John DeStefano Jr, Alcalde de New Haven por 20 años

-¿Cómo se siente viviendo estos últimos días al frente de la Alcaldía?

-Me siento muy bien. Me siento afortunado por haber podido estar al servicio de la ciudad de New Haven por 30 años y al frente del gobierno municipal durante 20. Ha sido una extraordinaria experiencia. Todo el mundo fue muy amable y generoso y descuento que lo seguirá siendo hasta Enero cuando me retire e inicie un conjunto de nuevos desafíos.

-¿Qué lo hizo inclinarse por la actividad política? ¿Por qué se enroló en el Partido Demócrata?

-Este fue el único cargo electivo que desempeñé. Cuando salí de la Universidad fui contratado como Analista de Presupuesto por el gobierno de la ciudad y trabajé 10 años antes de candidatearme para Alcalde y durante ese tiempo fui asumiendo sucesivas tareas de mayor responsabilidad. Me presenté como candidato en 1989 pero perdí las elecciones y 4 años mas tarde volví a presentarme, y gané. Por eso, la ambición de presentarme para el cargo de Alcalde está muy relacionada con ese tiempo que trabajé para la ciudad, porque no era un político precisamente. En cuanto a elegir el partido demócrata, aquí en New Haven es el único políticamente funcional en la ciudad. Además, comparto muchas de las ideas expresadas por los demócratas.

-¿Podría señalar tres de los logros que Ud. considera más importantes al frente de la ciudad?

-A pesar de que en 20 años hicimos muchas cosas de las que podemos estar orgullosos y sabiendo que hay cosas que faltaron por hacerse, creo lo mas importante para destacar es que New Haven es vista como una ciudad abierta, hospitalaria, que acepta gente y la recibe por lo que ella tiene para ofrecer y valora cada persona con sus potencialidades, y si bien yo no creé eso, en estos 20 años lo reforcé y me siento muy satisfecho por ello. También creo que trabajamos bien, y debe continuarse, iniciando el proyecto de mejoramiento escolar en 2008, se hicieron muchas cosas importantes respecto de la reforma en la escuela. Y la tercera cosa mas importante es el trabajo continuo enfocado a hacer de New Haven una comunidad segura.

-Hablando de eso, ¿Qué cree que debería hacerse para reducir la criminalidad en la ciudad?

-Mire, justamente estamos a un día del aniversario de la muerte de todos esos niños en la masacre de Newtown, con toda esa violencia. Yo creo que lo mas importante es trabajar sobre la relación entre la Policía y la comunidad, estrechando lazos. Me refiero a crear relaciones de confianza y compromiso; donde la policía conozca a la comunidad y viceversa. Es necesario, además, desarrollar estrategias de seguimiento e identificación de individuos peligrosos, que pueden causar daños a terceros o asi mismos. Debemos trabajar con aquellos jóvenes que no tienen fuerte relación con la familia y están en la calle y ver cómo podemos ayudarlos a establecer relaciones con otros adultos que sirvan como modelos positivos a imitar.

-¿Está satisfecho con el programa que impulsó de reparación de escuelas?

-Hemos hecho grandes inversiones en la ciudad que nos permitieron iniciar el proyecto de jardines de infantes y destinar una enorme cantidad de fondos para laboratorios, departamentos de lengua y arte, salones de recreación. Pero creo que lo mas importante fue el inicio en 2008 del programa Cambio en la Escuela, que se orienta a tener el mejor plantel docente, el mejor liderazgo y un distrito escolar responsable, con miras a lograr la excelencia académica de los estudiantes y preparándolos para continuar los estudios a nivel universitario. A nivel edilicio, del plantel de profesores y de la actividad docente y de la responsabilidad del distrito es un esfuerzo que debe permanecer y continuar integrado.

-Con relación a la Tarjeta de Residente ELM, ¿Sabemos que en su momento encontró mucha oposición?

-Entendimos que la Tarjeta de Residente era una necesidad de la comunidad, que iba a servir para todos aquellos que no tenían documentos de identidad, y una buena idea convertirla en un producto de la ciudad; y que sirviera no solamente a efectos de identificación. Se la diseñó para que sirviera para el acceso a la biblioteca y como tarjeta de débito. Por supuesto, tuvimos oposición de grupos que se oponen a las políticas migratorias y también de personas que no eran de New Haven; mientras que la comunidad artística que se mostró muy favorable a la idea de la creación la tarjeta ELM. En el 2007 sacamos 10.000 tarjetas y de esa manera los residentes indocumentados podían identificarse, probar su residencia en la ciudad y recibir ciertas asistencias, pienso que fue un proyecto muy exitoso. Algomás importante todavía, fue la aprobación por la Legislatura de Connecticut, a principios de este año, del otorgamiento de la licencia de conducir a residentes indocumentados y creo que, de alguna manera la tarjeta de residente abrió camino para que esto sucediera. Estoy seguro que también ha servido y sirve de inspiración y modelo para otros estados.

-¿Cuál es el porcentaje de residentes de origen latino en New Haven?

-Según el último censo la población latina era alrededor del 27%. De muy diversa composición, cultural y étnicamente. Con gran concentración de puertorriqueños, dominicanos, mexicanos y sudamericanos de todo origen. Es una comunidad de una textura muy rica.

-¿Cuál considera –si lo tiene- su mayor fracaso?

-Usted sabe que muchas veces, en el afán por que las cosas se hagan uno pierde la paciencia y algunas veces, a lo largo de estos años no fui muy paciente con la gente como debería haber sido.

-¿Qué significa la Universidad de Yale para New Haven?

-Es su mayor empleador. Y muchos de los negocios que existen en New Haven, provienen de la ciencia yla investigación de Yale o le proveen servicios, y constituye un vehículo muy importante para la creación de empleo, no solo en New Haven sino también en el Gran New Haven y en Connecticut. Es importante por eso, pero también porque el personal de las facultades y los estudiantes participan y están involucrados en todo tipo de actividades del quehacer comunitario, en las iglesias, escuelas, en los centros comunitarios y en la vida social de la ciudad.

-¿Qué piensa sobre la reforma migratoria?

-Creo que la inmigración es importante para el desarrollo económico. Pienso que la inmigración vigorosa es muy importante para el bienestar de los Estados Unidos. A esta nación lo que lo distingue es su rica historia y su práctica de recibir gente de todas partes del mundo y aquí vienen con enormes aspiraciones y deseos de emprendimiento y de allí que sean recursos valiosos para el país. Debemos encontrar un camino para que los 11 millones de indocumentados tengan estatus legal en este país, en primer lugar y en segundo, es importante que tengamos una política migratoria más generosa que permita el ingreso de mas inmigrantes. Eso seria inteligente y haría más fuerte al país.

-¿Cuál es su opinión sobre el Obamacare?

-Creo que tiene sentido para reducir costos del sistema, para lograr una cobertura universal, proveyendo un subsidio para aquellos que no tienen medios para pagar un seguro y como una forma de proveer asistencia preventiva, especialmente para la gente grande. Creo que es bueno, que es importante pero pienso también que la gente de Obama no hizo un buen trabajo en la implementación del plan y los estados que decidieron hacerse cargo y lanzarlo. Por ejemplo, Connecticut y California lo están haciendo muy bien y no tengo dudas que con el tiempo se verán las ventajas.

-¿Qué es lo que sigue después de dejar la Alcaldía?

-Varios años atrás fui Director de financiamiento de un banco de desarrollocomunitario de New Haven; voy a volver a eso en Enero próximo y también empezaré a dar clases de Estructura en Yale y en el otoño en Southern.Después de 30 años trabajando para la ciudad, estoy listo para un cambio.

-¿Ha pensado en pelear otra vez por la Gobernación de Connecticut?

-No. Es tiempo de trabajar para la comunidad desde otros lugares y de ser feliz en algo que ya no involucre a la política.

Fabiola Rinaudo

Avatar
Acerca del Autor