes y le agregamos seguro y pasajes.

-¿Cómo fue la mudanza para Connecticut?

-Mi esposo comenzó a dar programas de radio y encontramos un lugar aquí en Connecticut y por 10 años tuvo buena acogida el programa. Allstate me ofreció ser agente, ese fue el comienzo de mi carrera como ejecutiva, saqué la Licencia y fuí la primera hispana agente de Allstate. Por esa razón nos vinimos a New Britain, Connecticut. La agencia se convirtió en mi trabajo adorado, me desarrollé ayudando a la comunidad y a la iglesia que pertenezco. Al trabajar con la comunidad, me di cuenta que nuestros mayores estaban necesitados de orientación y ellos son parte de la comunidad más sensitiva.

-¿Tiene alguna anécdota de cuando estaba en New Britain?

-Me identifiqué como agente de seguros pero también aprendí y ayudé en temas de inmigración, impuestos, etc. Y cuando algún cliente necesitaba ayuda en algo, honestamente, ellos iban a mi oficina.

-¿Si tuviera tres conceptos que guían su vida?

-La primera es tener fe. El que creó al mundo fue el que te dio la fuerza. La segunda es la excelencia, como las hormigas, trabajar de a poco y día por día. La tercera es la honestidad, hay que vivir para ayudar a tu familia y a las personas que te rodean.

-¿Cuál fue el motivo por el que inició los nuevos proyectos?

-Cuando uno es agente de Allstate ayuda a la comunidad. Creamos un “Food Pantree” y llegamos a dar 2,000 comidas al pueblo de New Britain. De ahí yo quise hacer algo ganándome el pan de cada día y ayudando a la comunidad. Creamos el “Hope Home Health Care”, una institución certificada por el gobierno federal y estatal, donde damos asistencia a los ancianos en sus casas y llegan enfermeras para ayudarlos. En la mayoría de los casos la compañía de seguro lo paga, más si usted pasa de los 65 años de edad. Tenemos otra compañía, “Golden Years Homemaker and Companion”, hermana de “Hope” y ahí damos asistencia para que una persona vaya a la casa a atenderle, le cocinan, le llevan al doctor, le ayudan a hacer sus compras y a que no se olvide de tomar sus remedios. Ayudamos a la gente a tener un mejor estilo de vida.

-¿Cómo las personas saben si califican y cuál es el proceso que se sigue?

-El proceso comienza cuando saben que tienen a algún miembro de su familia con una enfermedad. El doctor le requiere o necesita una agencia. Entonces, el gobierno con su “Servicio Social” le envía lo que se llama una “Case Manager” y determina qué tipo de servicio necesita. Luego llaman a una agencia como “Golden Years Companion”. Hay un programa para los que tienen un padre o madre con alguna enfermedad avanzada y que usted no puede cuidarlos por motivos de ir a trabajar, etc. También hay ayuda en que el gobierno le paga a usted por atender a su familiar. Naturalmente tiene que vivir en el mismo hogar que la persona enferma. Hay varios niveles de ayuda para el anciano y nosotros le ponemos en el nivel de ayuda que necesitan.

-¿Cómo pueden contactarlos?

-Para Golden Years pueden llamar al 860- 348-0001 y hablar con Glenda o Wendi. Y para Hope Home, al 860-229-0747 y puede hablar con Felicia o Yahaira. Atendemos las 24 horas y les guiamos en los pasos que usted necesita.

Adelia Santa Cruz y Marlyn Miranda
Adelia Santa Cruz y Marlyn Miranda
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor