Luis Soto, un peruano triunfador en Hartford

Joven empresario, nacido en Lima, Perú, fundador de una de las agencias de envíos y viajes símbolos de Hartford.

Luis Soto Castro (42) es un joven empresario peruano, nacido en Lima, Perú y criado en Arequipa, creador y fundador de una de las agencias de envíos y viajes símbolos de Hartford. Está casado con Brenda y tiene dos hijos, Clarissa (18) y Miguel (15). Llegó a Connecticut en 1985, estudió Administración en Central CT State University. En 1990 fundó LBS Perú Express, empresa de multiservicios, donde Luis y su mamá Alicia, que se sumó al negocio, realizaron infinidad de trámites y asesoramientos a muchos hispanos. Hace un año decidió cerrar la agencia, los tiempos cambiaron y sus expectativas también. Hoy tiene una agencia dedicada a préstamos y en Enero del 2007 abrió

LBS Hispanic Center, una consecuencia de su labor administrativa contable de muchos años. Ligado al fútbol y a la comunidad

peruana e hispana por 20 años, es uno de los líderes y referentes de los latinos en nuestra ciudad.

-Luis, ¿cuéntame algo de tu infancia?

-Nací en Lima, Perú, en Miraflores. De niño me mudé a Arequipa, Había nacido con problemas de asma, y luego de que mi hermano menor tuvo el mismo problema, mi papá decidió que nos vayamos a Arequipa. Así que me siento cien por ciento arequipeño.

-¿Qué te hizo venir a los Estados Unidos?

-Me vine por que mi hermana mayor ya estaba aquí en Connecticut. Llegué en 1985. Había empezado la Universidad en Arequipa y mis padres no querían que venga. Les dije que me iba a estudiar y esa fue la condición.

-¿Cómo fueron esos primeros años en este país?

-Al principio no pude estudiar por el impedimento del idioma. Luego de un año y medio de trabajar y aprender inglés, pude entrar a la universidad. Primero en el Capital Community College. En ese tiempo nació mi hijita, la que distrajo algo mis estudios, pero luego pude continuar en Central CT University de New Britain. Siempre en la rama de los negocios.

-¿Siempre te gustaron los negocios?

-Si, cuando yo terminé mis dos años de Business en Hartford Community College, me dieron un Asociado y justo en esa época del 89’ hubo una recesión tremenda, despidos masivos y conseguir trabajo fue difícil. Cuando llegó Clinton a la presidencia, mejorarían las cosas. Al no tener trabajo, hice unos viajes a Perú, para visitar a la familia, y resulta que mis amistades siempre me pedían que les lleve encargos. Me decían, llévanos esto y te pagamos. Como el trabajo era irregular, aproveché para ir a Perú y llevar cosas. Este negocio empezó a dar sus frutos y dejé la fábrica. Luego abrí la agencia. Así empezó todo.

-¿Había mucha competencia en ese entonces?

-Estaba el señor Gustavo Acuña, un caballero, él siempre trabajó desde casa. Cuando encuentras a una persona correcta como competencia los dos negocios suben.

-¿Qué recuerdos tienes de LBS Perú Express?

-Muchos. Empecé haciendo envíos solo a Perú, en momentos que el único competidor era Western Union. Luego me contacté con oficinas en New York y empecé a trabajar con otros países. Apareció Ría Envío y creo fui el agente número 3 en asociarme a ellos. Yo mismo atendía, mi mamá Alicia me ayudó mucho, lo hizo por más de 10 años. Luego se puso delicada de salud, y vinieron Walter y Roxana como empleados. Luego de esto dejé un poquito la agencia, y me dediqué más a mi profesión.

-Por los comentarios que recibimos sabemos que LBS fue algo más que una agencia.

-En algún momento LBS era como el único nexo entre la comunidad peruana y su país. Al tener tanta demanda el Consulado del Perú en New York me asumió como un federatario, me autorizaron a que pudiera hacer poderes y otros papeles. Llegué a traer al Cónsul a mis oficinas para que hiciese pasaportes. Después cuando hubo el cambio de DNI, vinieron para hacerlo aquí. Todo eso corrió por mi cuenta. Hice mucho trabajo social, siempre he auspiciado eventos y organizaciones. Trato de mantener una buena imagen, lo que ayuda para que la gente confíe en ti.

-El cierre de LBS fue realmente una sorpresa, ¿Qué pasó?

-Hace un año decidí cerrar. En los últimos tres años apareció bastante competencia, hubieron muchos factores que me llevaron a cerrar el negocio. A nadie le dió más tristeza que a mi, cerrarla.

-Ahora estás mas metido en bienes raíces y otros negocios.

-Estoy en todo tipo de negocios, en varias inversiones, como siempre trato de ayudar a la gente. Ahora hago mortgage, que son préstamos para comprar casa. Todo viene de LBS, como tengo los contactos, me asocié con otra persona y tenemos una franquicia de ALIED Mortage, por motivos de propaganda le pusimos Mi Casa. Hasta hace poco había un furor en este rubro, te calificaban sin verificación de ingresos, sin anticipo. Esos clientes riesgosos han perdido sus casas y eso es pérdida para el Banco. Ahora estamos como era antes, es más complicado pero se protege la industria. Nosotros estamos enfocados en la comunidad hispana, entonces conseguimos ayuda del gobierno para que puedan comprar su primera casa, por ejemplo. En cuanto a inversiones, tenemos una compañía de construcción y de real estate en Perú.

-¿Qué es LBS Hispanic Center?

-Al principio trabajé siempre con peruanos, pero a través de los años vinieron de todas partes con la cuestión de los trámites, traducciones, income tax, empecé a hacer todo tipo de documentos. Creció la comunidad y por eso es muy justo que se llame Hispanic Center. Abrí en Enero del 2007. Ofrecemos todo tipo de documentos, legalizaciones , notaría pública, consejería financiera y otros.

Luis Soto íntimo
-¿A quien admiras?
A mis papás
- A quién te gustaría agradecer?
-A mis padres y a los clientes. En algún momento tus clientes son como tu familia
-¿Qué te sugiere el fútbol?
-Es mi pasión desde niño. He llegado a jugar a las 12 de la noche en pleno invierno. Hay que gustarle para hacer esos sacrificios.
-¿Dónde vives?
-Vivo en Crownley, y un tiempo viví en Middletown; es la influencia de los amigos italianos.
-¿El 28 de Julio?
-Emocionante para todos los que nacimos en el Perú. La familia, los amigos, tu infancia. También siento emoción por el 15 de Agosto, día de Arequipa.
-Un saludo a los peruanos.
-Un saludo muy especial para la comunidad peruana. Mi agradecimiento porque siempre han creído en mi estos años. Gracias por la confianza que han tenido en mi, creo no los he defraudado y seguiré con ese compromiso para toda la vida con mi gente peruana. Mis oficinas y mi corazón siempre estarán abiertas para los peruanos y todos los hispanos.

Jorge Alatrista
news@identidadlatina.com

Avatar
Acerca del Autor