Lo que hay que saber del programa “Comunidades Seguras”

Charla en el Centro para el Progreso Latino sobre Ayuda Legal para Inmigrantes

¿Qué es Comunidades Seguras? ¿Cómo afectarán a su vida? ¿Qué hacer si usted es detenido por la Policía/ICE? ¿Qué puede hacer para protegerse y proteger a su familia? Todas estas preguntas e interrogantes se discutieron este 21 de Marzo en la charla comunitaria organizada por The Center for Latino Progress y Ayuda Legal Para Inmigrantes, en su local de la 95 Park Street de Hartford, CT.
Bajo la dirección de Yanil Terón y con la colaboración de Rafael R. Pichardo, abogado especialista en temas de inmigración se explicó los alcances de estas nuevas leyes y cómo afectarán directamente en la vida de todos los inmigrantes.
Este programa que fue implementado y activado a partir de Febrero de este año y es a nivel nacional, se basa en la búsqueda y arresto de personas inmigrantes, con y sin documentación, con antecedentes policiales y problemas con la justicia. No entran dentro de este programa las personas inmigrantes que poseen Ciudadanía. Utiliza toda la tecnología y cuenta con la colaboración de la policía local.
Como primer paso, el proceso se inicia tomando las huellas dactilares del sospechoso, estas pasan a comprobarse por el FBI y el DHS (Department Homeland Security), luego se hace la notificación a la cárcel y la ICE (Viene siendo como la Policía de Migraciones), ICE evalúa el caso y ordena la detención (emisión que muchas veces demora menos de 4 horas) y el detenido pasa a custodia de la ICE.
Los problemas surgen cuando, debido a este supuesto positivo programa, se pretende y así está diseñado, aumentar el número de deportaciones. También cuenta con la colaboración de los policías locales que implica un costo a la comunidad y un rechazo; y también el inicio de la desconfianza entre la policía y su comunidad, ya que muchos evitarán hacer sus denuncias por miedo a verse implicados en procesos de deportación.
Por otro lado, no hay una distinción clara entre delitos menores y los más graves, ya que en ambos casos, llegada la ocasión, pueden ser utilizadas para que las personas sean procesadas bajo estas disposiciones y además hay una falta de transparencia, ya que no hay información sobre el número de arrestos que se está haciendo, el modus operandi de las acciones que se toman, los motivos reales de los arrestos y los abusos que se puedan estar cometiendo en todos los niveles, de modo que este programa perjudica a toda la comunidad hispana e inmigrante, ya que se usa como excusa para seguir con el acoso a los inmigrantes.
Ante todo esto, es importante saber cómo debemos actuar, qué debemos hacer y qué derechos tenemos ante una posible redada o detención por parte de la Policía de Inmigración.
Si no se tiene documentos:

• No revele a los agentes su situación migratoria.
• No mienta.
• No entregue documentos falsos.
• No lleve documentación de otro país. Si lo hace, el gobierno puede utilizar esta información en un proceso de deportación.
• Puede entregar una tarjeta donde le explica que guardará silencio y que necesita la presencia de un abogado (ver recuadro).
• En algunos Estados constituye un delito menor no revelar su nombre y esto puede constituir un riesgo, ya que podría ser arrestado por esto, pero a la vez decirlo puede ser usado para iniciar un proceso de deportación.

Si inmigración llega a su casa o a su trabajo, necesariamente debe tener una orden de registro firmada por el juez o la autorización del empleador, para entrar a su lugar de trabajo. En todo caso, es importante mantener la calma, ya que una huída puede interpretarse como admisión de que tiene algo que ocultar.

Si un agente de inmigración lo detiene en la calle sin la debida orden, no puede arrestarlo a no ser que tenga pruebas de que usted no es ciudadano. No revele por tanto, su situación migratoria ni donde nació. Tampoco lleve documentación alguna de su país de origen, ya sea original o falsa.

Si lo arrestan:

• Debe averiguar quién lo arrestó, debe tomar nota del nombre de los agentes, del organismo y si es posible los números de identificación y la placa de sus vehículos.
• No firme documentación alguna sin hablar con su abogado. No se deje engañar, ya que podría recibir presiones o modos para hacer que usted firme.
• Comuníquese con un abogado o un familiar. Tiene derecho a hacer una llamada.
• Comuníquese con su Consulado, ya que ellos le pueden ayudar a encontrar un abogado y contactarse con sus familiares.
• Solicite una fianza (aunque Inmigración diga que no es elegible).
• Solicite una copia de “aviso de comparecencia” en el que se indican los cargos formulados en su contra.

Si se le acusa de un delito:

• Pida ayuda a su abogado para que la Policía lo deje en libertad. La Policía puede llamar a los agentes de Inmigración para determinar su situación migratoria. Si la Policía no tiene cargos contra usted y se cumplen las 48 de la notificación a Inmigración y ellos no vienen a buscarlo, la Policía tiene la obligación de dejarlo en libertad.
• Si se le acusa de un delito, consulte a su abogado de inmigración para cerciorarse que este no afecte a su situación migratoria.
• Siempre es importante conocer a un abogado especializado en defensa de casos de deportación y que exista un contrato por escrito antes de pagarle sus honorarios, no se deje engañar.

Prepare un plan de emergencia:

• Elabore un plan de acción con su compañeros de trabajo, por ejemplo cómo actuar ante una posible redada, el hecho de guardar silencio, el no darse a la fuga, contactar con una abogado seguro, y si hay la posibilidad que un sindicato o alguna organización a la cual estén afiliados pueda asesorarlos en estos casos.
• Sepa que documentación llevar consigo para poder comunicarse con su abogado y también la posibilidad de llevar la tarjeta donde se indica su deseo de guardar silencio.
• Elabore un plan para cuidar de sus hijos, haga preparativos con familiares para que se hagan cargo de ellos durante su detención, tener el número de ellos y asegurarse que estén al tanto de su plan y también que puedan retirar su dinero para gastos de deportación o hipoteca.
• Asegúrese que su familia tenga su número de inmigración (si es que lo tiene). Este número aparece en el permiso de trabajo o en la tarjeta de residencia. Este número comienza con la letra A.•
• Si no se tiene ninguna información sobre la persona detenida puede comunicarse con la oficina local de Inmigración, si no lo tiene puede comunicarse con la sede en Washington DC al 202-305-2734.
• Tenga una copia de todos los documentos de inmigración con un familiar o persona de plena confianza.

Nota.- Si desea contactarse con el abogado Rafael R. Pichardo puede llamar al 860-578-4152, en español o en inglés. Para más información visite el sitio web: www.il-act.com.

Acerca del Autor