Las consecuencias de la pérdida del TPS en EEUU

Análisis de los efectos de la pérdida del TPS en EEUU

A comienzos del mes de Enero del presente año el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció que había suspendido la situación de protección temporal (TPS por sus siglas en inglés), para alrededor de 200,000 Salvadoreños, quienes habían conseguido permiso para vivir y trabajar en el país luego que el año 2001 un poderoso terremoto golpeara El Salvador.

Los afectados por esta medida del gobierno estadunidense tendrán hasta Setiembre del 2019 para encontrar la forma legal de regularizar su situación migratoria y poder permanecer en los Estados Unidos. Todo aquel que no logre solucionar su situación deberá volver de manera voluntaria o de lo contrario será deportado. Indudablemente que es una situación difícil en la que ahora encuentran los inmigrantes salvadoreños.

Sin embargo, no son los únicos que enfrentan malas noticias de las autoridades migratorias, tras el huracán Mitch, un pequeño grupo de hondureños y nicaragüenses recibieron protección del TPS. Los ciudadanos de estos tres países Centroamericanos han estado renovando su estatus migratorio cada 18 meses sin problemas de ninguna índole. La dura política migratoria del presente gobierno ya les quitó esa protección migratoria a los Nicaragüenses, de la misma forma que a los Haitianos, quienes recibieron el TPS luego que su país fuera prácticamente destrozado por el terremoto del 2010 que causó cientos de muertos en Haití.

Ahora bien, el problema que enfrenta El salvador con la pérdida del TPS para sus ciudadanos es enorme, acarrea costos económicos, sociales y humanos. De acuerdo a los analistas de la realidad es este pequeño país centroamericano; si todos los Salvadoreños afectados con la no renovación del TPS volvieran a su país, la población de El Salvador se incrementaría en un 3%. Esto traería de inmediato dos inconvenientes fuertes; el no estar en condiciones de recibirlos y lo difícil de reintegrarlos a la realidad social y económica de un país que dejaron hace casi veinte años.Para tratar de hacer más fácil y llevadera, si ello es posible dadas las circunstancias, el gobierno Salvadoreño ha instalado un Centro de Repatriación para los recién retornados, llamada “La Chacra” que está instalada a las afueras de la ciudad de San Salvador.Una de las encargadas del Centro explica que el gobierno Salvadoreño tiene un acuerdo con los Estados Unidos que limita el número de vuelos de deportados por semana. Si tenemos en cuenta que cada vuelo lleva un promedio de 135 personas. Bajo este acuerdo los Estados Unidos no puede enviar más de 56,000 Salvadoreños por año. El año pasado fueron devueltos 39,000 a aquel país, lo que puede dar una idea exacta del problema humano en que se ve envuelto el país Centroamericano.Es necesario entender también los efectos económicos que este problema va creando. Los envíos de los Salvadoreños viviendo en los Estados Unidos representa anualmente el 17% del Producto Interno Bruto y de los mismos que están bajo el TPS representa el 2%. Por otro lado, el total de los envíos hechos el año pasado representó un aumento del 10%, debido a la incertidumbre causada por la llegada al poder de los Estados Unidos de una administración con visión antinmigrante desde sus inicios. Las consecuencias inmediatas y directas de la nueva política migratoria de los EEUU crearán mayor pobreza y un futuro incierto para miles de Centroamericanos.El mercado laboral de El Salvador no está en condiciones reales de acomodar a los miles de retornados, en donde el 40% de trabajadores lo hace en el mercado laboral informal. Para empeorar las cosas, la gran mayoría de los que retornan tiene un promedio de 40 años o más, edad en la que, en cualquier lugar del mundo, especialmente en los que están en proceso de desarrollo, es mucho más difícil incorporarlos al campo laboral. Además, después de vivir tantos años fuera de su país el proceso de adaptación es mucho más difícil, sobre todo si se tiene en cuenta que, en promedio han vivido en loe EEUU por 21 años, de los cuales una tercera parte de ellos son propietarios de la casa en donde viven y sus familias incluyen a cerca de 200,000 niños nacidos en este país y, por lo tanto, son ciudadanos de los Estados Unidos.Por otro lado, la gran mayoría de los que inmigraron provienen de las zonas rurales, es decir del campo, lo cual implica que al retornar tendrán que escoger entre vivir entre sus pueblos del interior o permanecer en la Capital Salvadoreña, en donde los prospectos de encontrar empleo, de alguna forma, son mejores que en el interior. Para empeorar aun mas la situación, en Latinoamérica existe un concepto errado de los inmigrantes viviendo en Estados Unidos, el Salvador no es la excepción, creen que son ricos. Esa idea hace de los que retornan, al igual que sus familiares, sean motivo de extorción y otros crímenes similares.Se estima que cerca de la mitad de los que tienen TPS son elegibles para solucionar favorablemente su permanencia en este país, mientras que los restantes harán lo imposible por permanecer. Algunos tratarán de emigrar al Canadá, mientras que aquellos con menos suerte continuarán viviendo en la terrible zozobra de un futuro incierto. Triste y dolorosa situación de nuestros hermanos Centroamericanos.
Armando Zarazú
azarazu@aol.com
Identidad Latina

Identidad Latina
Acerca del Autor

MIGRACIÓN: México y EEUU acuerdan acelerar trabajo con Centroamérica

EEUU: Un juez le ordena a Trump reactivar el DACA y aceptar nuevos "soñadores"

EEUU: Piden suspender veto migratorio de Trump

Agogada Milagros Cruz da Consejos de Inmigración

MILAGROS CRUZ: Consejos sobre Inmigración

EEUU: Trump apunta a la inmigración y el comercio como las claves de su discurso en el Congreso

INMIGRACIÓN: La justicia para los Dreamers sigue en espera

EEUU: Salvadoreños con TPS renueven permiso

EEUU: Trump arremete contra México

EEUU: Los soñadores "no son negociables"

Clima

mayo 20, 2018, 5:33 pm
Cubierto
Cubierto
28°C
sensación térmica: 27°C
presión: 1010 mb
humedad: 55%
viento: 4 m/s W
Ráfagas: 4 m/s
UV-Index: 1
salida del sol: 5:26 am
puesta de sol: 8:08 pm