RESEÑA DE TEATRO: “Mary Jane” se presenta en Yale Rep. Por Bessy Reyna (www.bessyreyna.com)

Emily Donahoe y Miriam Silverman. Foto de Joan Marcus (Cortesía de Yale Rep)

            Cada día en numerosos lugares del mundo hay familias con niños en la sala de cuidados intensivos en el Hospital. La desesperación de esos padres, y la angustia en que pasan sus días esperando noticias de que si sus hijos podrán vivir o no, es el tema central de la obra Mary Jane que se está presentando en Yale Rep en New Haven.

Continuando con lo que ha sido una temporada dedicada a presentar obras escritas por dramaturgas, y en la que también tienen oportunidad de participar muchas actrices, Mary Jane fue comisionada por Yale Rep. Development y la producción teatral contó con el apoyo de Yale's Binger Center for New Theatre. La dramaturga Amy Herzog ha logrado tratar un tema sumamente difícil, pero presentarlo con gran sensibilidad y hasta en ciertas ocasiones con humor. Herzog, ya ha logrado varios triunfos con sus libretos, incluyendo el ser finalista del premio Pulitzer y ser ganadora de un OBIE por su obra considerada como lo mejor del teatro de USA contemporáneo. Sus obras se han presentado a nivel nacional y en la actualidad ella es profesora de la escuela de Drama de Yale.

La obra Mary Jane se inicia con lo que pareciera ser una conversación informal entre dos mujeres: Mary Jane, sentada en una mesa y Ruthie, la administradora del edificio de apartamentos donde vive Mary Jane, y la que está tratando de destapar el fregadero de la cocina. Lo que empieza como una conversación común, de repente los personajes se ponen sumamente nerviosas al sonar una alarma en el cuarto donde está Alex, un niño de más o menos dos años, cuya vida depende de tanques de oxígeno y alimentos intravenosos. Mary Jane es una madre soltera que trabaja y con frecuencia tiene que tomar días libres para poder cuidar al niño. Desde el momento que suena esa alarma y la madre sale corriendo al cuarto para ver qué ocurre, la obra cambia de tono, y nos vamos enterando no solo de los problemas físicos de la criatura si no, además las dificultades que está pasando ella al tratar de cuidarlo. El suspenso creado desde esa escena va a durar hasta el final de la obra.

Es casi imposible pensar que otra actriz pudiera hacer el papel de Mary Jane como lo logra Emily Donahoe, quien transmite la desesperación de la espera de noticias de los médicos porque Alex ha sido llevado a  urgencia y se encuentran en ICU, la sala de cuidados intensivos. Herzog hace que el público se concentre exclusivamente en los personajes ya que utiliza muy pocas distracciones. A nivel de escenografía, en el primer acto, solo vemos una cama y cocina en el apartamento; mientras que en el Hospital Mary Jane está en una sala donde médicos y personal del mismo tienen una máquina para comprar sodas y jugos y un refrigerador. Esta escenografía sirve para que los personajes puedan interactuar con Mary Jane durante su espera por noticias de Alex. El resto del escenario está vacío casi hasta el final cuando se convierte en un cuarto del Hospital, con una cama donde está Alex recuperándose de una operación.

            Tal vez la unión de una escenografía funcional y casi minimalista creada por Laura Jellinek, acompañada por la gran actuación de todo el reparto, el que está compuesto por la magnífica actriz Kathleen Chalfant, conocida del público por sus numerosas actuaciones en varios escenarios de Connecticut, quien tiene el papel de Ruthie en el primer acto y de la monja Budista Tenkei, en el segundo, así como Vella Lovell, en los papeles de Amelia y Kat, dos madres con niños en ICU; Miriam Silverman, como la estudiante Brianne y Chaya, la terapista de música en el Hospital y Shona Tucker, como Sherry, la que en el primer acto ayuda a Mary Jane a cuidar al niño en el apartamento, y en el segundo acto, tiene el personaje de la Dra. Torros, quien trata de preparar a Mary Jane para que acepte la idea de la posible muerte de su hijo.

Las actrices con diferentes vestuarios y pelucas del primer al segundo acto, son casi irreconocibles y sus personajes son completamente distintos, demostrando así el gran talento de este elenco.

Vale hacer notar, que esta obra está siendo presentada en un momento cuando el gobierno del Presidente Trump y el partido Republicano, están tratando de eliminar seguros de salud para 24 millones de personas. Mary Jane, sería una de las muchas madres que perderían esa ayuda. En una escena donde ella habla por teléfono con su jefe, ella pregunta si está en peligro de perder su seguro médico, el que está cubriendo la mayoría de los costos de la hospitalización de Alex. Dirigida por Anne Kauffman, la obra logra mantener siempre un tono de conversación entre las actrices. El público nunca siente que ellas están simplemente usando palabras del libreto que han sido memorizadas; por el contrario, la naturalidad de gestos y tonos hace que esta obra tenga un impacto aun mayor. Nos olvidamos que estamos viendo una obra, nos metemos en el mundo emocional de Mary Jane al que entran otros personajes a brindarle apoyo.

La obra también deja al público en suspenso. ¿Qué pasa con el niño? ¿Muere o no? es algo que no llegaremos a saber. Cuando en la última escena la monja budista y la madre caminan hacia el final del escenario la incógnita queda flotando en el aire. Tal vez Herzog solo quiere llevarnos a compartir y comprender el sufrimiento de padres con niños que al nacer con serios problemas físicos, pasarán por momentos de gran angustia. Esta obra nos invita a que seamos generosos y sensitivos con esos padres, cuyas vidas están dedicadas a esos niños, y para que seamos más conscientes del dilema emocional que sufren los médicos y enfermeras cuando tienen estos pacientes en ICU, y padres desesperados en las salas de espera.

Con esta obra tan contemporánea Yale Rep cierra su temporada celebrando sus 50 años de brindar gran teatro en Connecticut.

La obra se presenta hasta el 20 de Mayo. Para mayor información visiten www.yalerep.org o llamen al 203-432-1234. Hay descuentos para estudiantes y personas mayores.

 
Bessy Reyna
bessy_reyna@hotmail.com
www.bessyreyna.com

Identidad Latina
Acerca del Autor