Luis Valdiviezo: “Pidiendo perdón sin arrepentirse”

El pasado mes de Febrero el profesor de la Pontificia Universidad Católica de Lima-Perú, Luis Martin Valdiviezo realizó una presentación sobre su investigación Pidiendo perdón sin arrepentirse, Ciudadanos afrodescendientes en el Perú actualValdiviezo ofreció su disertación en la Universidad de Massachusetts, EEUU en la cual él recibió el grado de Doctor en Educación en el año 2013. Valdiviezo abarcó un tema común en toda Latinoamérica, pero que también es compartido en los Estados Unidos de Norteamérica, la situación actual de los descendientes de los pobladores africanos que fueron secuestrados de África para ser trasladados al continente americano en condición de esclavitud. Este periodo duró aproximadamente tres siglos o más dependiendo de la fecha en que las diferentes naciones americanas abolieron la esclavitud.

La posición de Valdiviezo y la de otros historiadores es que, pese a la abolición la discriminación siguió imperando, incluso hasta el día de hoy. La posición colonial de la distribución social debido a la raza jugó un rol de discriminación en contra de todo peruano que no fuera de raza blanca y en especial de los afroperuanos. Y los efectos de esta discriminación persisten hasta nuestros días. Esto se refleja en un treinta por ciento de los afroperuanos que ganan debajo del salario mínimo, tienen trabajo que no requieren habilidades especiales, además de que confrontan una alta tasa de desempleo, un pobre acceso al cuidado de salud, al comercio y servicios. Asimismo, la condición del promedio de sus viviendas es humilde y además fueron afectadas severamente por los últimos terremotos.
Los perdones o deslindes oficiales como los del presidente Alan García el año 2009, no son suficientes para subsanar una herencia de desigualdad y abuso que fueron cometidas desde la colonia hasta el presente. A esta posición se llega tras reflexionar sobre los cuadros mostrados por Valdiviezo en los que muestran la desigualdad social, económica y educativa que enfrenta la población afroperuana.
Es innegable que debido a la discriminación existe una gran dificultad para el acceso a la educación superior y a plazas laborales bien remuneradas. En los últimos años el gobierno peruano se ha presentado y manifestado en mociones internacionales contra la discriminación racial, como la Conferencia de Durban, Sudáfrica el 2001 y nacionales como la del Viceministerio de Interculturalidad con su documento de trabajo Plan Nacional de Desarrollo para la Población Afroperuana 2015 – 2024.
Este Plan del gobierno peruano: “Aprueba las Orientaciones para la Implementación de Políticas Públicas para Población Afroperuana, instrumento que tiene como objetivo establecer un conjunto de orientaciones básicas para guiar la política del Estado peruano con relación al desarrollo e inclusión social y el ejercicio de los derechos de la población afroperuanaAnte todo lo señalado, el Plan Nacional de Desarrollo para la Población Afroperuana, como instrumento de gestión pública, tiene como objetivo principal garantizar el desarrollo y la mejora de la calidad de vida de la población afroperuana en condiciones de equidad, con inclusión y sin discriminación, con un énfasis en los niños, niñas, jóvenes, mujeres, adultos mayores y personas discapacitadas. La propuesta de Plan Nacional de Desarrollo para Población Afroperuana se encuentra alineada al Plan Estratégico de Desarrollo Nacional, las Políticas Nacionales de Obligatorio Cumplimiento y el Plan Nacional de Derechos Humanos; y es elaborada como parte del compromiso asumido por el Estado peruano frente a la Proclamación por la Naciones Unidas del Decenio Internacional de los Afrodescendientes: Reconocimiento Justicia y Desarrollo (2015-2024), y la Proclamación del Decenio por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), y la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC)”. 
Valdiviezo explica que se está buscando una política pública que pueda ofrecer un reconocimiento, reparación, inclusión y desarrollo para los ciudadanos afroperuanos.
IDENTIDAD LATINA realizó un resumen de las personalidades afroperuanas peruanas y su contexto en la sociedad. Recién en 2006 el Congreso declaró el 4 de Junio como Día de la Cultura Afroperuana. Y el 2013 por primera vez en la historia el Mes de la Cultura Afroperuana, del 2 al 26 de Junio. El Día de la Cultura Afroperuana es en honor al onomástico de Nicomedes Santa Cruz (1925-1992), quien difundió la cultura afroperuana, recitando sus décimas por todo el mundo. Otros afrodescendientes contribuyeron a la cultura peruana con sus conocimientos en tiempos de paz, como con su valor en tiempos de guerra. Desde la colonia solo podían estudiar en las universidades las personas de raza blanca debido a la infame limpieza de sangre, pese a ello no faltaron decididos afrodescendientes que se recibieron de médicos y ejercieron antes de la independencia, como Pedro de Utrilla. Y también el valor de los afroperuanos que pelearon en todas las gestas previas a la independencia y también en la Guerra del Pacífico y en tiempos modernos durante el periodo del terror, María Elena Moyano, heroína nacional afroperuana que resistió a la intimidación de Sendero Luminoso y fue asesinada por este grupo terrorista. Recientemente Susana Baca compositora, cantante y descendiente afroperuana fue nombrada Ministra de Cultura en el gobierno de Ollanta Humala.
La contribución afroperuana se extiende a la música,  a todas las formas del arte, los deportes, la moda y a la gastronomía. En religiosidad, la herencia afroperuana a toda la sociedad peruana es la devoción al Señor de los Milagros y la devoción a Fray Martín de Porras. El culto al Señor de los Milagros se extiende por el territorio peruano, así como en toda ciudad alrededor del mundo donde la diáspora peruana ha establecido una colonia. No hay otro distintivo de la peruanidad tan primordial donde el aporte afroperuano sea tan definitivo. Respecto a San Martín de Porras es el único santo negro peruano y uno de los pocos de las Américas por donde se extiende su devoción.
Según diversas fuentes citan el porcentaje de entre el 7 y el 17% para la población afroperuana en Perú y que se distribuyen a lo largo de la costa especialmente en Piura, Lambayeque, Lima e Ica. Pero según la especialista en estudios afroperuanos del Ministerio de Cultura, Rocío Muñoz, hay “una ausencia de información estadística y de investigaciones que den cuenta de la situación de esta población: dónde están, cuántos son, cuáles son sus principales necesidades y cómo mejorar su calidad de vida”.
Este año 2017 tendremos la oportunidad de mejorar esta ausencia ya que se realizará el Censo Nacional en el Perú, con la inclusión de nuevas preguntas donde se buscarán datos reales de la población afroperuana, teniendo en cuenta que nuestra población peruana es un calidoscopio de etnias donde las razas negra, blanca e indígena son minorías ante el gran porcentaje de mestizos, donde las mezclas de estas razas con otras provenientes de Europa, Oriente Medio y Asia se han gestado desde la Colonia, por ejemplo el autor de esta nota es peruano y tiene sangre negra, indígena y blanca.
Por lo tanto, la herencia africana abarcaría en realidad una gran parte de la sociedad peruana que debido a esta discriminación se resiste a reconocer esta coyuntura. Un ciudadano peruano podría trazar una línea de su genealogía hasta las costas del África Occidental, por un lado, a las estepas castellanas en otra y autóctonamente hacia los valles peruanos. El censo y todas las acciones que se están tomando al respecto podrían, si son tomados con responsabilidad y sinceridad, ayudar a este proceso de reconocimiento, reparación, inclusión y desarrollo de la población afroperuana.

Foto: Escritor Nicomedes Santa Cruz
Pablo D. Perleche
pablodperleche@aol.com
www.identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor