INACEPTABLE: Trampas para ganar en el deporte

El lunes 5 de Agosto se confirmó lo que se venía comentando en el mundo del béisbol americano, la suspensión de 13 jugadores de las grandes ligas, curiosamente 12 de origen latino por estar implicados en violar la política antidopaje y tener vínculos con una Clínica de Miami, que suministraba sustancias prohibidas para los deportistas.
El centro de atención en estas inhabilitaciones fue el pelotero de los Yanquis, Alex Rodríguez , de origen dominicano, quien es el jugador mejor pago del béisbol y, precisamente considerado uno de los mejores en la historia, por ostentar ya varios récords y muy cerca de alcanzar otros mas. La suspensión de él es por 211 juegos, lo que significaría que podría volver recién en el 2015. Los otros jugadores tuvieron penas mas livianas y el máximo llega a 65 juegos. A la fecha, Alex Rodríguez ha sido el único que se ha declarado inocente y ha decidido apelar la sanción, en un evidente desafío al Comisionado y a la Liga Mayor del Béisbol de los EEUU.
Esta situación tensa, ya manifestada en el primer juego de Rodríguez luego de conocerse la sanción, donde el público lo abuchó, se pronostica que tendrá repercusión fuerte en el aficionado y por supuesto, en la credibilidad de sus ídolos.
Esto de las sustancias prohibidas, en especial los esteroides que se aplicaron otros deportistas no es nuevo y solo basta recordar a los temibles bateadores de la década pasada Barry Bonds o Mark Mcgwire, manchados también por el uso indebido. Pero la lista de los deportistas tramposos es larga y abarca otros depoprtes, en el futbol/soccer uno de los mas sonados dopajes fue el de la estrella Diego Maradona; en el ciclismo, el año pasado Lawrence Armstrong admitió, luego de años de negativa que consumió sustancias prohibidas, siendo despojado de sus títulos; también el año pasado una pelea de box muy promocionada entre Maravilla Martinez y Julio Cesar Chávez hijo, luego de los controles se comprobó que el hijo del legendario peleador mejicano se había drogado. Hace pocos días también se supo que en la pruebas de dopaje los velocistas Tyson Gay de EEUU y Asafa Powell de Jamaica dieron positivos, los dos se perfilaban como serios rivales para el fenómeno Uzain Bolt, actual campeón mundial de los 100 y 200 metros.
Así están las cosas, y así se juega con la fe de los organizadores de los eventos, y mas aún con la credibilidad del aficionado. En definitva, se juega con el respeto al público, quizá el actor mas indefenso y anónimo y sin embargo, con sus entradas y uso de servicios para ver los espectáculos, es el que mantiene las poderosa empresas que manejan el deporte. La sanciones, así como estas recientes en el béisbol deber ser duras y ejemplares para volver a creer.

Bruno Alatrista

Acerca del Autor