Periodico Identidad Latina

Mamá, lo estás haciendo bien: Depresión después del parto, ¿Algo común?

“Algunas mujeresDepresión después del parto, ¿Algo común el verse con tantos cambios significativos en su cuerpo después de dar a luz, sufren un golpe significativo en su autoestima”.

 

Yo viví lo que muchas mujeres deciden llevar en silencio, no sé si por vergüenza, por culpa o por tabú, lo que sí es cierto es que es una tristeza que no sabes de dónde viene. Se llama “Depresión Post Parto”, y según estudios recientes es un trastorno que padecen más de 3 millones de mujeres en Estados Unidos anualmente.

Es un sentimiento contradictorio y poco entendible… ¿Cómo puedes sentirte mal si acabas de tener a tu bebé? Lo que deberían ser días de absoluta felicidad, son días de lamentos, de miedos y confusión. Amas con locura a tu hijo, se ha vuelto el centro de tu universo, pero no puedes evitar sentirte ansiosa, llorosa y con culpa.

Recuerdo que en los primeros días de nacido mi hijo -Lucca- me sentía muy nerviosa y abrumada. Fue un cambio muy brusco y trascendental. Mi cuerpo había cambiado, ¡mi vida había cambiado completamente! Aunque llevas meses preparándote psicológicamente para ese momento, nada es comparable al momento en que lo tienes en tus brazos… Es una criaturita tan frágil, que depende completamente de ti. Tenía dudas de si me sentía capaz de cuidarlo, tenía miedo de hacerle daño. ¡Lloraba mucho y por todo!

Si tuviste síntomas similares cuando tuviste a tu bebé, probablemente pasaste por este estado. De acuerdo al Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), algunas mujeres también pueden tener dificultades para comer o dormir, sensación de desesperanza, irritabilidad y hasta rechazo al bebé. Afortunadamente es un trastorno pasajero cuyos síntomas por lo general van a ir desapareciendo gradualmente. Sin embargo, si esas sensaciones no desaparecen al pasar algunos meses es importante consultarlo con un especialista.

            “Las causas exactas de la Depresión Postparto se desconocen. Los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo pueden afectar el estado anímico de una mujer”, así lo expone la enciclopedia online de la Biblioteca Nacional de Medicina en los Estados Unidos. El cambio radical del estilo de vida, tener poco tiempo para ella misma y el cambio en su aspecto físico son variables que también afectan directamente a la mujer en este trastorno. Algunas mujeres el verse con tantos cambios significativos en su cuerpo después de dar a luz (abdomen flácido, sobrepeso, ojeras, etc.) sufren un golpe significativo en su autoestima.

¿Cuál es el mejor remedio? ¡Hablarlo! No quedarse callada. Recuerdo que a veces lloraba por cosas que ahora me parecen insignificantes, y mi mamá y mi esposo siempre estuvieron allí para escucharme, por más disparatados que eran mis comentarios a veces, ¡y vaya que lo eran!

Es un proceso normal y entendible, y el apoyo de la familia y los amigos es importante en este proceso. Si tienes a tu bebé pequeño y has tenido estos sentimientos, no te quedes con eso, ¡exprésalo! Y si en tu familia hay alguna nueva mamá, tiéndele la mano, con mucho amor y respeto. La maternidad no es un proceso fácil, pero cada situación nos hace más determinadas y fuertes para afrontar cualquier otro reto que se ponga en nuestra vida.

 

* Mas en www.realmentemama.com y en IG:realmente_mama