México lucha contra la explotación sexual de menores

México se pone de pie e inicia un combate contra el comercio sexual de menores. Todo indica que esa práctica condenable no sólo se desarrolla en los países del sudeste asiático, donde el turismo sexual con niños se ha convertido en una próspera industria ilegal, sino que estaría trasladándose a lugares turísticos mexicanos.

Y como ejemplo de su lucha contra la explotación sexual infantil, el gobierno mexicano informó sobre la detención del empresario Jean Succar, acusado de liderar una red de pederastas, cuyo gran poder económico le ha permitido permanecer impune hasta el momento.



Según la agencia Inter Press Service, al menos siete de las víctimas ya ratificaron sus denuncias contra Succar y han afirmado que han sido acosadas por los abogados del empresario, quienes presuntamente les han ofrecido dinero a cambio de que retiren los cargos y se retracten de sus declaraciones. Empero, las víctimas, la mayoría de ellas mujeres y también niños y niñas, han declarado ante la justicia que el mismo Succar les ha hablado por teléfono para decirles que “no quiso hacerles daño y que él las quiere”.



Sin embargo, el testimonio de los agraviados demuestra que los menores sufrieron agresiones espantosas e inimaginables porque fueron torturados. Por todo ello, las autoridades judiciales y el gobierno federal están obligados a no permitir que este caso emblemático sobre el abuso a menores quede impune. La captura, extradición desde Estados Unidos y su detención en el país de Succar, para el saliente gobierno de Vicente Fox representa un ejemplo y un modelo a seguir por los estados aztecas para que investiguen las denuncias sobre pederastia y lleguen a la conclusión de los casos.



Pese a la captura, muchas voces de protesta se levantaron contra la actual Cámara de Diputados, que se renovará el 31 de agosto, porque dio prioridad en esta legislatura de tres años a los temas políticos y económicos, en tanto que la problemática infantil pasó a un segundo plano. Es por ese motivo que México se ha convertido en un paraíso para la prostitución y pornografía infantil porque las organizaciones cuentan con suficiente poder económico como para corromper y actuar con impunidad.



Al respecto, el diputado Rodrigo Iván Cortés, del gobernante y conservador Partido Acción Nacional, admitió que el caso de pederastia de Succar no es el único en Cancún, sino que en Acapulco también se registra este fenómeno. Cortés, miembro de la comisión parlamentaria especial sobre niñez, adolescencia y familias, lamentó que “la mezquindad” con la que actuaron otras fuerzas políticas en la Cámara de Diputados impidió un mayor avance para contar con elementos legales más sólidos que permitan luchar contra la delincuencia organizada. Por ejemplo, sostuvo que durante seis años se frenó el proyecto de reforma integral de justicia y seguridad pública propuesto por el presidente Vicente Fox. “Confiamos en que la próxima legislatura que empieza el 1º de septiembre retome estas propuestas y les dé trámite para poder enfrentar a la delincuencia, pues ella sí está organizada y está lastimando a la sociedad”, subrayó.





Cuadro 1



Datos sobre explotación sexual infantil en México



• El Centro Integral para Mujeres Víctimas de la Violencia alertó sobre la existencia de redes de pederastas en centro turísticos como Cancún, Puerto Vallarta y Acapulco.



• Tal situación ha permitido que este delito siga en aumento al pasar en los últimos seis años de 16 mil a 20 mil la cantidad de menores víctimas del flagelo.



• En casi la mitad de los 31 estados en que se divide México, la pederastia y la explotación sexual de menores no están calificados como delitos graves.



• El abuso y explotación sexual de menores están ligados a otros delitos, como el crimen organizado, el narcotráfico y el lavado de dinero.



• El gobierno mexicano ha creado la Policía Cibernética que ha desmantelado más de 400 sitios en internet donde se propagaba material pornográfico con menores.



• Quienes son detenidos por explotación sexual infantil, enfrentan los delitos de corrupción de menores, violación equiparada, abuso deshonesto y pornografía infantil.



Acerca del Autor