Los artistas y la política

Eventualmente vemos la participación de personajes que se desenvuelven en el mundo del espectáculo o el arte, que intervienen u opinan de la política o de la problemática mundial, pues ellos no están exentos de hablar e involucrarse del asunto, y llevan incluso una gran responsabilidad si tomamos en cuenta la influencia que ejercen sobre el público al ser figuras o estrellas mundiales. Hace poco nos llamó la atención la performance del actor Antonio Banderas en una entrevista de CNN, donde se le preguntó de todo y fue inevitable, siendo él latino, pedir su opinión sobre gobernantes y políticas en Latinoamérica y aunque el tema salió casual como toda conversación o interview informal, se hablaba de poderes, consorcios y corporaciones poderosas que monopolizan y manipulan el mercado mundial, el popular artista español sorprendió de pronto cuando citó al desaparecido ex presidente venezolano Hugo Chávez, indicando que, de lo que se trataba era romper con esos superpoderes, y Chávez lo hizo (¡), y aunque suene demagógico y aislado, lo cierto es que sus declaraciones remecieron esas redacciones y ahora que existe el internet y las redes sociales, comprenderán que la frase y la entrevista en si misma se multiplicó por el mundo; era Antonio Banderas, el “play boy” latino con mayor arraigo en las últimas décadas, quien lo decía.
Luego escuchamos y vimos a Oliver Stone, el cineasta americano, y a Andrés Calamaro, cantante argentino, también mezclarse entre el pueblo y dictar sus puntos de vista en cuanto medio sea posible. Calamaro, autor de decenas de éxitos coreados por el público latino, decía que el también desaparecido ex presidente argentino Néstor Kirchner y su política en general, serán recordados en el futuro como el mejor gobierno de los últimos 50 años (¡) y dando además su respaldo al actual régimen argentino, seguramente el cantautor rioplatense se vio comprometido con su pueblo o con la coyuntura actual de ese país, el cual a pesar de todo se ve algo polarizada y dividida en ciertos segmentos. Las redes después se encargaron de multiplicar las declaraciones y sean aceptadas o rechazadas sus proclamas, lo cierto es que ya todos lo sabemos.
Oliver Stone el director cinematográfico de célebres películas como “Nacido el 4 de Julio” o “Pelotón”, tampoco se quedó callado, y ahora que lo vemos promocionando el Mundial de Brasil 2014, recordamos su paso por Sudamérica en años pasados, cuando alababa los gobiernos de Chávez, Lula, Evo Morales o Correa, y decía que solo faltaba, en ese entonces (2010), que Perú y Colombia se sumen a ese gran bloque sudamericano “antiimperialista y revolucionario” (¡),y luego continuaba filmando sus películas o buscando escenarios o locaciones adecuadas para sus próximos films.
No podemos olvidar tampoco a Michael Moore (“Fahrenheit 9/11”) , filmando o realizando documentales que denunciaban al régimen de Bush; al legendario “Ben Hur” Charlton Heston, empuñando un rifle y dando su espaldarazo a gobiernos republicanos; o a los que llegaron más lejos, como el “Terminator” Arnold Swachzenegger, republicano que llegó a gobernar California, o a Ronald Reagan actor célebre de western americanos, que llegó a la presidencia de Estados Unidos y pese a lo discutido de su gobierno y a sus poses de actor hollywoodense, originó finalmente la caída del Muro de Berlín e impuso un modo de gobierno casi cinematográfico.
Y aunque los actores solo deben dedicarse a desempeñar un buen papel en el escenario, y hacer realidad las fantasías del espectador, no está demás que de vez en cuando se involucren con la escena contemporánea y salgan de los teatros a analizar la política internacional, vayan a votar o tomen partido por una u otra opción. Finalmente, como lo decía Shakespeare, la vida y lo cotidiano no es más que una gran puesta en escena y que todos somos actores, más o menos comprometidos...
Daniel Torreblanca
dalto1961@yahoo.es

Acerca del Autor