Los Caballeros de Colón: 1era. Convención Estatal de los Distritos Hispanos

Los Caballeros de Colón, organización católica que cumple 132 años de fundación, ha decidido analizar su agenda estatal hispana. Para este efecto, sus miembros participarán en una convención que se realizará el Sábado 31 de Mayo, de 12pm a 3pm, en la Basílica de la Inmaculada Concepción en Waterbury, CT.
Haciendo historia, “Los Caballeros de Colón” nacen gracias a los esfuerzos del Padre Michael J. McGivney en 1882 para, primordialmente, atender las necesidades de las viudas y huérfanos católicos del Sud Oeste de Connecticut. El padre McGivney se da cuenta de la elevada mortalidad de trabajadores hombres en una época en que ellos eran el único sustento familiar. Muertes debido al inhumano trato laboral de esos tiempos, en que se trabajaba hasta cien horas por semana, sin pagos extras y en un ambiente de discriminación social y religiosa, especialmente para los inmigrantes católicos europeos.
Desde ese lejano 1882 las necesidades de la comunidad han ido cambiando y “Los Caballeros de Colón” han actuado primordialmente bajo cuatro principios: Su esencia católica que patrocina su fe; la defensa de la familia, en especial de los más débiles como los no natos y los ancianos; la fraternidad que une 1.7 millones de miembros en 14,000 concejos en Canadá, Estados Unidos, las Filipinas, México, Puerto Rico, Guatemala, Panamá, Cuba, la República Dominicana, Guam, Islas Vírgenes, las Bahamas y Saipán y por último, una vocación de servicio por los más necesitados que ha sido su lema desde su fundación. Para sus objetivos los Caballeros de Colón realizan actividades a lo largo del año, las cuales generan millones de dólares que son utilizados para realizar estos cuatro objetivos de su programa.
En 1920 en México, durante la Revolución, se obligó a los católicos a renunciar a su fe. “Los Caballeros de Colón” en un total de 6,000 y encabezados por sus sacerdotes miembros, no solo no renunciaron a su fe, sino que distribuyeron cinco millones de folletos denunciando la brutalidad del gobierno mexicano. Esto generó que los sacerdotes y los laicos católicos fueran declarados fuera de la ley, siendo fusilados, ahorcados o muertos a palos. Murieron miles de católicos, entre ellos cientos de miembros de “Los Caballeros” en todos los estados mexicanos. Pero la fe católica prevaleció sobre la barbarie y hoy en día, su presencia sumada al don de servicio de Los Caballeros de Colón está en toda la república Mexicana.
A través de los años “Los Caballeros de Colón” se han convertido en la organización laica católica más grande del mundo. Sus miembros pertenecen a muchas razas, culturas y con diversas realidades económicas. Es en esta diversidad en donde encuentran fortaleza, compartiendo experiencias principalmente ayudando a su fe y al prójimo. Ayuda que se refleja en donaciones a las obras de la Iglesia y su compromiso con la familia, la juventud y las instituciones sociales que requieran su ayuda. Sus contribuciones ayudan a resolver necesidades físicas como vestido, alimento, equipo médico, sillas de ruedas en grandes cantidades, y también en salvar vidas instalando cientos de salas de ultrasonido, donde muchas mujeres se dieron cuenta que lo que llevaban en el vientre no era un simple tejido corporal sino un ser humano y decidieron, por no eliminar a sus bebes en las salas de “Family Planned Parenthood”.
En la actualidad encontramos a “Los Caballeros de Colón” revisando su agenda hispana en Connecticut, buscando objetivos comunes mediante la deliberación de sus miembros. Y con estos objetivos lograr el beneficio de sus miembros, sus familias y la comunidad hispana en general. Si hacemos un paralelismo con los inmigrantes católicos Europeos de 1882, encontramos a los Hispanos luchando una batalla similar. En especial a lo que se refiere a la inmigración, la situación laboral y estudiantil de millones de familias, que en su inmensa mayoría inmigran a los EE.UU. con el propósito de dignificarse con el trabajo; y a la vez contribuir a la economía y la cultura de esta gran nación americana. Aunque sabemos también, que pese a estas buenas intenciones, encuentran fuertes trabas legales y sociales, incluso sabiéndose que su presencia es vital para esta nación.
Este y otros importantes objetivos serán tratados en esta primera convención estatal en la que los miembros de esta organización decidirán una agenda hispana que refuerce sus distritos.
Hay un número telefónico para las personas que deseen saber más acerca de “Los Caballeros de Colón”, es el (860) 543-0886.
Pablo D. Perleche
pablodperleche@aol.com

Acerca del Autor