Michael Hogan: Nuevo Presidente de UConn

El miércoles 1 de agosto, los miembros de la Junta de Síndicos de la Universidad de Connecticut anunciaron la selección del Dr. Michel J. Hogan como presidente de esta universidad. Hogan comenzará en la presidencia en septiembre 14 del corriente año.

Actualmente el Dr. Hogan se desempeña como vice presidente ejecutivo y provost de la Universidad de Iowa. Desde esta posición, Hogan es responsable de los programas a nivel de subgraduados y graduados, así como de la escuela de medicina de la universidad. Entre sus logros el Dr. Hogan cita el haber fortalecido el programa de honor, mejorado los salarios de la facultad, la diversidad de la institución y haber llevado a cabo un plan estratégico. Hogan es casado y tiene cuatro hijos adultos.

Como nuevo presidente de UConn, Hogan declaró que aspira a mejorar la reputación de esta institución, aumentando los programas graduados, la visibilidad de éstos, así como la investigación. También piensa continuar fortaleciendo los programas subgraduados.

Hogan es un hombre de origen humilde. Nacido en Iowa de descendencia irlandesa, sus padres nunca tuvieron la oportunidad de ir a la universidad. Su padre trabajaba en las empacadoras de carne. Pero su familia le inculcó el amor a la educación y él logró graduarse de la Universidad de Northen Iowa con una concentración en Inglés. Obtuvo una maestría y un doctorado en Historia Americana de la Universidad de Iowa. Ha escrito nueve libros y tiene una alta reputación como investigador. Esta reputación le da gran credibilidad en la facultad. Los estudiantes también lo respetan por ser accesible y por tratarlos siempre con respeto y consideración.

El Dr. Hogan también se desempeñó como decano ejecutivo de la escuela de artes y ciencias de la Universidad de Ohio. Además de estos logros académicos, trae a la posición su experiencia como líder que está en contacto con su comunidad. En Iowa, presidió la campaña del United Way y promovió la participación de los estudiantes en actividades de la comunidad. Sus colegas de Iowa lo ven como un hombre de experiencia y de gran capacidad para comunicarse con efectividad con los diferentes grupos.

Hogan substituirá como presidente a Philip Austin, quien ocupó este puesto por once años. Durante su presidencia, Austin logró que el Estado invirtiera en mejoras considerables para la planta física de UConn. También mejoró la reputación de la Universidad. Sin embargo, en los últimos años de su presidencia, se descubrieron una serie de fallas de construcción en la Universidad. Estas fallas y sus causas fueron investigadas por la Legislatura y UConn tuvo que establecer un plan de mejoramiento para corregir las mismas. La Universidad también tuvo que pagar varios millones por estas correcciones.

Algunos creen que debido a esto, el retiro de Austin no fue voluntario. El nuevo presidente tiene que reestablecer la confianza en el plan de construcción de la Universidad de Connecticut, así como continuar mejorando la reputación de la universidad.

Avatar
Acerca del Autor