Latinoamérica y economía, según como se vea

Latinoamérica y la economía, según como se vea

La economía en América Latina es siempre un albur y nos tiene acostumbrados a grandes sorpresas. Recordemos que la economía que es una ciencia y como tal se ve confrontada con la realidad, nos conmueve y sacude de rato en rato. En estos tiempos los análisis, previsiones y predicciones los vemos tanto en el papel como en la opinión de connotados especialistas, en este caso economistas; y como la economía no es una ciencia exacta, pues su base es el comportamiento del ser humano, tenemos diversas opiniones; por ejemplo si nos vamos al JP Morgan, la empresa financiera líder de inversiones bancarias con sede en Nueva York, obtendremos sin duda opinión muy acorde a su reputación.

Desde allí nos dicen que América Latina viene en recuperación y ello es imparable, ésta vendrá principalmente de la mano de Brasil, probablemente Argentina y México crecerán pese a las dudas sobre las políticas de EEUU. Algunos de los asuntos que preocupan a los mercados en estos momentos, son el regreso de la volatilidad, al repunte de la inflación, la debilidad del dólar y la normalización monetaria de la Reserva Federal Estadounidense. Factores que directa o indirectamente tienen consecuencias cuando los inversores miran al Sur, donde países como Brasil, México y Argentina recuperan su brío aunque todavía con retos pendientes en el horizonte.

Cuando hablamos de Brasil, país que tuvo la recesión más fuerte de toda su historia, consideremos que el presidente Michel Temer ha intentado poner las cosas en orden y la recuperación ha sido constante; en el caso de Argentina, que es el tercer mayor país de la región, donde el nuevo Gobierno aplica desde hace dos años una política monetaria, fiscal y económica bastante razonable, creen que se está haciendo lo correcto. El caso de México es que sigue creciendo independientemente de las dudas que hay en el mercado con respecto a las políticas en Estados Unidos, el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) y las elecciones este año.

El hecho de que las materias primas suban es algo bueno para la región, en mayor o menor medida, todos los países de Latinoamérica, con la excepción de uno, tienen una correlación bastante fuerte con las commodities, o sea las mercancías o productos genéricos que no tienen una diferenciación entre sí.

Aseguran que la expansión que experimenta, no solo Latinoamérica sino el resto del mundo, es una de las más largas de la historia, pero también que se sufre la recesión más larga de la historia, por lo que la recuperación después de esa recesión también es larga. Se asume además, que Argentina y Brasil estén teniendo mejores gobiernos que los anteriores y políticas económicas más razonables y ello es atractivo para los inversores.Sin embargo, no parecen estar prestando mucha atención al hecho de que este es un año electoral en Latinoamérica; puede producirse algo de volatilidad, variación en los precios, una vez que nos acerquemos a cada una de las elecciones tanto en México, Brasil o en Colombia.

Dijimos que la óptica de cómo va la economía en nuestra región es según el cristal con que se mire, aunque hayan tasas, estadísticas, tendencias o proyecciones, el factor humano y las expectativas o demandas de la gente, y hasta la naturaleza y los fenómenos que ésta produce, influyen decididamente en la economía de un país; y cómo no, lo políticamente conveniente también.

Lo dicho líneas arriba es una análisis y visión fría, estricta y “conservadora” de lo que pasa en América Latina, una visión férrea de lo que es Latinoamérica y de lo que quieren que sea; pero dista algo de realidad cruda y siempre efervescente de esta tierra; es que nosotros la medimos en términos de bienestar no de cierto grupo, sino del conjunto de la sociedad. Por ejemplo, aquí mismo en la columna de “Actualidad Latinoamericana” de esta edición, se dice que hay una crisis galopante en Argentina, la superinflación y el retiro de la Cruz Roja por falta de subsidios. La palabra “subsidio”, es un enemigo máximo de las recetas liberales.
Daniel Torreblanca
Identidad Latina Newspaper

Identidad Latina
Acerca del Autor