Manifestación en reclamo por empleos

Noticias de New Haven

IMG_20150611_170424 IMG_20150611_170743 IMG_20150611_171217Bajo la consigna “Queremos trabajo y lo queremos ahora” se congregaron el pasado 11 de Junio, a las puertas del City Hall de New Haven, cerca de mil trabajadores, sindicatos, escuelas y organizaciones religiosas reclamando por mayores oportunidades de empleo para los residentes de New Haven.
Los reclamos tenían destinatarios específicos como la Universidad y el Hospital de Yale. Sus directivos habían anunciado, un par de días antes, que tienen prevista la contratación de 500 nuevos empleados residentes en New Haven en los próximos dos años y que esa nómina se integrará, fundamentalmente, con quienes hoy se encuentran sub-empleados.
La manifestación fue convocada por “New Haven Rising” y se sumaron los gremios locales 34 y 35 que marcharon hasta donde la Universidad de Yale está construyendo dos nuevas residencias para sus colegios.
La alcaldesa Toni Harp habló con los manifestantes y juntamente con uno de los concejales, Santiago Barrios Bone, destacó la necesidad y conveniencia de contratar más afroamericanos y latinos en la construcción de esos complejos. Expresó también su deseo de terminar con el problema del empleo en New Haven: los barrios Dixwell, Newhallville, Fair Haven and The Hill tienen altas tasas de desempleo y subempleo.
Abby Feldman, uno de los miembros de “New Haven Rising” señaló que “vemos ante nuestros ojos cómo se levantan billones de dólares en edificios pero los residentes de New Haven no crecen como ellos”. La tasa de desempleo de latinos y afro-americanos es, comparada con la de los residentes blancos, cercana al doble. (La de aquellos ronda el 7,7%). El Reverendo Scott Marks, uno de los líderes de New Haven Rising declaró que “hay una crisis de empleo” y destacó que hay mucha gente que está lista (esperando) para ser contratada.
Por otra parte, el vicepresidente de la Oficina de New Haven para los Asuntos de Estado envió, recientemente, una carta dirigida a los empleados municipales poniendo en conocimiento que al menos un quinto de esos quinientos puestos de trabajo que se estima se van a crear, serían para constructores, sin especificar, sin embargo, cuántos de esos empleos podrían ser cubiertos por obreros de la construcción, lo que dependería de la disponibilidad de trabajadores calificados, indicó.
Todos los oradores hicieron un llamado a los empleadores para contratar mano de obra local. Así lo expresó, entre otros, Tyisha Walker, presidente del Board of Alders.
Robin Canavan, líder de la Organización de Empleados graduados y estudiantes, GRD’18 manifestó, por su parte, que Yale debería contratar más mujeres y gente de color.
Es bueno apuntar que tanto la Universidad como el Hospital de Yale son los principales empleadores que requieren, además, de mano de obra calificada (los trabajos que ofrecen equivalen al 40% de la mano de obra ocupada). Sin embargo y a pesar de los anuncios, hay una percepción de que las intenciones de reducir la inequidad étnica y geográfica en New Haven no se van a concretar y van a quedar en meras promesas.
La alcaldesa Harp recordó que la Ciudad es el tercer gran empleador y que ella está empeñada en abordar el problema del desempleo y encontrar soluciones. (La tasa de desempleo en New Haven ronda el 15%).
La manifestación, que básicamente se debió al problema del desempleo, también incluyó el reclamo por parte de las organizaciones sindicales de acuerdos de proyectos de trabajo equitativo, con un salario acorde y la inclusión de planes de pensión.
Es oportuno mencionar que la cifra de 500 puestos de trabajo calificado de la que se habla, ha sido identificada por la iniciativa “New HavenWorks”, la cual trabaja en cuestiones de contratación y empleo, sin embargo no está claro que Yale decida cubrir esos puestos con mano de obra local.
Fabiola Rinaudo
fabiola.rinaudo@gmail.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor