Irán tacha la nueva estrategia nuclear de EE.UU. de “terrorismo de Estado”

Naciones Unidas, 12 abr (EFE).- Irán tachó hoy la nueva estrategia de defensa nuclear adoptada por la administración del presidente de EE.UU., Barack Obama, de "terrorismo de Estado" por no descartar a la República Islámica como un posible objetivo.
"Esta política de chantaje nuclear y terror, que vulnera el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas, además de socavar la confianza entre naciones, debe ser denunciada", dijo en un discurso en un comité de la Asamblea General de la ONU el embajador de Irán ante el organismo, Mohammad Khazaee.
El diplomático preguntó a los miembros del comité de Naciones Unidas, que analiza la lucha contra el terrorismo, si no hay peor acto de terror "que amenazar a un país entero con armas de destrucción masiva".
"¿Se puede describir la nueva estrategia nuclear de EE.UU., que autoriza el uso de armas nucleares contra otros países, entre ellos Irán, como otra cosa que no sea terrorismo de Estado en su máxima expresión?", se preguntó el embajador.
También se cuestionó si amenazar "de manera pública y sin rubor" a un miembro de Naciones Unidas y parte del Tratado de No Proliferación (TNP) "no es una clara manifestación de terrorismo de Estado a gran escala".
La revisión de la política de defensa nuclear anunciada el pasado 6 de abril por Washington impone nuevos límites al empleo y las cantidades de armas atómicas en caso de conflicto bélico.
El nuevo documento establece, entre otras cosas, que EE.UU. renunciará a amenazar o atacar con armas nucleares a países que respeten sus compromisos dentro del TNP, pero incluye excepciones para naciones como Corea del Norte o Irán por sus programas nucleares.
Un día después, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, advirtió a Obama en un discurso en Teherán de que recibirá una "respuesta contundente" si amenaza la seguridad de su país.
Estados Unidos y otros países occidentales sospechan que el programa nuclear de Teherán incluye un proyecto oculto de fabricación de armas atómicas, extremo que niega la República Islámica.
Tras meses de tratar de llegar a un acuerdo con el Gobierno iraní, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Rusia, Francia, EE.UU. y Reino Unido) celebrarán esta semana en Nueva York una segunda reunión para negociar el contenido de una nueva ronda de sanciones contra Irán por negarse a detener el enriquecimiento de uranio.

Acerca del Autor