La Semana Criolla de Uruguay

- Las tradiciones del campo uruguayo, entre ellas las domas de caballos, las "payadas", el mate y los asados al aire libre, se mezclan con el paisaje de Montevideo durante la Semana Criolla, que este año celebra su 93ª edición y se prevé convocará a más de 200.000 visitantes.
La Criolla, que coincide con la Semana Turismo en Uruguay (Semana Santa), se celebra desde el 24 de marzo hasta el 1 de abril en el predio de la Rural del Prado, barrio ubicado en Montevideo.
Durante esos días, miles de personas visitan el lugar, decorado con artículos típicos del campo uruguayo y que ofrece como principal atractivo el Concurso de Jineteadas, comúnmente llamado "domas".
Sergio Infantini, dirigente de la Unión de Aparcerías y Sociedades Tradicionalistas (UASTU), institución que participa por primera vez en el evento, destacó a Efe que en el rancho ubicado en la Semana Criolla, se vende a los visitantes yerba mate y agua caliente al precio que ofrezca el público, para que todos puedan preparar la típica bebida.
La organización lleva cuatro años de vida, también monta payadas, un arte poético y musical presente en Argentina, Uruguay, el sur de Brasil y parte de Paraguay.
El espectáculo consiste en un payador, acompañado de una guitarra, que monta un cuadro e improvisa rimas en el momento, en ocasiones confrontando con otro payador.
Alejandro Castillo, payador oriundo del departamento de Tacuarembó, al norte del país, aseguró a Efe que la payada es un "arte innato" presente en las personas, que, al contrario de otros oficios, "no se estudia".
"Sí hay que estudiar para saber muchas cosas y así deleitar al público", narró el payador, que desde los 15 años dedica su vida a ese arte.
Castillo señaló que las payadas tienen su técnica particular y que es "muy delicado hablar en el arte del payador", ya que "no cualquier se puede poner en frente a una cámara o a un micrófono a deleitar al público".
"A veces hay miles de personas y uno está solo. Los críticos que escuchan son montones y millones", aseguró.
Añadió que los payadores son como los vinos, "cuanto más viejos, mejores".
Junto a las payadas, las jineteadas de caballos, la Semana Criolla también ofrece una variedad de propuestas gastronómicas, así como puestos de artesanías, espectáculos de todo tipo y exhibiciones culturales.
Entre estas últimas se destaca una muestra del Museo y Parque Fernando García, establecimiento fundado en 1947 que reúne 40 piezas históricas y automovilísticas, en su mayoría carruajes.
Luis Álvez, su director desde 2006, explicó a Efe que el museo cuenta con "una de las colecciones más importantes del país y quizás también de la región" en términos de reliquias automovilísticas.
En la Rural del Prado hay casi una decena de piezas exhibidas al aire libre, que fueron seleccionadas teniendo en cuenta su relación con la temática rural, así como su resistencia a las adversidades climáticas.
Álvez destacó como una de las piezas más emblemáticas a un coche de caza, que se usaba en Italia y que no llegó a conocerse en América.
Las entradas para la Semana Criolla, organizada por la Intendencia de Montevideo desde 1925, rondan los 180 pesos uruguayos (unos 6 dólares), mientras que el acceso para las jineteadas van desde los 230 pesos uruguayos (unos 7 dólares) hasta los 380 (unos 12 dólares)
Identidad Latina
news@identidadlatina.com
EFE

Identidad Latina
Acerca del Autor