Lo estás haciendo bien, Mamá Se porta “mal” cuando está conmigo!

 

Son innumerables los retos que asumimos las mujeres en esta gran aventura llamada maternidad. Uno de ellos es saber llevar las rabietas y llantos de nuestros retoños; en mi caso, el de mi hijo de un año de edad, Lucca. Recuerdo que en el pasado siempre criticaba a esas mamás cuando sus niños hacían las tremendas pataletas en público, pensaba: “Esos papás si malcrían a sus hijos!”, “no les ponen carácter!” o el popular: “si ese fuera mi hijo...”. Pues resulta que se me volteó la tortilla!  Cuando Lucca está al cuidado de su papá o de otras personas se porta mucho, pero mucho mejor que cuando está a mi lado.

Y es que tuve que vivir la maternidad a plenitud para sentir la realidad que otras mamás viven diariamente. Así te leas todos los manuales de crianza o trates de ser una excelente madre, hay muchas a las que nos va a tocar parecer la que “malcría” a su hijo(a), cuando en realidad el portarse así es un proceso normal en algunos niños.

Lucca es un bebé de alta demanda y está en la etapa de berrinches todo el tiempo, eso lo sé (y publicaré sobre eso en el futuro), pero es cierto que cuando está solo con otras personas casi no hace berrinche, no llora tanto... Confieso que a veces me sentía mal, pensaba que mi hijo era más feliz con otras personas que conmigo. Si estás pasando por esto, tranquila, no es que eres una mala mamá. Lo que te pasa es más común de lo que crees.

Por las redes corre un supuesto estudio hecho por el Departamento de Psicología de la Universidad de Washington en el que colocaron a 500 niños pequeños a hacer distintas actividades, y el comportamiento de más del 99% de ellos cambiaba drásticamente cuando sentían la presencia de su madre, se volvían más inquietos y demandaban mucha más atención. En mi experiencia, mi hijo se la pasa conmigo todo el día, todos los días, y pues es normal que tenga más confianza conmigo, que tenga la seguridad  de que yo estaré allí para él pase lo que pase, ya que mi amor por él es incondicional pórtese como se porte. He allí su comportamiento.

El sitio web Facemama.com  también afirma este razonamiento, “...con las personas externas a su familia (el niño) siente la obligación de portarse mejor para que lo acepten. Esto es una señal de que el niño está aprendiendo a relacionarse con otras personas y a respetar límites”.

Esto no quiere decir que debamos aceptar  las conductas inapropiadas de nuestros hijos, que no pongamos reglas y dejemos pasar malos comportamientos por pensar que esto es “normal”, sino que simplemente no seamos tan duras con nosotras mismas. A veces nos cuestionamos de más. Más bien pensemos que estamos haciendo todo lo posible por el bienestar de nuestros hijos y que seguramente es una etapa pasajera. Veamos también el lado positivo, si se porta bien con otros es porque ha aprendido respetar a las otras personas. Lo que también te da a ti un poco de crédito, no? No te preocupes, lo estás haciendo bien, mamá!

 

www.realmentemama.com IG: @realmente_mama
Mariam Reyes A
mariamreyesa@gmail.com
identidadlatina.com

Identidad Latina
Acerca del Autor