Marianela Medrano publica poemario Diosas de la yuca

(Enero 26 - Febrero 8)

La popular y muy respetada escritora dominicana residente en Connecticut, Marianela Medrano, acaba de publicar su quinto libro de poemas, titulado Diosas de la Yuca (Ediciones Torremozas, Madrid, 2011). El libro, ya ha recibido varios elogios de críticos importantes. La conocida escritora Rhina Espaillat comentó, “He leído este pulido poemario con gran placer, gracias a su armoniosa mezcla de nostalgia, conciencia étnica, feminismo sutil y pura poesía. El tema que abarca tiene un fuerte significado para nosotros los que somos inmigrantes o hijos de inmigrantes: es decir, la sensación que nos persigue de haber dejado atrás una parte del propio ser, no tanto en otro espacio sino en otro tiempo”.
El poemario será presentado el 14 de marzo de 2012, en la Biblioteca pública de Norwalk y el programa está abierto al público. Esa importante presentación será la primera en una gira que llevará a esta importante poeta a su tierra natal, donde hará varias presentaciones de su libro, incluyendo la Biblioteca Infantil y Juvenil en Santo Domingo, donde del escritor y arqueólogo Marcio Veloz Maggiolo, reconocido por sus aportes en el campo de la investigación taína, dictará una charla sobre la poesía de Medrano y su relación con la cultura taína. Otras presentaciones en ese país tendrán lugar en El Casino del Yuna de Bonao; en La 37 por las Tablas en Santiago, centro cultural ubicado en la calle Benito Monción. Esta última presentación estará a cargo de los doctores Franklin Gutiérrez y Lynne Guitar.
Las presentaciones y lecturas de su libro ya han llevado a Medrano a otros países incluyendo Colombia, donde fue invitada para que participara en el XII Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe el otoño pasado. Marianela, nos cuenta que a esta lectura “asistieron mujeres de diferentes punto del mundo Hispano-parlante”. Lo que sirvió para compartir su obra poética y para intercambiar ideas sobre literatura contemporánea con otras autoras importantes.
En su nuevo libro, Medrano “transforma y cuestiona los elementos que construyeron la identidad y el origen de los taínos –cuyas características representa aún ‘lo dominicano’. Ella analiza también los folletos turísticos que sirven para presentar estereotipos haciendo énfasis en “la alegría” y la sencillez de “nuestra gente”.
La directora de Ediciones Torremozas, Luzmaría Jiménez Faro, refiriéndose a la obra de Medrano enfatiza: “Marianela Medrano ya había publicado en nuestra editorial su libro Curada de Espantos que tuvo una muy buena acogida entre nuestros lectores y en el que nos encontrábamos con una poesía muy personal y enormemente atractiva. Ahora, en su nuevo libro, “Diosas de la Yuca” da un paso importante en su obra. Los verdaderos componentes de un libro de poemas son: unidad de tema, mantenimiento de tono, dominio del lenguaje, metáforas sorprendentes, concepción profunda y contenida emoción. Todo ello podemos encontrarlo en este poemario, magníficamente conseguido por su autora”. La editora Jiménez Faro continúa elogiando el poemario diciendo que, “En él, conceptos e ideas van fraguando una voz propia que, en cada verso nos muestran, en unas ocasiones, dolorosas actitudes vitales y en otras una búsqueda de la redención y la luz, y sobre todo busca y encuentra el nacimiento de tantas cosas entre las cuales destaca la naturaleza con su abanico de misterios. Todo ello escrito bajo la sinceridad de una poesía arriesgada, que a nadie puede  dejar indiferente”.
Según la catedrática dominicana Zaida Corniel, el poemario está concebido como un diálogo entre la Relación de Fray Ramón Pané y el Diario de Cristóbal Colón, Corniel escribe que “la poeta cuestiona las etapas de la historia con la llegada de los europeos y crea su propia versión desestabilizando el archivo colonial”. Por su lado, el escritor y catedrático dominicano Franklin Gutiérrez señaló que “Diosas de la Yuca es una obra óptima para internarnos en un pasado histórico del que a los dominicanos todavía nos quedan muchos capítulos por desvelar”.
Además de su obra literaria, Medrano, quien reside en los Estados Unidos desde el 1990, es doctora en psicología y en su trabajo incorpora la literatura como una modalidad de sanación a través de la escritura terapéutica. En el 2008 su trabajo en el campo de la terapia a través de la poesía fue galardonado como Trabajo Excelente del Año por la Federación Nacional de Terapia a Través de la Poesía/National Federation of Poetry Therapy, (NFPT).
Medrano es muy conocida en los círculos poéticos de Connecticut y ha sido la creadora de numerosos programas en los que han participado poetas nacionales e internacionales. La conocida escritora Julia Álvarez cristaliza la importancia de los poemas de Medrano cuando escribe “Los poemas de Marianela Medrano hechizan, evocando ritmos y voces tanto de los paisajes profundamente arraigados dentro de nosotros como de aquéllos por los cuales transitamos, los que requieren ser domados y nombrados para hacerse reales, para convertirse en nuestros. La suya es una poesía de crear puentes, del yo dividido que se integra a través de sus palabras mágicas. En su poesía todo es inminente y luminoso. Ella les da voz a la luciérnaga y a la diosa. Nos muestra dónde encontrar los tambores de nuestros escondites internos. Y con su música nos enseña a tocarlos”.
Tengo el honor de ser amiga de Marianela, y de haber podido seguir su carrera desde hace mucho tiempo. Su dedicación por la superación de los Latinos en Connecticut, en particular los estudiantes universitarios, debe ser reconocida ya que gracias a sus programas, ella ha logrado llevar voces de numerosos escritores al público en general.

DIOSAS DE LA YUCA

Guabance


«Cuando Guabancex se encoleriza, dicen que hace correr el viento y
el agua, echa por tierra todas las cosas y arranca los arboles; ésta cemi
dicen que es mujer; y está hecha de piedra de aquel país; los otros dos
cemies que están en su compañía son dichos; el uno Guatauva, y es
pregonero y heraldo, que por mandato de Guabancex ordena que todos
los otros cemies de aquella provincia ayuden a que haga viento y caiga
lluvia. El otro se llama Coatristquie, y de éste dicen que recoge las
aguas en los valles entre las montañas y después las deja correr para que
destruyan el país. Así lo tienen por cierto». Fray Ramón Pané

De mí nacen los huracanes
En mí respira la furia del poder
Soy la buena y la mala
A la que se honra y a la que se teme
Mi lengua descifra el lenguaje de lo eterno
Soy el movimiento en todas las cosas
(en lo inanimado y lo animado)
Salgo y entro de los ríos
La cama de mi jardín arreglo y desarreglo
En un nacimiento perenne
Porque de mis ríos nace el mar
de mi furia la calma
Soy la esencia que no desaparece
si desaparezco.

Atabey

«y a su madre llaman Atabex, Iermao, Guacar, Apito y Zuimaco, que
son cinco nombres». Fray Ramón Pané

En el vientre húmedo nos abrazamos
En un abrazo jugoso y tibio
dormimos el sueño largo del siglo
Despertamos seres nuevos
hermosas al Areíto
Tan hermosas y olvidadas
encantamos a los hombres
con el velo sagrado de la piel morena
el espumoso jugo de la saliva divina

Cueva de la Jagua vine
a mojar mis labios de la tinta negra
para besar amantes descuidados
y volverlos a la vida
–Un hueso les doy a morder
en la tajada suave de la muerte–

En el vientre cálido de Atabey
Nos volvemos líquidas
La oscura manta engendra peces
Agua azul corriente larga nos arroja

En el vientre cálido
no hay palabra sino dulzura
sólo sentir de siglos—el lenguaje exacto
Este placer de nacer entre huesos
y el pelo de olas bailando
Instinto claro y divino
Taína de pies apuntando hacia atrás
nos vamos a la espesura
para que no nos mate la historia

Agua y arena
hueso y genio en un milagro
cueva y oscuridad cobijándonos.

© Marianela Medrano. Poemas Reproducidos con permiso de la autora

Acerca del Autor