Los Latinos, el Capitalismo y las Primarias en EE.UU.

Desde lo ocurrido aquel fatídico 11-S en Estados Unidos, quedó la sensación de que todos quieren complotar contra ese país; sino, veamos nomás la psicosis que despierta cualquier sospechoso cargando una valija, o la persona de rasgos de medio oriente paseando por las calles de Nueva York, o el inmigrante ilegal marroquí recientemente arrestado cerca del Capitolio conspirando un ataque suicida; y quizá tengan razón, pues la barbarie desatada aquél día fue extrema y puso a todos los ciudadanos americanos en alerta permanente, o quizá también sea el contrapeso a tanto poder. Lo cierto es que a los ojos de la historia, las desconfianzas se acrecentaron, se construyeron muros y se derrumbaron algunos mitos; hoy se camina con más cuidado, la CIA, el FBI y otros que se desconocen, seguro que multiplican sus estrategias y son cada vez más reservados, y esa política de apertura y libertad algo se ha resentido.
En ese contexto se desarrollan las primarias en USA, que representa la definición de los candidatos que conducirán América en los siguientes años; y Mitt Rommey, el republicano que se proyecta como competidor serio de Obama, traduce algo aquellas sensaciones de desconfianza y suspicacia del mundo exterior, cuando dice que los europeos son socialistas y que abandonan el redil capitalista, que los chinos manipulan la moneda, que los rusos no son dignos de confianza en materia nuclear, que los palestinos quieren destruir Israel, y que Estados Unidos es demasiado generoso con su ayuda humanitaria. De todo ello, lo que más nos llama la atención es su visión capitalista del mundo, y su crítica a Europa por su derrotero socialista, no será que así como el Comunismo va desapareciendo de la faz de la tierra, con los cambios en Cuba y China, sus últimos bastiones, sea USA el último refugio de un Capitalismo cada vez más en crisis ?, pero nos llama la atención Rommey por su dura retórica, y su auténtica visión capitalista, liberal y arbitraria del mundo contemporáneo, porque esas actitudes y discursos polémicos estaban faltando en el mundo, es bueno sincerar opiniones y posiciones, y desnudar el verdadero espíritu que sustenta esta superpotencia, la base de su desarrollo y las profundidades del corazón capitalista; la competencia, la acumulación vertiginosa de fortunas y capitales, el campo fértil para el desarrollo de las capacidades y el libre mercado; aunque poco solidario, impiadoso y éticamente cuestionable.
Por ello los inmigrantes y residentes latinos en Norteamérica deben fortalecer el espíritu y redoblar esfuerzos, cada vez que se vienen tiempos revueltos y la marea está alta; si ya no pueden tramitar su licencia de conducir por no tener sus papeles en regla, o si están sujetos a las promesas electorales, en las que se prolonga su seguro social sin mayores descuentos solo por unos meses más; entonces, es hora de dar el salto cualitativa y conformar y sentirse parte de la gran nación americana, participar cada vez más de su economía, ganar espacio político en todos los escenarios, exponer sus ideas y levantar su voz en todos los medios, especialmente los escritos y los que la nueva era de las comunicaciones nos impone; pero nunca perdiendo su esencia y autenticidad, inyectando a la gran nación americana la historia magnífica y el patrimonio cultural del que cada latinoamericano está impregnado.
No todos queremos complotar contra Estados Unidos, ni queremos estar bajo sospecha, admiramos al coloso americano; esperamos comprenderlo, seguimos pensando en ese sueño americano, también queremos hacer fortuna y desarrollar nuestras capacidades, pero aspiramos de igual modo a ser protagonistas, a demostrar que aquí también hay virtudes, creatividad y esfuerzo; estos latinos, sudamericanos y ciudadanos del mundo, también quieren salvar a este planeta, de las catástrofes, de las profecías, de las sequías, y principalmente de la ignorancia, de la intolerancia y de la autodestrucción.
Daniel Torreblanca
dalto1961@yahoo.es

Acerca del Autor