Los neoyorquinos se manifiestan contra la posibilidad de que EE.UU. ataque a Irán



Nueva York, 11 jul (EFE).- Centenares de neoyorquinos se concentraron hoy en la estación de trenes de Grand Central de Manhattan para manifestarse en contra de la posibilidad de que Estados Unidos ataque a Irán por haber llevado a cabo pruebas con misiles de medio y largo alcance.

Los manifestantes, que llevaban camisetas con la leyenda de "No ataques contra Irán" y que gritaban esa consigna, fueron convocados al acto por varias organizaciones no gubernamentales de la ciudad, como "NYC United for peace and justice" y "Brooklyn for peace".

Irán ha efectuado esta semana pruebas con misiles de medio y largo alcance, capaces de alcanzar objetivos en la región, como sería Israel, lo que ha generado las críticas de ese país y de Estados Unidos, que ha definido esos ensayos como una "provocación".

La televisión iraní "Al Alam" informó que los Guardianes de la Revolución iraní llevaron a cabo hoy un nuevo ensayo de misiles de medio y largo alcance que disponen de "tecnología avanzada".

La nueva prueba se produjo durante entre la noche del miércoles y el jueves, e incluyó los cohetes "Fateh" (Conquistador) y "Zilzal" (Terremoto), de medio alcance, así como Shihab-3 (Rayo), de 2.000 kilómetros de alcance y capaz de llegar a numerosos objetivos en Oriente Medio, incluido Israel.

En Washington, aunque el portavoz de la Casa Blanca, Tony Fratto, dijo no poder confirmar los informes de que Teherán ha efectuado nuevas pruebas con misiles, instó al régimen iraní a detener unas actividades que calificó de "provocación".

"Queremos que dejen de enriquecer uranio y nos gustaría que pongan fin a estas pruebas provocadoras que aislan todavía más al pueblo iraní", aseguró Fratto, que consideró que esos ensayos suponen una "violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

Los convocantes de la manifestación distribuyeron un comunicado en el que señalan varias razones para que "no se bombardee Irán o no se amenace con hacerlo", entre las que figura que "morirían muchos civiles", y recuerdan que tras la última guerra del Golfo Pérsico, "está claro que el concepto de bombardeo quirúrgico es un mito".

Los manifestantes argumentaron también que un posible ataque contra ese país supondría "violar la ley internacional", además de "aumentar la capacidad de los terroristas para unirse a otros grupos similares", y de que "probablemente llevaría a Irán a tomar medidas de represalia contra las tropas estadounidenses en Irak".

En la protesta, los manifestantes estuvieron durante varios minutos quietos, con sus brazos en alto y sin responder a preguntas de la prensa, porque, según dijeron después, era "una manifestación silenciosa".

Avatar
Acerca del Autor