Los inmigrantes: Un blanco fácil de la policía

En los últimos meses de este año parece que la comunidad inmigrante en Willimantic se ha convertido en un blanco fácil para la policía local en cuanto a infracciones de vehículo se refiere. Según algunos dirigentes locales y portavoces de la comunidad dominicana, mexicana y guatemalteca de la ciudad, existe un grupo de policías que al parecer han decidido hostigar a los inmigrantes en cuanta rutina tienen, es asi que en forma permanente los paran y les dan infracciones por no tener licencias de conducir o seguro.

Según activistas locales, es muy fácil hostigar a los inmigrantes pues no conocen sus derechos que tienen aún siendo ilegales. “Nos paran porque saben que somos ilegales y no tenemos licencias, pues la ley no permite que la tengamos. Entonces nos dan infracciones de hasta $300.00 y no tenemos forma de defendernos”, dijo Lupe, quien prefiere no identificarse.

La controversia surgió desde que trabajadores de la granja Prides Corner (Los Palitos) se quejaron a los dueños de que policías los esperaban cuando salían de sus trabajos y los detenían, sin ellos hacer nada erróneo al conducir. “Solo nos paran porque saben que somos ilegales y por lo tanto no tenemos licencias, sin haber hecho ninguna maniobra al conducir que los motive a pararnos”, dijo un trabajador. En el Restaurante local Don Taco, trabajadores conversan entre si sobre sus experiencias. “A veces se estacionan al lado de el restaurante El Palenque, para detenernos cuando salimos de comer los domingos”, dijo otro residente mientras desayunaba un sábado por la mañana.

La población hispana en Willimantic ha crecido significativamente, aunque la mayoría es de origen puertorriqueño, los mexicanos y dominicanos componen los grupos que han crecido más. El 37% de la población es de origen latino. El representante local Walter Pawelkiewicz fue uno de los auspiciadores de la legislación para permitir licencias de conducir a inmigrantes y permitirles ir a colegio. “Espero introducir estas legislaciones en la próxima sesión legislativa”, dijo el representante, quien emigró a los Estados Unidos de muy joven de su país natal, Polonia.




Anuncia Edwin Rivera candidatura republicana a la Asamblea Municipal

Edwin Rivera llegó a Willimantic muy joven. Sus padres fueron de los primeros en arribar a esta ciudad por la década de los 50s. El lunes 18 de julio “Eddie” como lo conocen sus amigos, fue nominado unánimemente por el comité del partido republicano local. El partido republicano no cuenta con mucho apoyo de la comunidad hispana por sus tendencias conservadoras y anti-inmigrantes, pero Edwin Rivera promete ser de preocupación para el partido mayoritario demócrata, pues el cuenta con mucha admiración en la comunidad.

Rivera es muy querido en la comunidad por su dedicación a los niños. El residente de la calle Jackson ha puesto sonrisas en muchos niños pobres proveyéndoles bicicletas que el mismo arregla. “A veces la policía me regala bicicletas confiscadas y yo las arreglos y las regalo a los niños. Mi prioridad de llegar a ser electo, será al servicio de los niños. Quiero lograr la construcción de una piscina pública”, dijo el candidato. El partido republicano espera que la candidatura de Rivera atraiga el voto de todas las líneas partidistas



Edwin esta casado con Nancy Rivera y tiene dos hijos en el ejército norteamericano, quienes han servido en la guerra de Iraq. “He decidido correr porque creo nuestros jóvenes deben de tener mas oportunidades. Estoy muy orgulloso de mis hijos, pero al mismo tiempo me preocupa mucho. Debemos ofrecer mas oportunidades a nuestros jóvenes”, dijo Edwin Rivera. El espera que salgan a votar y que la comunidad latina continué apoyando a los candidatos latinos. “Creo que todavía no estamos en tiempo de criticarnos, tenemos que hacer un bloque político y apoyarnos mutuamente. Creo que el panorama político en Windham se pone interesante”, añadió la asambleista Lourdes Montalvo.




Liga Carlos Báez Sigue Activa

La liga de pelota “Carlos Báez” regresó a los juegos de fin de semana gracias a la labor de personas como Julio Sánchez y Wilson Ramos. Luego de un año de ausencia, la liga regresó con sus juegos de los sábados en el parque Rec Park de Windham. La liga juega contra equipos de otros pueblos como Southridge y Springfield Massachussets y New London, Connecticut.

La liga tuvo una etapa difícil al no conseguir los patrocinadores el año pasado. “Gracias a la labor de Julio y Wilson pudimos traer de regreso a la liga”, dijo Raúl Márquez. Luego de los partidos los peloteros se reúnen y gozan de las comidas criollas traídas por el equipo anfitrión. El sábado 16 de julio estuvieron de visita el equipo de New London, los cuales presentaron una place a Julio Sánchez en reconocimiento de su labor. “Me siento muy honrado por este reconocimiento, creo todos juntos merecemos un aplauso”, les recordó Julio Sánchez a su partido.

Acerca del Autor