Luis Mallma, Presidente de la Hermandad del Señor de los Milagros de Hartford

“Somos los continuadores de la Fe al Señor”

Luis Alberto Mallma Morales (60) nació en Lima, Perú, está casado y tiene una hija y una nieta. Hace 14 años perdió a su hijo en un accidente, situación que le hizo reafirmar su fe católica. Llegó a los Estados Unidos en 1979 junto a su esposa y luego de ocupar el Cargo de Capataz General, en el 2011 fue elegido presidente de la Hermandad del Señor de los Milagros de Perú (HESMIPERU), que justamente en este año que termina su mandato, la institución cumple 45 años de fundación y es la más antigua de los EEUU.

-En Diciembre próximo termina su mandato, ¿Tiene ganas de seguir si lo reeligen?
-La tensión es muy fuerte, al menos por mi parte lo he sentido de esa forma porque la responsabilidad es grande. Incluyo a mi familia también que está de por medio y el trabajo particular que uno tiene. Mi fe me ha llevado a hacer muchas cosas por la Hermandad, pero me gustaría darles la oportunidad a otros Hermanos.

-¿Allá en Perú ya pertenecía a la Hermandad?
-No, yo siempre iba a la procesión pero como devoto. El ánimo de tener al Señor en mis hombros para mí se hacía muy difícil porque en Perú es muchísima la gente y los requisitos son más estrictos. Lo más cerca que uno podía estar de la imagen nos hacía sentir esa fe y emoción grande.

-¿Cómo se vincula con la Hermandad de Hartford?
-Mi acercamiento con la Hermandad fue en los 80, casi de inmediato que llegamos. Entré como cargador primero y casi al mismo tiempo en la procesión de Nueva York.

-¿Qué otros cargos ha ocupado en la Hermandad de Hartford?
-Entré como miembro y cargador y en el 2003 asumí el cargo de Capataz General. Estuve 2 años y después me retiré por estar en desacuerdo con la Comisión Directiva, hubo malos entendidos y no quise meterme en problemas. Volví después de un tiempo que las cosas cambiaron.

-¿Qué pasó luego que retornó?
-Retorné a la institución en el 2007 y desde ahí solo fui Mayordomo. Después se formó un Comité de Hermanos Cargadores para hacer actividades y recaudar dinero para exclusivamente pagar los pasajes de los Hermanos, cuando salíamos a otros estados para alguna Procesión. Fui presidente de ese Comité.

-¿Actualmente sigue el Comité de Cargadores?
-Cuando empecé el cargo de Presidente, tuve que dejar el Comité, pero los nuevos miembros no supieron trabajar en conjunto, querían independizarse; en realidad anteriormente teníamos nada más que una sola tesorería este nuevo Comité sacó su propia cuenta de banco y ahí si hubo descontrol. El error bien grande que cometemos es el tratar de poner dinero por medio y todas las discusiones que se hacen son por dinero. Lo más importante es la fe que tenemos al señor de los Milagros, y El no nos pide dinero.

-¿Cómo encontró la agrupación cuando asumió la presidencia?
-Como todo el mundo sabe, la anterior directiva bajo la presidenta, Isabel Murillo salió muy mal y entonces cuando nosotros fuimos con una lista a la Asamblea, ya me habían nominado a la presidencia y entonces acepté. Es bueno saber que cuando asumimos el cargo en Febrero del 2011, no nos dejaron ningún dinero; algo mas, estuvimos en la misa y cuando terminó el Padre Cooney vino para felicitarme y me entregó un sobre. Pues, me lo puse en el bolsillo y seguimos celebrando y juramentando. Cuando llego a mi casa y abro la carta, era de la Ciudad diciendo que la Hermandad debía $1800 y si no les pagábamos, posiblemente en adelante, no íbamos a tener la procesión por los permisos.

-¿No se realizó ninguna investigación a la Comisión anterior?
-Se investigó hasta donde se pudo pero que tampoco teníamos dinero para ir muy a fondo y buscar un auditor o un abogado. Pero, de lo que se supo es que hubo abuso de gastos y era un poco obvio porque se sabía que había una buena cantidad de dinero y cuando entregaron la directiva no dejaron nada.

-¿Ha podido trabajar tranquilo durante todo este periodo?
-Al principio todo fue color de rosa porque en realidad fue un cambio, yo lo llame el tiempo del cambio, porque nosotros pensábamos cambiar lo tradicional que ellos siempre mantenían. Empezamos a trabajar con ideas nuevas. En nuestra lista incluimos como persona de experiencia al Sr. Pedro Espinoza como asesor. Con el paso del tiempo no fue lo que esperábamos, pero gracias a Dios hemos cumplido con lo mas sagrado, sacar la procesión en Octubre.

-¿Se pudo cumplir con los todos los objetivos que se trazaron en el 2011?
-Le soy sincero, no se han podido cumplir todos. Uno de los objetivos era hacer público a todos los que quieran saber que nosotros somos la primera Hermandad fundada en los EE.UU y aunque seguimos tratando, pienso que se pudo hacer mas, faltó más difusión que estamos cumpliendo 45 años. Otro objetivo fue el de la Unidad. La verdad, no se ha cumplido porque han seguido entrado gente que piensa que la Hermandad es un club, y en las reuniones lo primero que preguntan es “¿Cuánto dinero hay en la caja? ¿Por qué se ha gastado en esto o aquello?”. Y no hay seriedad y ganas de construir.

-Cuando asumió el cargo, ¿Cuántos miembros tenía la Hermandad y si ahora han aumentado?
-Teníamos más de 80 miembros, supuestamente activos, porque lo malo es la costumbre que se lleva por años y es que muchos son los ‘Hermanos de Octubre’, porque solo aparecen días antes de la procesión. Cuando yo fui Capataz General, yo tenía una fecha estricta para que cuando el Hermano debía pagar los $50 de la cuota anual. Pero la mala costumbre continúa. Durante mi mandato he juramentado como 15 nuevos Hermanos pero también varios se han ido por diferentes situaciones.

-¿Cómo están ahora financieramente?
-Estamos bien, ya no hay deudas porque todos los pagos están programados para esta procesión. Cuando nosotros terminemos en Octubre, el dinero sobrante será para el próximo año.

-¿Tienen programado algo especial para estos 45 años?
-Sí, en realidad hicimos ya algo el 28 de Septiembre, que fue la fecha principal de la fundación de la Hermandad, ese día se hizo una misa y se invitó a los Hermanos y al público en general. Ahí a las personas fundadoras, a los que quedan todavía, se les hizo un homenaje y se les reconoció, es bueno saber que por ellos es que nosotros estamos aquí con la Hermandad, que por ellos es que nosotros continuamos desde hace 45 años la Fe al Señor de los Milagros. Algo especial que se va a hacer, este año es el encuentro, durante la procesión, con la Hermandad del Señor del Mar del Callao, ellos vienen con su imagen desde Long Island, Nueva York. Algo distinto también, este año la verbena va a ser una semana antes, el día 12. Entonces, la noche del Sábado previa a la procesión vamos a tener la vigilia al Señor de los Milagros, la que consistirá en que, en el parking de la casa parroquial estará el anda y la imagen del Señor levantada y vamos a invitar a todos a orar, a cantar, a adorar al Señor y será a partir de las 6 de la tarde, durará toda la noche. También vamos a darle permiso a gente que quieran vender su comida durante la vigilia. Lo único que ganamos es la renta del espacio

-¿Hablando de la Procesión, el recorrido será el mismo de los últimos años?
-Así es. Salimos por el frente de la Iglesia, doblamos a la izquierda por Grace St. seguimos por Greenwood St., para salir a la Park Road, caminamos Park St. y de ahí a la New Park y luego regresamos a la Iglesia. Esta vez tendremos a la Banda Llipa, una agrupación local con la que hemos hecho un contrato cómodo. Y como es tradición nos acompañarán Las Hermandades del Apóstol Santiago, San Martin de Porras, la de Ocros; también las Hermandades de New Haven y Stamford, con quienes coordinamos para realizar la procesión en diferentes fechas.

-¿Cómo se siente después de estos dos años y medio como presidente de la hermandad?
-Personalmente siento que he cumplido con lo que tenía previsto. Hace 14 años perdí a mi hijo en un accidente y me pregunté mucho por qué Dios se lo había llevado, pero luego mi fe me fortaleció y acercarme a la Hermandad me ha hecho mucho bien, a pesar de todas las dificultades. Agradezco a todos los Hermanos que se mantienen fieles para llevar la Hermandad adelante. A los padres de las parroquias de Nuestra Señora de Los Dolores y Santa Rosa de Lima, de la que soy parte también, con todos siempre he tenido una muy buena comunicación.

-¿Qué le recomendaría a la próxima directiva?
-Que entren con mucha fe y humildad que es lo más importante. Que sepan escuchar y busquen ayudar a solucionar los problemas de la Hermandad. También hay que tener claro que esta no es una institución para recaudar dinero, sino una institución católica que necesita de un fondo para realizar actividades para la iglesia, y por supuesto para la sagrada procesión.

Jorge Alatrista
Jorge Alatrista
news@identidadlatina.com

Avatar
Acerca del Autor