MERCOSUR: Espionaje y “afrenta” a Evo Morales en reunión de cancilleres

Montevideo, 12 jul (EFE).- Las denuncias sobre espionaje por parte de EE.UU a varios países de América Latina y la "afrenta" sufrida la semana pasada por el presidente boliviano, Evo Morales, en Europa marcaron ayer la reunión de cancilleres del Mercosur previa a la Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de este viernes.
Los temas centrales de la cita, que concluyó sin declaraciones, fueron la respuesta que el bloque debería dar al presunto espionaje de EE.UU. en la región, particularmente a Brasil, y la "afrenta" a Morales, a cuyo avión varios países europeos le negaron el sobrevuelo la semana pasada, dejando de lado asuntos que se preveía iban a llevar toda la atención, como la reincorporación de Paraguay.
"El tema de Paraguay quedó en un paréntesis, la decisión estaba tomada y poco se puede hacer. Pero por insistencia de Brasil fundamentalmente se habló mucho del espionaje, además del asunto de Bolivia", informaron a Efe fuentes diplomáticas que participaron en la reunión.
La publicación en medios brasileños de datos recolectados por el fugitivo extécnico de la CIA Edward Snowden, a quien Venezuela ofreció asilo, que sustentaban que EE.UU. mantenía una extensa red de espionaje en América Latina, con especial foco en Brasil, México y Colombia, desató la indignación regional.
Ese sentimiento también sigue acompañando el caso de Morales, cuyo Gobierno acusa a España, Francia, Italia y Portugal de dificultar o impedir el sobrevuelo el pasado 2 de julio por sus territorios del avión presidencial, ante la sospecha de que en él viajaba Snowden, reclamado por EE.UU. bajo cargos de espionaje.
El contenido de la declaración que los presidentes del Mercosur, cuyos miembros plenos son Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay, este último suspendido, emitirán este viernes sobre el tema fue el punto de mayor debate entre los asistentes a la cita de cancilleres, apuntaron a Efe las mismas fuentes.
"Los miembros plenos insisten en un contenido más fuerte. Otros países asociados quieren rebajar el tono. Pero es un debate sobre palabras de condena, no sobre la condena en sí", añadieron.
Sobre el caso paraguayo, el canciller de Uruguay, Luis Almagro, fue categórico antes del inicio de la reunión al afirmar ante la prensa que Venezuela asumirá la presidencia temporal del bloque porque Paraguay "sigue suspendido" hasta el 15 de agosto, fecha en la que asumirá la Presidencia de ese país Horacio Cartes.
"La opción es transmitir la presidencia al país que esté en condiciones y definitivamente por orden alfabético es el turno de Venezuela", dijo Almagro, quien indicó la imposibilidad de actuar de otro modo porque sino habría que violar el Tratado de Asunción, que dio lugar al Mercosur.
Paraguay fue suspendido hace un año del bloque debido a la destitución del entonces presidente, Fernando Lugo, en un "juicio político" en el parlamento, hecho que fue considerado por los integrantes del Mercosur como "una ruptura del orden democrático" en esa nación.
Con Paraguay suspendido, el Mercosur aprobó la entrada de Venezuela como miembro pleno, pese a que el Senado paraguayo no le había dado su visto bueno, tal y como exige precisamente el Tratado de Asunción.
El próximo Gobierno paraguayo ha advertido, sin embargo, que no regresará al bloque si Venezuela asume la presidencia temporal, un hecho que considera un atentado contra su "dignidad".
La reunión contó con la presencia de los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman; de Brasil, Antonio Patriota; de Venezuela, Elías Jaua; y de Almagro, por Uruguay, además del ecuatoriano Ricardo Patiño y el boliviano David Choquehuanca, así como representantes de todos los países asociados al bloque menos Paraguay.
Entre otros aspectos, la reunión quedó también marcada por la incorporación al Mercosur de Surinam y Guyana en calidad de Estados Asociados, con lo que a partir de ahora la totalidad de los países de América del Sur formarán parte del bloque comercial.
Esta circunstancia fue considerada como un "momento importante para el Mercosur" por parte de Almagro, mientras que la canciller de Guyana, Carolyn Birkett apuntó que los países recién incorporados estuvieron mucho tiempo "aislados" en la región.

Acerca del Autor