Imna Arroyo: “Descubrí que soy un eslabón de mi herencia africana”

Artista Imna Arroyo expone en New Haven

Conocí a Imna Arroyo en el 1986 y desde entonces ella ha sido una de las mujeres que mas he admirado por su espirítu generoso y su entrega total en beneficio de los Latinos en Connecticut. Nacida en Guayama, Puerto Rico, Imna es una artista, pintora y escultora que encuentra inspiración en un mundo donde su cultura, su etnia y sus experiencias personales se acoplan para crear un universo de imágenes representativas, tanto de la cultura Afro-Caribeña, como de la gran imaginación de esta talentosa artista. Educada en la Universidad Católica de Santa María, Ponce y en la Escuela de Artes Plásticas, ambas en Puerto Rico, estudio también en New York y obtuvo su maestría en Yale University en Connecticut. En la actualidad es profesora de la escuela de Fine Arts en Eastern Connecticut State University, en Willimantic. Sus obras han sido presentadas en galerías en Estados Unidos así como en México, en Puerto Rico en exhibiciones individuales y en grupo. En el 2006, Arroyo fue seleccionada como “Distinguished Faculty of the Year” en Eastern, en reconocimiento de su trabajo como profesora y el impacto positivo que ha tenido en todos sus estudiantes. En el 2003, recibió el premio “Outstanding Woman” entregado por el grupo dedicado a reconocer el trabajo de mujeres por el mejoramiento del estado de Connecticut y de sus comunidades.

Actualmente realiza la exposición “Rompiendo el Silencio/Breaking the Silence” en la Galería John Slade Ely House, un centro de arte contemporáneo ubicado en 51 Trumbull St, New Haven (www.elyhouse.org ), abierta al público hasta el 4 de Marzo. Al mismo tiempo sus obras estarán en el Museo de Lyman Allyn Art en New London junto con obras de Tamayo y Diego Rivera. (www.lymanallyn.org).

-Imna,¿Cómo fue que te interesaste en la pintura?

-Yo siempre estuve interesada en las artes. Mi padre tenía reproducciones de artistas españoles como Velázquez , Goya y Salvador Dalí. También tenía una colección de música clásica y me llevaba a la Biblioteca Pública de Nueva York y al Museo. Comencé a coger clases privadas de dibujo con Francisco Delgado, el padre de Osiris Delgado, un pintor puertorriqueño que fue decano de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Puerto Rico, en Rio Piedras. En la escuela superior fui estudiante de honor y cogía clases de dibujo, historia y literatura por las tardes, en la Universidad de Santa María de Ponce .

-¿Tuviste apoyo en tu casa?

-Si! Mis padres me dieron permiso para participar en el programa de honor en la escuela superior y mi hermana pagó por mis primeras clases de dibujo con Francisco Delgado, maestro de dibujo y representante del Instituto de Cultura en Guayama.

-¿Cuál fue tu experiencia como estudiante en Yale?

-Yo vine a los Estados Unidos en 1973, a estudiar a Pratt Institute en Nueva York. Y me vine a Connecticut a Yale para hacer la maestría. Vivir en Nueva York y Connecticut me encantó muchísimo. En Connecticut encontré que la vida era mas manejable.Vine a estudiar a Yale, madre soltera de dos niñas maravillosas. En Yale fue de mucho enfoque, no tenía tiempo que perder. Tuve la gran fortuna de estudiar con Robert Ferris Thompson del departamento de historia del arte, el cual me introdujo a la cultura Africana y como esta se manifestaba en el sur de los Estados Unidos, el Caribe y la América de Latina. Esta experiencia de reconocimiento étnico cultural me despertó una consciencia de que yo pertenecía a un mundo mas grande, dentro de un contexto muy específico. Durante sus clases logré reconocer hasta gestos de mi familia que tenían origen en el Oeste de Africa.

-Cuentame tu experiencia como profesora en Eastern.

-Soy Catedrática en el Departamento de Artes Visuales, enseñó técnicas de grabado que incluye la xilografía , el intaglio, la serigrafía y la manufactura de libros artísticos. Llevo enseñando en Eastern desde 1992, he sido directora de los departamentos de Bellas Artes y del departamento de Artes Visuales. He recibido varios reconocimientos de la Universidad que incluyen el Premio de Distinguish Faculty Member of 2006; el premio de Martin Luther King; Distinguished Service Award of 2005 y Excellence Award, el que es dado en reconocimiento de excelencia en actividades creativas y académicas en el 2000. Entre las cosas que mas disfruto está el ser profesora y el poder contribuir al crecimiento de esta universidad.

-¿Desde cuándo te interesó integrar la historia Afro-Caribeña en tu trabajo?

-En 1997, tuve la gran fortuna de visitar Ghana, en la costa de oro en la Africa Occidental. Allí vi por primera vez, el mundo de mis antepasados y pude conectarme con ellos. Fue un despertar de conciencia para mi. Dentro de las galeras de Cape COSAT y Elmina, pude sentir el sufrimiento de los esclavos capturados, maltratados y empacados uno encima del otro en barcos que los llevarían a otro mundo. Allí me di cuenta de que yo también soy sobreviviente de esa experiencia, de esa herencia. Me di cuenta de mi fuerza como sobreviviente y que soy un eslabón en esta cadena, soy parte de un continum, algo que continúa conmigo. Esta experiencia ha influenciado muchos aspectos de mi vida, no solamente en relación a cómo me desenvuelvo como persona, mi imagen de mi misma, pero también el sentido de cómo soy, mi espiritualidad y mi trabajo como artista.

-¿Y la influencia de la religión Yoruba en tu vida?

-En mi primera visita a Cuba en el 2004, tuve la oportunidad de exhibir mi obra basada en la la diosa de las aguas Yemayá. La Oricha del océano que le da vida a todo en la naturaleza. Esta exhibición fue muy bien recibida en La Habana. El público asistente reconoció y me explicaron las implicaciones espirituales de mi trabajo. Por primera vez mis “visiones artísticas” no necesitaban traducción porque el público, no solamente tenía pleno conocimiento de lo que yo estaba creando, sino que sirvieron para poner mi trabajo dentro de un contexto histórico-religioso, de donde originaban las leyendas. En los últimos tres años he estado asistiendo a las conferencias internacionales sobre la Africaneidad en el Caribe y esto me ha ayudado grandemente en la adquisición de conocimientos básicos de la espiritualidad de la población Youba y su integración tanto en Cuba como en el resto del Caribe y las Américas. Esta investigación etno-cultural me ha abierto las puertas al mundo espiritual de mis ancestros.

-Eres esposa, madre, abuela, amiga, profesora, ¿cómo haces para cumplir con todos tus compromisos?

-Bueno, como lo hacemos todas nosotras., una cosa primero, luego la otra, con continuidad y consistencia. Mi esposo, mis hijos y nietos saben que mi pasión es mi arte y ellos me apoyan grandemente. Yo los he incluido en mi pasión, pues hasta el momento no he tenido problemas. Como profesora, la Universidad continúa su gran apoyo de mis investigaciones académicas. He recibido varias becas y apoyo económico para viajar a Africa, Cuba y el Caribe. Este apoyo me ha ayudado a hacer investigaciones mas profundas en Cuba y Miami. He podido examinar el trabajo de la antropóloga Cubana, Lydia Cabreras, de presentar mis pinturas en Cuba y Puerto Rico, además de crear obras nuevas basadas en estas experiencias.

-¿Después de la exposición en New Haven tienes otras proyectadas?

-Estaré en una exhibición de grupo llamada Expresiones: Caribbean and Latin American Art-de la colección de Benjamín Ortiz, en el Lyman Allyn Art Museum, en New London, CT. La exhibición abrirá el 23 de febrero y cierra el 24 de Junio del 2007. Organizada por Gustavo Valdes y Nancy Stula. También estaré exhibiendo con las artistas Phobe Godfrey y Audry Mucci, en la exhibición llamada Beyond the Physical: Mas allá de lo físico. La exhibición explora la temática de la espiritualidad y se llevará a cabo en Arts Space del 5 al 30 de marzo, en Main Street, Willimantic, CT. La apertura y recepción se llevarán a cabo el viernes 9 de marzo, de 5:30 a 7:30 de la noche. Todos están invitados y espero puedan visitar una de estas exposiciones.

Avatar
Acerca del Autor