Periodico Identidad Latina

LOCALES: Se calienta campaña por la Gobernación

Los candidatos Dannel Malloy (Demócrata) y Tom Foley (Republicana) están muy activos recorriendo el Estado para ganarse el favor del electorado que deberá elegir, quién de ellos se quedará con el sillón que ahora ocupa Malloy. Uno de los temas más candentes es el de la creación de nuevos puestos de trabajo. Lo que se ha venido haciendo hasta ahora no ha dado los resultados esperados, aunque el actual Gobernador se encarga de recordar que cuando asumió, Connecticut estaba atravesando una de las peores recesiones en materia de generación de empleo, que se había congelado durante 22 años, y que él junto con la Vicegobernadora Nancy Wyman, aceptaron el desafío de cambiar eso a partir de una combinación de medidas como la creación del programa Small Business Express para la instalación de pequeños negocios, y la inversión en grandes empleadores y que lograron, entre otros beneficios, el aumento del salario mínimo.
Como resultado, señala que se han creado más de 60,000 nuevos puestos de trabajo en el sector privado y que ahora la tasa de desempleo es la más baja en 6 años, sumado a otros factores ha determinado un crecimiento económico del 2,8% en el último cuatrimestre, lo que coloca a Connecticut como primero en la región (Nueva Inglaterra).
Para un nuevo período propone la creación de una “corporación de desarrollo humano” para la capacitación de trabajadores desempleados, enfocada a las regiones mas necesitadas; la ampliación del programa de pequeños negocios, con énfasis en las áreas urbanas, mujeres propietarias y minorías. Según sus dichos, el programa referido permitió retener o crear un total de 14,000 puestos de trabajo. Su expansión permitiría un crecimiento de unos 10,000 puestos adicionales.
Foley, por su parte, plantea que su administración va a replantear la manera en que las empresas contratan con el Estado y agilizar los procesos de aprobación de los contratos. También que el objetivo es conseguir con los contratistas más pequeños puedan dar un salto cualitativo para asumir proyectos mas grandes que se resuelvan, a su vez, en la contratación de personal de las áreas urbanas donde se desarrollen. Para el candidato republicano lo que propone Malloy es más de lo mismo y claramente insuficiente. Más allá de los discursos y de las intenciones, sabemos que no hay soluciones mágicas. Lo que es seguro es que los votantes de Connecticut son los que tendrán la última palabra.